Elecciones Colombia 2022

Francia Márquez será fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro: ¿Quién es ella?

De ganar, será la segunda mujer en el cargo y la primera de raza negra. Su activismo político nació de la lucha contra los impactos de la minería en el Cauca

Gustavo Petro la nombró como su fórmula vicepresidencial para las elecciones del próximo 29 de mayo.
Por Daniel Guerrero
23 de marzo, 2022 | 11:42 AM

Bogotá — Gustavo Petro cumplió la promesa que hizo hace más de un año de nombrar en la vicepresidencia a la segunda persona más votada dentro de su coalición del Pacto Histórico el pasado 13 de marzo.

Aunque se puso en duda que nombrara a Francia Márquez, quien obtuvo más de 780 mil votos en las consultas internas, para en su lugar nombrar a alguien de otro sector político, con el propósito de atraer más votantes y ganar en primera vuelta, el resultado del 13 de marzo lo llevó a inclinarse por la abogada de 39 años.

Márquez es oriunda de Suárez, un municipio del Cauca, desde donde forjó su liderazgo político a través del activismo contra los impactos ambientales que dejaba la minería en su municipio.

PUBLICIDAD

Es egresada de la Universidad Santiago de Cali, pero, además, es técnica agropecuaria del Sena, y especialista en escrituras creativas del ICESI. Su origen es humilde, su madre fue partera, agricultora y trabajó en la minería, mientras que su padre laboró como obrero y minero. Es madre de dos hijas.

Su activismo e incidencia social, política y comunitaria se gesta en la defensa del territorio, como espacio de vida y el reconocimiento de los pueblos étnicos, afrodescendientes, raizales, palanqueros e indígenas en la construcción de país.

Se ha consolidado como una figura de las luchas sociales porque debido a su activismo en el Cauca tuvo que salir desplazada de la zona por amenazas de grupos paramilitares como las Águilas Negras, Los Rastrojos y posteriormente, el Bloque Capital, entre otros.

PUBLICIDAD

La empatía que despierta Márquez está ligada a su condición de mujer, líder ambiental, afro y víctima del conflicto, características que despiertan especial interés entre los votantes quienes cada vez reclaman mayor equidad para la mujer y respeto a los líderes sociales de las regiones que luchan por el cumplimiento de los acuerdos de paz y del medioambiente.

En 2018 Francia Márquez fue seleccionada para recibir el premio The Goldman Environmental por sus protestas contra la minería ilegal de oro en su natal Suárez. Incluso ha tenido encuentros con líderes ambientales internacionales como la estadounidense Angela Davis. Además, ha sido reconocida en el Top 100 de mujeres más influyentes de la BBC de Londres.

En 2014 organiza en conjunto a la Asociación de Mujeres Afrodescendientes de Yolombó la Movilización de Mujeres Negras por el Cuidado de la Vida y los Territorios ancestrales, a la cual se sumaron otras mujeres del Norte del Cauca, una caminata hasta Bogotá para demandar garantías a sus derechos como mujeres y como pueblos negros; dentro de los acuerdos, se logró el reconocimiento de 27 Consejos Comunitarios del Norte del Cauca como sujetos de reparación colectiva en el marco del decreto ley 4635 de 2011.

Esa marcha tuvo un recorrido de 600 kilómetros y fue conocida como “La marcha de los turbantes”, lo cual le hizo merecedora del Premio Nacional a los defensa de los Derechos humanos en Colombia, en la categoría Defensora del año por liderar “La marcha de los Turbantes”.

En el marco de los diálogos para la Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, apoyó desde el PCN y la Comisión Étnica para la Paz en la incidencia para la participación de los pueblos étnicos en el proceso de paz, obteniendo como resultado el Capítulo Étnico para la Paz.

Realizó el Primer Encuentro de Mujeres Afrodiaspóricas por el cuidado de la vida y los Territorios Ancestrales con la participación de mujeres a nivel local, nacional e internacional realizado en Quinamayó – Santander de Quilichao como acto simbólico a la defensa del territorio como espacio de vida.

Entre 2013 y 2016, apoyó el proceso de caracterización de las afectaciones territoriales que sufrió el Consejo Comunitario de la Toma en el marco del conflicto armado, y posteriormente en la formulación de la Demanda de Restitución de Derechos Territoriales.

PUBLICIDAD