Mercados

Acciones de EE.UU. caen con vuelta de preocupación por la guerra; petróleo sube

El repunte de la renta variable a nivel mundial sigue siendo frágil a medida que se prolonga la guerra en Ucrania

Imagen de la Bolsa de Valores de Nueva York
Por Stephen Kirkland y Vildana Hajric
30 de marzo, 2022 | 11:52 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Las acciones estadounidenses caían al desvanecerse las esperanzas de una desescalada en la guerra de Ucrania y los inversores evaluaban los riesgos para el crecimiento económico derivados de la aceleración de la inflación. El petróleo se recuperó de una caída de dos días.

El S&P 500 caía tras las advertencias de que las ganancias de las últimas dos semanas tienen el sello de un repunte del mercado bajista. El Nasdaq 100, donde las tecnológicas tienen un gran peso, caía un 0,6%. Los bonos del Tesoro subieron en todos los vencimientos, después de que el martes una breve inversión en un segmento de la curva indicara la perspectiva de una recesión. En Europa, los rendimientos subieron porque los operadores apuestan a que una mayor inflación obligará a los responsables de formular políticas a poner fin a su era de tipos negativos antes de lo previsto.

PUBLICIDAD

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que las conversaciones con Ucrania no han dado lugar a ningún avance significativo y que queda mucho trabajo por hacer antes de que sea posible un acuerdo, lo que subraya las dificultades a las que se enfrentan los esfuerzos para alcanzar un alto el fuego. Los daños económicos de la guerra en Ucrania se están agravando en toda Europa, ya que la inflación, que ya es récord, se alzan aún más y Alemania corre el peligro de entrar en recesión debido a su dependencia de la energía rusa.

“Somos escépticos a la hora de adelantarnos a la esperanza. Aunque respetamos la cantidad de liquidez que hay y el deseo de ‘buy the dip’ (‘comprar la caída’) después de que hayamos visto una corrección en el S&P 500 y un mercado bajista en el Nasdaq, la realidad es que el riesgo ha subido fundamentalmente, tanto si se habla de riesgo geopolítico” o de fundamentos, dijo Lisa Shalett, directora de inversiones de Morgan Stanley (MS) Wealth Management, a Bloomberg TV. “Seguimos advirtiendo a la gente sobre la vulnerabilidad de las ganancias aquí”.

PUBLICIDAD

El petróleo volvió a superar los US$108 por barril en Nueva York. El dólar bajó, el euro subió y el yen rebotó desde un mínimo de seis años después de que el Banco de Japón se comprometiera a comprar más valores de los previstos e incluir deuda a más largo plazo.

El presidente Joe Biden está dispuesto a invocar poderes de la Guerra Fría para fomentar la producción nacional de minerales críticos para las baterías de los vehículos eléctricos y otros tipos de baterías, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Alemania puso en marcha un plan de emergencia para prepararse ante un posible corte de gas ruso, ya que el presidente Vladimir Putin insiste en que el combustible crucial debe pagarse en rublos. Rusia podría ampliar la lista de productos básicos por los que exige el pago en rublos para incluir el grano, el petróleo, los metales y otros.

Intercontinental Exchange Inc. (ICE) está estudiando la posibilidad de introducir cambios en sus futuros sobre el gas en Europa, después de que los precios alcanzaran récords y llevaran a algunas empresas a frenar sus operaciones, según personas familiarizadas con el asunto.

En el plano económico, las empresas estadounidenses añadieron 455.000 puestos de trabajo en marzo, tras un aumento revisado de 486.000 en febrero, según el Instituto de Investigación ADP. Los datos son coherentes con la opinión de la Reserva Federal de que el mercado laboral es sólido y preceden al informe mensual de empleo del gobierno del viernes, que actualmente se prevé que muestre que las nóminas privadas aumentaron en cerca de medio millón en marzo.

PUBLICIDAD

El repunte de la renta variable a nivel mundial sigue siendo frágil a medida que se prolonga la guerra en Ucrania. La inversión de la curva de rendimiento del Tesoro está avivando el debate sobre los riesgos de una desaceleración del crecimiento a medida que los bancos centrales de todo el mundo comienzan a retirar los estímulos. Los mercados monetarios de Estados Unidos prevén dos puntos porcentuales de subidas adicionales de las tasas de interés este año.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD