Argentina

El lado B del dólar planchado en Argentina: crece la deuda y la bicicleta financiera

El veranito cambiario de los últimos meses no es gratis: tiene como contracara una bola de obligaciones CER, o títulos en moneda local que se ajustan por inflación

Crece el peso de la deuda CER
04 de abril, 2022 | 11:57 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Los dólares financieros atraviesan un período de tregua con la economía argentina y se han mantenido durante todo el mes de marzo por debajo de los $200. Por citar un caso, el Contado con Liquidación (CCL) de acciones arranca esta semana en $188, tras haber tocado picos de $235.

Sin embargo, cada vez más analistas de mercado empiezan a ver nubarrones en el horizonte, y consideran que la pax cambiaria tiene una contracara que podría ser peligrosa: el crecimiento de la deuda en pesos indexada por inflación.

Desde GMA Capital elaboraron un informe cuyo título es “Deuda indexada y apetito por el carry trade, las claves del éxito financiero del Gobierno”. Los analistas advirtieron que el déficit primario se cuadriplicó en febrero y resaltaron que ese gap se está financiando con endeudamiento en moneda local en el mercado de capitales.

PUBLICIDAD

El informe alerta: “El Gobierno refinanció los $1,2 billones de vencimientos de deuda en pesos y sumó un 59% extra para fondear el rojo fiscal. En marzo, el rollover alcanzó 153% y el nuevo endeudamiento fue de $331.000 millones. Sin embargo, el peaje que [la Secretaría de] Finanzas tiene que abonar para poder convencer al mercado es emitir crecientemente deuda indexada [o CER, coeficiente de estabilización de referencia], es decir, no licuable por inflación. El desglose de las colocaciones por tipo de instrumento de marzo es elocuente: la nueva deuda CER (letras y bonos) explicó el 77% del total emitido. Esta proporción duplica el share promedio que este tipo de instrumentos había mostrado en 2021″.

Crece la deuda en CER.dfd

En ese marco, la deuda con ajuste sobre inflación también ganó terreno en el share total de la deuda pública argentina. “Considerando los últimos datos oficiales de febrero, desde fines de 2019 pasó de ser el 8% a representar el 18%. Además, mientras que hace poco más de dos años daba cuenta del 34% de los compromisos en moneda local, hoy esa importancia relativa avanzó hasta 59%”, indicaron desde GMA Capital.

Por otro lado, GMA sostuvo que la deuda CER creció US$ 42.500 millones –o 174% en moneda dura– durante la gestión actual y que el stock actual de casi US$67.000 millones equivale a 1,5 veces el compromiso con el FMI.

PUBLICIDAD

Mientas tanto, desde la ALyC Facimex Valores señalaron que el programa con el FMI apunta a moderar el financiamiento monetario para enfriar la inflación, pero que “esto implica que seguirá la acumulación de deuda en pesos y, probablemente, el grueso de ese financiamiento será CER”.

Cambio de estrategia

Desde la Consultora 1816 sostuvieron que el éxito de la “buena cosecha” de licitaciones por parte del Ministerio de Economía se dio a la ampliación del spread entre las tasas largas (Leliq, Badlar, Ledes y Lecer) y la overnight (pases). “El flujo a fondos CER y t+1 (que invierten 94% y 75% de sus portafolios en soberanos respectivamente) siguió creciendo en la última semana y sumó $311 millones en el primer trimestre, explicando cerca de la mitad del financiamiento neto en lo que va del año”.

Por último, desde esta firma alertaron: “Lo que más nos preocupa es cómo será la dinámica de las subastas del Tesoro a medida que los papeles que se emitan empiecen a vecer cerca del cambio de mandato presidencial, dadas las variadas visiones sobre cómo debe enfrentar el próximo Gobierno el stock de pesos y lo complejas que han sido las últimas dos transiciones presidenciales”.

Bicicleta financiera o carry trade

Para describir el movimiento que se viene observando en el mercado en favor de la estabilidad momentánea del peso GMA Capital en su informe recurrió a la vieja y conocida figura de la “bicicleta financiera”, dado que muchos capitales están pasando de dólares a pesos para aprovechar las tasas positivas. “Fue mucho más fácil obtener retornos en dólares con alternativas en pesos que poder sacarle ventaja concreta a la inflación”, resumieron.

Las estrellas de este 2022 son los títulos indexados. LECER y bonos ajustados por la inflación generaron los mayores retornos nominales y reales. Asimismo, como la apreciación del tipo de cambio Contado con Liqui fue de 15%, los rendimientos en dólares de las mejores opciones en pesos superaron el 22% en el trimestre (121% anualizado). El recorte del dólar financiero también favoreció el carry trade de las variantes tradicionales, como los plazos fijos. Estas colocaciones, si bien perdieron por 1,8% contra el avance del IPC, produjeron una ganancia de 15,5% en dólares”, sintetizaron desde GMA Capital.

Carry tradedfd

ADEMÁS:

PUBLICIDAD

¿Invierno sin gas? Industriales argentinos se preparan para el peor escenario

Boric llegó a Buenos Aires y se reunirá este lunes con Alberto Fernández

Inflación marzo 2022: Gobierno argentino espera aceleración en el IPC

PUBLICIDAD