Tecnología

Apple Watch apunta a función para monitorear presión sanguínea para 2024

La característica se ha planeado durante al menos cuatro años, pero probablemente está a dos años de llegar al mercado y puede demorarse hasta 2025

Un cliente mira un reloj de Apple Inc. Watch en una de las tiendas de la compañía en Sydney, Australia, el viernes 18 de marzo de 2022.
Por Mark Gurman
12 de abril, 2022 | 02:11 PM

Bloomberg — El plan de Apple Inc. (AAPL) para añadir un esperado monitor de presión sanguínea a su reloj inteligente se ha topado con algunos obstáculos y no se espera que la tecnología esté lista hasta al menos 2024, según personas con conocimiento del asunto.

La empresa cuenta con equipos que trabajan en un sensor y un software actualizados para el Apple Watch que determinarían si un usuario tiene la presión arterial alta, pero la precisión ha sido un reto durante las pruebas, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque el asunto es privado. La característica se ha planeado durante al menos cuatro años, pero probablemente está a dos años de llegar al mercado y puede demorarse hasta 2025, dijeron.

Las funciones de presión sanguínea pueden convertirse en un punto de venta clave para los smartwatches (relojes inteligentes) en los próximos años, pero la tecnología no ha sido fácil de dominar. Aunque rivales de Apple como Samsung Electronics Co. (005930) han lanzado relojes con esta capacidad, requieren una calibración mensual con un monitor tradicional. El año pasado, Fitbit, propiedad de Alphabet Inc (GOOG)., lanzó un estudio público para probar la medición de la presión sanguínea en la muñeca.

PUBLICIDAD

El fabricante del iPhone está realizando pruebas de su tecnología de medición de la presión arterial con sus empleados. Su enfoque previsto no indicará a los usuarios sus lecturas sistólicas y diastólicas específicas (las cifras utilizadas para evaluar la presión arterial), sino que advertirá a quienes lleven el reloj de que pueden tener hipertensión, es decir, una presión arterial alta, y que deben consultar a un médico o utilizar un medidor de presión arterial estándar.

La empresa también cuenta con equipos que están trabajando para añadir al reloj un control no invasivo del azúcar en sangre, lo que podría ser una gran ayuda para los diabéticos. Para esta función aún faltan varios años y todavía no se ha asignado un año de lanzamiento. Mientras tanto, la empresa ha hablado de añadir al reloj y a la aplicación Salud del iPhone una mayor compatibilidad con los medidores de glucosa de terceros.

Aunque las funciones de presión arterial y glucosa de Apple están todavía lejos, la empresa está trabajando en otras actualizaciones que se lanzarán antes. Entre ellas se encuentran las nuevas funciones de salud femenina, sueño, fitness y gestión de la medicación.

PUBLICIDAD

Una portavoz de Apple, con sede en Cupertino, California, no quiso hacer comentarios.

El Apple Watch se ha convertido en una pieza vital de la línea de hardware de Apple desde su lanzamiento en 2015. Forma parte de la división de wearables (objetos que se pueden usar en el cuerpo), hogar y accesorios de la compañía. Las ventas en el segmento aumentaron un 25% el año pasado hasta los US$38.400 millones, más ingresos que los que generan el Mac o el iPad.

La empresa tiene previsto añadir un sensor de temperatura corporal al reloj ya este año. La función, de la que Bloomberg informó por primera vez el año pasado, estaría diseñada inicialmente para ayudar a planificar la fertilidad. Las futuras versiones del reloj podrían ampliar la función para determinar si un usuario tiene una temperatura corporal superior a la normal, pero (al igual que con la presión arterial) es poco probable que muestre una medición real.

Apple también quiere ampliar su función de detección de fibrilación auricular en su reloj para calcular lo que se conoce como “carga”, o la frecuencia con la que una persona se encuentra en estado de fibrilación auricular a lo largo de un determinado periodo. Esa función podría aparecer en watchOS 9, la próxima actualización de software que debutará en junio y se enviará con los próximos relojes en otoño.

Para watchOS 9, Apple también está planeando un nuevo modo de bajo consumo que está diseñado para permitir que su smartwatch ejecute algunas aplicaciones y funciones sin utilizar tanta batería. Actualmente, los Apple Watch en modo de bajo consumo (conocido en el dispositivo como Power Reserve) sólo pueden acceder a la hora. La compañía también tiene previsto actualizar muchas de las esferas de reloj integradas que se suministran actualmente con el dispositivo.

Se espera que una versión actualizada de la aplicación Salud en el iPhone añada este año una mayor funcionalidad de seguimiento del sueño, gestión de medicamentos y nuevas funciones de salud femenina. Apple ha estado trabajando en una herramienta de gestión de medicamentos que permitirá a los usuarios escanear sus frascos de píldoras en la aplicación. El software controlará la adherencia y recordará a los usuarios que deben tomar su medicina. Pero es poco probable que la versión inicial de esta función para este año incluya todas las funcionalidades previstas.

PUBLICIDAD

Apple también tiene previsto añadir más tipos de entrenamiento y métricas adicionales relacionadas con el running en la aplicación Workout del reloj.

Aunque Apple está avanzando con varias funciones de salud, algunos empleados no están satisfechos con el progreso de la compañía. Argumentan que las mejoras están tardando demasiado y que la compañía no está haciendo suficientes apuestas en el área.

Recientemente, la empresa ha visto un número mayor de lo normal de salidas de médicos que trabajan en los equipos de salud. Entre las salidas se encuentran la de Charles Wang, antiguo ejecutivo de Johnson & Johnson, así como la de James Kretlow, Lawrence Huan, Yaniv Kerem y Bronwyn Harris.

PUBLICIDAD

El equipo de salud tiene unos 1.000 empleados, pero no ha crecido en al menos dos años. Por otra parte, un par de ejecutivos centrados en la salud del equipo de acuerdos estratégicos de la empresa (Gregg Spivey y Maziar Brumand) se han marchado en los últimos meses. El año pasado, Kevin Lynch, que ha dirigido el software de Apple Watch y Health, se retiró del equipo para dirigir los esfuerzos de la compañía en materia de autos autónomos.

Apple está planeando hasta tres nuevos Apple Watch para este año, incluyendo un modelo estándar de la Serie 8, una versión de gama baja SE y un modelo de gama alta con una carcasa robusta que está dirigido a los atletas extremos.

PUBLICIDAD

La empresa también está trabajando para llevar la conectividad por satélite al Apple Watch, preparando el terreno para los mensajes de texto de emergencia y las funciones de respuesta SOS. Está planeando lanzar esas capacidades en el iPhone ya este año. La tecnología permitiría a los usuarios enviar mensajes de texto al personal de emergencia a través de las redes de satélite e informar de incidentes.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD