Colombia

En Boyacá operará aeropuerto en junio y se prepara para habilitar 6 pistas más

El aeropuerto de Paipa será el primero en el departamento, mientras le apuesta a construir una terminal aérea de carga en Sogamoso

Foto: Gobernación de Boyacá
14 de abril, 2022 | 08:53 AM

El departamento de Boyacá, ubicado en el centro de Colombia, se alista para dar inicio formal a la aviación comercial a partir del mes de junio. Este era el único departamento del país sin un aeropuerto en funcionamiento, a pesar de que cuenta con varios aeródromos que fueron construidos hacia los años 50 y 60.

Desde 2005 la región no contaba con rutas de aerolíneas comerciales fijas y solo tenía capacidad para vuelos chárter esporádicos o de prueba para escuelas de aviación.

Después de tantos años el panorama está a punto de cambiar. Luego de una inversión cercana a los 24.000 millones de pesos, el aeropuerto Juan José Rondón de Paipa (municipio de Boyacá) finalmente servirá como puerto de salida o llegada de vuelos de la aerolínea EasyFly hacia o desde Bucaramanga y Medellín.

PUBLICIDAD

Además, se espera que paulatinamente se vayan sumando más aerolíneas a esta operación y que se inauguren otras rutas que conecten la región con la Costa Atlántica, el Eje Cafetero y el sur del país.

“Este es un paso histórico para valorar, ya que por fin Paipa se convertirá en una ruta aérea, lo que significa conectividad y competitividad de Boyacá”, aseguró la gobernación del departamento en un comunicado.

Alejandro Mejía, director de Inversión y Comercio de la Secretaría de Desarrollo Empresarial de Boyacá, le explicó a Bloomberg Línea que el departamento tiene un total de siete aeródromos que están ubicados estratégicamente para conectar la región internamente y que se encuentran en Tunja, Paipa, Sogamoso, El Espino, Quipama, Muzo y Puerto Boyacá. Estos aeródromos no contaban con certificado de operación y habían sido olvidados porque no tenían uso ni un Plan Maestro para su funcionamiento.

PUBLICIDAD

Ahora que recuperaron sus permisos de funcionamiento, los planes de la gobernación son desarrollarlos completamente en conjunto con la Aeronáutica Civil (la autoridad aeronáutica del país adjunta al Ministerio de Transporte).

De acuerdo con Mejía, luego de la apertura al público del aeropuerto de Paipa, la idea es seguir adelantando las obras en la terminal aérea de El Espino; luego seguir con Muzo para conectar el occidente de Boyacá. Y continuar con el megaproyecto para Sogamoso con el que buscan convertir su aeródromo conocido como Alberto Lleras Camargo en un aeropuerto internacional de carga.

El funcionario señaló que, en conjunto con la Aerocivil y el estructurador de proyectos aéreos AeroTEC, definieron que este aeropuerto debe ser de gran capacidad operativa debido a las competencias productivas del departamento y del centro de Colombia, es decir, que no solo podría servir a Boyacá sino también a los Llanos Orientales, el Meta, Santander y el norte de Cundinamarca. “La idea es que en su última fase tenga una pista de 4.600 metros de largo”, una más larga que la del Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, que tiene la pista de 3.900 metros.

“Eso quiere decir que la Aerocivil visiona que Sogamoso va a ser el aeropuerto que va a descongestionar El Dorado dada la cercanía, que está ubicado en el centro de Colombia y que puede proyectarse un gran desarrollo en el corto plazo”, explicó Mejía.

¿Por qué Boyacá no tenía aeropuertos funcionando?

Mejía señala que la cercanía con Bogotá pudo haber afectado la aviación comercial del departamento e impactado en la falta de prioridad para proyectos que recuperaran la capacidad aérea de la región. “De una u otra manera el boyacense entró en una mala zona de confort en la que sabía que tenía que perder cinco o seis horas de su tiempo para llegar a El Dorado en Bogotá cuando iba a salir o venía llegando de un vuelo nacional o internacional”, dijo.

Sin embargo, explica que la conectividad aérea era un tema urgente para la competitividad, el comercio exterior y la atracción de inversión en la región. Desde la gobernación, dice Mejía, esperan que los nuevos proyectos de aviación no solo contribuyan a la atracción de turistas, sino también a la atracción del sector empresarial.

“Un departamento en el siglo XXI debe estar conectado. Esperamos que lleguen empresas que estimulen la economía de la región y el empleo; así como turistas. Además, esperamos que los boyacenses puedan tener calidad de vida y no tengan que depender del Aeropuerto El Dorado, sino que también puedan viajar desde su región”.

PUBLICIDAD