Musk necesita un “préstamo gigante” o venta de acciones de Tesla para comprar Twitter

Estas son las alternativas que tendría el hombre más rico del mundo para conseguir el dinero para hacer su oferta por Twitter, así como las posibles dificultades de cada camino

El CEO de Tesla
Por Devon Pendleton y Tom Maloney
14 de abril, 2022 | 12:52 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Incluso para la persona más rica del mundo, US$43.000 millones es un precio elevado.

La oferta en efectivo propuesta por Elon Musk para comprar Twitter Inc. (TWTR) representa aproximadamente una sexta parte de su fortuna de US$259.300 millones. Sin embargo, la mayor parte de esa riqueza está ligada a su participación en Tesla Inc (TSLA), el fabricante de coches eléctricos que cofundó y que ha aumentado su valor en los últimos dos años y le ha llevado a la cima del Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

VER +
Musk ofrece US$43.000 millones para que Twitter deje de ser una empresa pública

La compra no es sencilla, pero Musk tiene varias vías de financiación. Una opción es vender directamente sus acciones de Tesla. Otra es pedir un préstamo para realizar una compra apalancada, posiblemente con socios externos. Musk, de 50 años, tiene actualmente unos US$3.000 millones en efectivo u otros activos algo líquidos después de gastar US$2.600 millones en la compra de una participación del 9,1% en Twitter en los últimos meses, según cálculos de Bloomberg.

Si compra Twitter, será su segunda propiedad más grande después de Tesla

Para que Musk consiga los 36.000 millones de dólares adicionales en efectivo necesarios para comprar el resto de Twitter, tendría que vender unos 36,5 millones de acciones de Tesla, o más de una quinta parte de su participación. Una decisión de este tipo podría poner en riesgo el precio de las acciones de la empresa, por no mencionar que podría plantear dudas sobre el compromiso, financiero y de otro tipo, de su CEO.

PUBLICIDAD

Su otra opción es pedir un préstamo contra sus posiciones en Tesla y en la empresa de exploración espacial SpaceX.

“Esto se convierte en una oferta de adquisición hostil que va a costar una gran cantidad de dinero en efectivo”, dijo Neil Campling, jefe de investigación de TMT en Mirabaud Equity Research. “Tendrá que vender una parte decente de las acciones de Tesla para financiarla, o un préstamo gigante contra ella”.

Límites del préstamo

Pero incluso para la persona más rica del mundo, hay límites: El índice Bloomberg estima que ya ha pedido prestados unos US$20.000 millones contra sus acciones, lo que deja unos US$35.000 millones restantes que teóricamente podría sacar contra las dos participaciones.

PUBLICIDAD

“La ‘mejor y definitiva’ oferta no vinculante de Musk de US$43.000 millones tiene numerosas condiciones, incluida la finalización de la financiación, que creemos que le dan una baja probabilidad de éxito”, escribió el jueves en un informe Robert Schiffman, analista de crédito senior de Bloomberg Intelligence.

VER +
Este es el mensaje con el que Musk acompañó su oferta para comprar Twitter

Musk tenía el 52% de sus acciones de Tesla pignoradas al 30 de junio, según la presentación más reciente de la compañía. El máximo que se puede pedir prestado contra las acciones pignoradas es el 25% de su valor, según una política de Tesla.

Desde entonces, Musk ha aumentado su número de acciones mediante el ejercicio de opciones. Sus 172,6 millones de acciones tienen un valor de US$172.000 millones, lo que significa que podría pedir prestados US$43.000 millones pignorando todas ellas.

Musk dijo en diciembre de 2019 que también había pignorado algunas de sus acciones de SpaceX. Su participación del 47% en la compañía vale unos US$47.500 millones, según su ronda de financiación de febrero de 2021. Si hay una relación máxima de préstamo a valor similar, podría recaudar otros US$12.000 millones pignorando completamente su posición en SpaceX -aunque los bancos tienden a ser mucho más cautelosos financiando una posición privada, dada la falta de liquidez.

Además, Musk tiene opciones de Tesla por valor de US$56.000 millones contra las que podría pedir un préstamo.

Los banqueros de Musk

Bank of America Corp. (BAC), Goldman Sachs Group Inc. (GS) y Morgan Stanley (MS) fueron tres de los bancos que proporcionaron préstamos personales a Musk, según una presentación de Tesla de 2020. Ha contratado a Morgan Stanley para que le asesore en la puja por Twitter, y su oficina familiar, Excession, está dirigida por el veterano asesor Jared Birchall, antiguo banquero de Morgan Stanley.

Independientemente de cómo lo haga, la compra de todo Twitter supondría una fuerte sacudida del imperio de Musk. Su compra de una participación del 9,1%, revelada por primera vez la semana pasada, marcó su primera diversificación significativa fuera de Tesla y SpaceX.

PUBLICIDAD

“No estoy jugando al juego de ida y vuelta”, dijo Musk en la presentación del jueves. “He pasado directamente al final. Es un precio alto y a sus accionistas les encantará. Si el acuerdo no funciona, dado que no confío en la dirección ni creo que pueda impulsar el cambio necesario en el mercado público, tendría que reconsiderar mi posición como accionista.”

Musk ha mostrado su devoción por Tesla y SpaceX, tuiteando con frecuencia sobre sus logros y afirmando que duerme en el suelo de una fábrica de Tesla para dar ejemplo a sus empleados. Mientras tanto, desde que reveló su participación en Twitter, ha apelado a otros usuarios sobre posibles movimientos y en un caso sugirió que el sitio web podría estar muriendo, dada la falta de tuits de algunas celebridades.