Argentina

La inflación más alta en 20 años: qué diferencias hay con la Argentina abril de 2002

El Índice de Precios al Consumidor de marzo arrojó el segundo registro más elevado del siglo. No obstante, las variables macro de hace 20 años eran muy diferentes a lo que se observa hoy

Avenida 9 de julio en Buenos Aires.
20 de abril, 2022 | 07:58 AM

La semana pasada el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dio a conocer el Índice de Precios Al Consumidor (IPC) correspondiente a marzo, que arrojó una inflación mensual de 6,7%, el segundo registro más alto en lo que va del siglo. Para encontrar un número mayor hay que remontarse a abril de 2002, cuando el IPC arrojó un valor de 10,4%.

Al comparar ambos períodos, la macroeconomía actual atraviesa un momento muy distinto al de aquel entonces. A diferencia de lo que sucede hoy, Argentina había finalizado en 2001 con una inflación muy baja, al igual que venía sucediendo a lo largo de todo el período de la convertibilidad que comenzó en los ‘90, cuando $1 se cambiaba por US$1. Sin embargo, rota la paridad con la divisa norteamericana, el peso sufrió a partir de enero una brutal devaluación que llegó a elevar el valor de la divisa estadounidense más de 200% en ese primer trimestre.

Ahora bien, ¿cómo estaban las variables macro en esa época y cómo están hoy?

PUBLICIDAD

El dólar

Más allá de los valores nominales –el dólar había pasado de costar $1 durante casi una década a moverse con picos de hasta $3 entre febrero y abril–, se puede observar la la diferencia entre abril 2002 y marzo 2022 en base a la cotización real del peso.

El Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM), que lleva adelante el BCRA, analiza la evolución de nuestra moneda con respecto a una canasta de monedas con las que comercia Argentina. A lo largo de abril de 2002 se ubica en un valor que oscilaba en torno a los 190 puntos, debido al fuerte salto cambiario.

ITCRM en 2002dfd

Hoy, en cambio el ITCRM luce mucho más apreciado, en un valor cercano a los 100 puntos. Esto se debe a que el Gobierno busca utilizar el dólar como ancla y lo va subiendo de manera homeopática, aunque acelerando este año. Por otro lado, la tasa de inflación corre por encima de la de devaluación.

PUBLICIDAD
ITCRM en marzo 2022dfd

Los fenómenos en ambos períodos son muy diferentes, ya que en 2002 no veníamos de un proceso inflacionario, sino que hubo un salto discreto del índice de precios por un ajuste de precios relativo clave (el dólar)”, explicó el director de la consultora Invecq, Matías Surt.

Y advirtió en relación a las cifras actuales: “Hoy tenemos inflación mientras los precios relativos de dólar y tarifas se atrasan”.

Por su parte, el director de la consultora Econométrica, Ramiro Castiñeira, agregó: “Argentina tiene un problema inflacionario desde hace 70 años. La particularidad fue que en los ‘90 los gastos públicos se fueron tapando con deuda. Cuando se cortó el crédito. volvimos a la financiación con emisión monetaria”.

La pobreza

Hacia octubre de 2001 Argentina ya mostraba una pobreza del 45,6%, según datos del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas), comparables con la metodología actual del Indec.

La crisis desatada y el salto devaluatorio e inflacionario llevaron la pobreza al 60,1% en mayo de aquel año.

Hoy la situación social es algo más holgada, pero no permite arrojar manteca al techo. Argentina cerró diciembre de 2021 con una pobreza del 37,3%, cifra que muy posiblemente vuelva a subir a partir del impacto inflacionario.

PUBLICIDAD

El salario

Otro clima de época suele ser el salario. Allá por 2002, cuando se dio la inflación más alta en lo que va del siglo, el salario promedio en Argentina se ubicaba en US$ 382, según información de la consultora Econométrica, tomando como base sueldos brutos al contado con liqui actual (precios constantes).

En tanto, en enero de este 2022, el salario registrado se encontraba en un promedio de US$ 494.

Gentileza de Consultora Econométricadfd

El PBI

Argentina había finalizado el 2001 con un PBI per cápita de US$ 7.208,37, según cifras del Banco Mundial. Pero tras la fuerte crisis en diciembre de 2002, el indicador cayó a US$ 2593,41.

PUBLICIDAD

Luego sobrevinieron años de crecimiento, al calor de un contexto internacional más benévolo y el Producto Bruto tocó un máximo de US$14.613 por persona al terminar 2017.

Tras la crisis cambiaria de 2018 todo aquello se diluyó y, si bien en 2021 hubo un rebote técnico por la pospandemia, hoy el PBI per cápita se estaría ubicando en 9.359,70.

PUBLICIDAD

Este último número es estimado y contempla un crecimiento sobre aumento poblacional del 9,1% en relación al valor de diciembre 2020 (última cifra consolidada).

Las reservas

Para finales de marzo de 2002, las reservas brutas del Banco Central se ubicaban en torno a los US$12.700, mientras que ahora llegan a $ US$43.136 millones .

En tanto, según Surt, las tenencias netas de la autoridad monetaria se encontraban terreno negativo por aquellos años (cerca de US$ 6.000 millones en rojo, según sus estimaciones).

PUBLICIDAD

Hoy las reservas netas estarían por encima de los US$ 7.000, luego de robustecerse gracias al acuerdo reciente con el Fondo Monetario Internacional.

El déficit fiscal

Según cifras consolidadas por el Ministerio de Economía, Argentina había cerrado el año 2001 con un déficit fiscal primario del 1,96% del Producto Bruto Interno, algo que rápidamente fue revertido en 2002 (ese último año terminó con superávit primario de 1,84%). En tanto, el déficit financiero de 2001 había sido del 7,03%.

En 2022 la Argentina también afronta problemas para llegar al equilibrio fiscal, pero viene de varios años sin lograrlo. El 2021 cerró con un déficit primario del 3% del PBI, según informó Economía, y un desequilibrio financiero del 4,5%.

PUBLICIDAD

En esta oportunidad, el Gobierno argentino recién espera conseguir el equilibrio fiscal en 2027.

Gentileza de Consultora Econométricadfd

TE PUEDE INTERESAR:

El litio en Argentina: estas son las empresas líderes en la fiebre del oro blanco

Gas natural: el gráfico que muestra cómo se disparó el gasto de Argentina en importaciones

PUBLICIDAD