Argentina

Impuesto a las ganancias: Argentina, entre los 10 países que más gravan a las empresas

Según un informe de Libertad y Progreso, además es el país de mayor presión impositiva sobre las empresas en toda América Latina

Además, es uno de los 10 países con mayor impuesto a los ingresos de empresas.
21 de abril, 2022 | 06:00 AM

Buenos Aires — La presión impositiva en la Argentina volvió a ubicarse en el eje de la agenda económica, luego de que el Gobierno diera a conocer su intención de poner en marcha un nuevo impuesto a las grandes empresas para poder hacer frente al pago de un bono, también conocido como “nuevo IFE”, destinado a los sectores más vulnerables del país.

Se trata de un impuesto “a la renta inesperada” que alcanzaría a grandes compañías que tengan ganancias superiores a los $1.000 millones. “El margen de ganancia también tiene que ser anormalmente alto en 2022 y se establecerá un criterio que, si la renta extraordinaria se canaliza hacia la inversión, la contribución será menor”, explicó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Tras conocerse esa iniciativa, que la oposición ya anticipó que rechazará, un informe de la Fundación Libertad y Progreso, con datos de la American Tax Foundation, manifestó que Argentina es uno de los diez países del mundo con el mayor impuesto sobre los ingresos de las empresas, en este caso, llamado ganancias.

PUBLICIDAD

Ello también posiciona al país como el de mayor presión impositiva sobre las empresas en toda la región latinoamericana. Además, el informe estimó que el aumento que planea el Poder Ejecutivo para estas semanas podría llevar a Argentina al primer lugar en el ranking de 180 países.

En comparación, el impuesto sobre los ingresos de las empresas en Argentina llega a 35%, mientras que en Chile es de 10%, en Uruguay del 25% y en Perú del 29%.

Fuente: Libertad y Progreso.dfd

Los economistas explican que en el resto de los países de América Latina y en buena parte del mundo tienen niveles de inflación significativamente más bajos, por lo que las distorsiones económicas y contables que enfrentan las empresas son sustancialmente menores que en Argentina”, argumentó la consultora.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, desde octubre de 2021 que se fijaron los nuevos pisos de ganancias mínimas imponibles para las empresas, perdieron 23% de su valor real, según la inflación informada por INDEC hasta marzo 2022.

ADEMÁS: Impuesto a la renta inesperada: oposición buscará frenar el proyecto en el Congreso

El Gobierno gasta más, exprime al sector productivo ,desincentivándolo a invertir y generar empleo productivo formal, por lo que la gente termina con empleos precarios o desocupada”, analizó el director de la Fundación, Aldo Abram.

Según su punto de vista, “desde el Estado aumentan las erogaciones, creando empleo público innecesario y subsidios que son pagados con más presión tributaria sobre el sector productivo, que entonces invierte y genera menos puestos de trabajo y, nuevamente, aparece el Estado asistencialista que crece a costa del sector privado”.

Por su parte, Diego Piccardo, economista de la Fundación Libertad y Progreso, analizó que, “dada la alta presión impositiva de Argentina, seguir subiendo impuestos para financiar el enorme gasto público perjudica a todos”. “No solamente a las empresas que paga definitivamente el impuesto, sino que también lo sufren los trabajadores desempleados que no encuentran oportunidades por la baja rentabilidad”, manifestó.

La Argentina tiene 165 tributos diferentes

Según un sondeo del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), hay 165 diferentes tributos en el país y la recaudación efectiva se encuentra concentrada en “relativamente pocos instrumentos de elevada recaudación”.

PUBLICIDAD

“Considerando la recaudación de 2021 de IVA, Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, Ganancias de personas humanas, Ganancia de sociedades, Derechos de exportación, Débitos y créditos bancarios (cheque) y el impuesto provincial a los Ingresos Brutos, se obtiene el 82% de la recaudación tributaria consolidada de Argentina”, puntualizó.

Además, si a esos ocho tributos se le agregan el impuesto sobre los Combustibles, los Derechos de Importación, Bienes Personales y la Tasa de Seguridad e Higiene Municipal (TISH), se tiene que el 91% de la recaudación consolidada argentina se concentra en 12 tributos. De ese total, diez de los cuales son nacionales. En contraposición, otros 153 tributos diferentes recaudan el 9% restante a nivel consolidado.

La recaudación por nivel de Gobierno

El análisis de IARAF sostuvo que, de cada $100 de la recaudación total en el país, $54 quedan en el nivel nacional, dado que $28 van para caja de ANSES y $26 al Tesoro Nacional. En tanto, unos $36 ingresan a las arcas de alguna provincia o Ciudad de Buenos Aires, y los Municipios en su conjunto reciben $10.

PUBLICIDAD
Fuente: IARAF.dfd

“Tomando los tributos de mayor recaudación, puede apreciarse que $91 de cada $100 de la recaudación consolidada se distribuyen automáticamente, recibiendo el Tesoro Nacional $25, ANSES $27, Provincias y CABA $31 y los Municipios $8″, calculó.

Las actividades con más impuestos

Christian Vignolo, gerente de Impuestos de Pgk Consultores, aseguró que las actividades mayormente afectadas son las primarias, principalmente Agricultura y Ganadería, y la industria manufacturera en general. “En el caso de la actividad agropecuaria es muy fuerte la incidencia de las Retenciones que se aplican a las materias primas que producen, sumado a las cargas de impuestos provinciales y municipales que soportan también junto a otras actividades del sector primario”, describió.

PUBLICIDAD

En el caso de la actividad industrial, evaluó: “Podemos destacar los costos laborales por cargas sociales que no se han flexibilizado, ya que los descuentos o detracciones promocionales han quedado fijas y desactualizadas, lo cual incrementa la presión por la depreciación de la moneda”.

Photo by Matias Delacroix/Getty Images.dfd

Además, apuntó: “Hacemos una mención especial para el sector industrial automotriz, en el que los impuestos internos afectan la política de precios, ya que determinados productos que no deberían considerarse bienes suntuosos o de lujo, pueden superar el monto de la escala que les determina una alícuota del 20% sobre el precio de lista que debe soportar el comprador de la unidad”.

Los argentinos emigran a uruguay

“Creemos que las personas humanas fueron los casos más concretos de la emigración del país por la presión impositiva, no sólo a Uruguay sino también a otros destinos como Italia y España”, opinó el gerente de Impuestos de Pgk Consultores.

PUBLICIDAD

Para Vignolo, ello se dio en dos marcos: “El primero, vía la planificación fiscal de efectuar la radicación en otro país, perdiendo la residencia fiscal en la Argentina. Y el segundo, en la cuestión de tomar la decisión de emigrar, buscando una estabilidad económica y mejorar la calidad de vida a países en los cuales se les facilita la radicación por poseer ciudadanías”.

“Nos encontramos con que los casos de emigración a Uruguay responden más a la planificación para bajar la carga de impuestos, pero sin alejarse tanto del país y teniendo en cuenta las cuestiones pertinentes para no recuperar la residencia fiscal en Argentina. Y la emigración a Europa está más vinculada a los aspectos de buscar una estabilidad y lograr una menor presión impositiva sobre sus ingresos y patrimonios”, subrayó.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD

Bonos 2022: ¿Cómo financiará Argentina los $200.000M en pagos a jubilados y trabajadores?

Guzmán viaja a Washington por la cumbre del FMI: ¿cuál es la agenda del ministro?

FMI mejora expectativas de crecimiento en Argentina y ratifica previsión de inflación

PUBLICIDAD