Economía

¿Qué tan grave sería que la inflación de Colombia supere el 10% anual?

En marzo el indicador superó el 8,5% y en abril se acercaría al 9%. Alcanzar el 10% en los próximos meses no es descabellado y le traería muchos problemas al país

Deudas billetera
05 de mayo, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — El aumento en los precios ha sido constante en los últimos meses tanto en Colombia como en el mundo. La inflación ya hace parte del día a día de los colombianos a quienes cada vez les alcanza menos la plata para adquirir principalmente alimentos.

La inflación ya superó el 8,5% en marzo y en abril habría seguido subiendo acercándose cada vez más al 9%, según gran parte del mercado. Los alimentos seguirían siendo clave en el alza del indicador. El dato oficial del comportamiento de los precios se conocerá la noche de este jueves por parte del Dane.

Pasar de un 8,5% a un 10% o más ya no luce tan lejano, razón por la que Bloomberg Línea contactó a expertos para conocer qué tan probable es que este escenario se materialice en el país, qué tan difícil sería reducir el indicador y, lo más importante, qué tanto afectaría esto a la economía y a la gente.

PUBLICIDAD

¿Es muy grave alcanzar una inflación arriba del 10%?

La inflación siempre es problemática ya que es prácticamente un impuesto regresivo, es decir que impacta muy fuerte a las personas con ingresos bajos, esto porque normalmente la inflación de bienes básicos se sube muy rápido, es una inflación muy volátil”, explicó Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank.

Teniendo en cuenta que el indicador ya está alto en el país, más de 4 puntos arriba del rango meta que le da tranquilidad al Banco de la República, Juan Pablo Espinosa, director de investigaciones económicas de Bancolombia resaltó que superar el 10% anual “sería una cifra negativa porque en la historia reciente del país no se ha llegado a esos niveles y en ese sentido, tratándose de una lectura que estaría muy por encima de la meta del Banrep implicaría eventual desconfianza sobre la credibilidad de esta, sumado a un amplio deterioro en la capacidad adquisitiva de los colombianos”.

La situación inflacionaria ya es delicada en Colombia, sobre todo por las fuentes de dónde esta viniendo que son los precios de los alimentos que afectan en mayor medida a personas y hogares de bajos y medios ingresos”, dijo Camilo Durán, economista senior de Credicorp Capital.

PUBLICIDAD

Aunque los expertos no ven con alta probabilidad que Colombia supere el 10% anual en la inflación, lo cierto es que es un escenario que no se descarta pues el indicador se habría acercado al 9% en abril. La incertidumbre que hay sobre los factores que están impulsando el precio de los alimentos por la situación de los fertilizantes y costos de insumos agrícolas en el mundo a raíz de la pandemia, el conflicto Rusia-Ucrania y la situación comercial por restricciones en China, podría seguir impulsando los precios, agregó Durán.

En palabras de Olarte, lo difícil de controlar la inflación depende de si es producida dentro de las fronteras del país porque la economía está creciendo demasiado fuerte, en ese caso seguramente la política monetaria puede ayudar a controlarla. Sin embargo, “si es una inflación de carácter externo, como por ejemplo en este momento los problemas logísticos de distribución y la guerra entre Rusia y Ucrania, esa inflación es un poco más difícil de controlar y puede tomar más tiempo en bajar”.

Una inflación alta no trae nada positivo

Para Espinosa, de Bancolombia, el hecho de que el indicador esté tan alto no tiene pros, pero sí muchos contras, entre estos el mayor deterioro de las condiciones económicas de los colombianos, “particularmente de los de menores ingresos porque ahí se ha concentrado la mayor parte de la inflación reciente”.

El experto añadió que si la inflación sube tanto hace que el manejo de la política económica sea un reto porque “implica tomar decisiones que más adelante van a llevar a una moderación en el crecimiento económico y porque tienen repercusiones sobre los mercados financieros y sobre el incremento en tasas de interés al cual acceden los colombianos con sus principales productos de crédito y en general crea un ambiente de volatilidad y condiciones macro que no favorecen el progreso socioeconómico del país”.

En palabras de Olarte, de Scotiabank, una inflación tan alta hace que la desigualdad en el país pueda aumentar. “Tiene contras, pues entre más alta es más difícil es bajarla porque existe la indexación de precios, como por ejemplo los arriendos, que si la inflación termina por encima de 10% este año, los arriendos del próximo año se van a ajustar en ese porcentaje” impactando el bolsillo de los hogares.

PUBLICIDAD