Asia

Trabajadores de planta de Apple en China enfrentan a guardias por confinamientos

Las tensiones en la fábrica de Quanta en Shanghái estallaron después de que los trabajadores intentaron regresar a los dormitorios después de sus turnos

Logo de Apple
Por Bloomberg News
06 de mayo, 2022 | 10:58 AM

Bloomberg — Cientos de trabajadores de una fábrica de tecnología en China se enfrentaron con las autoridades e invadieron las barreras de aislamiento después de semanas de confinamiento, un colapso sorprendente en los esfuerzos del Partido Comunista para contener las infecciones por Covid-19.

La fábrica de Shanghái, propiedad de Quanta Computer Inc. (2382) de Taiwán y que fabrica dispositivos para Apple Inc. (AAPL), entre otros, ha estado operando bajo estrictas restricciones desde principios de abril. En un video compartido en Twitter y YouTube, los trabajadores atravesaron las barreras y se enredaron con los guardias con equipo de protección blanco que intentaron mantenerlos adentro.

Los empleados de Quanta confirmaron que el choque ocurrió el jueves por la noche, mientras que la compañía no proporcionó comentarios de inmediato. Un trabajador dijo que la gente está preocupada por un mayor endurecimiento porque hay casos positivos de Covid-19 en el campus. El gobierno está asumiendo un papel central en la gestión de las operaciones de la planta, dijo otro empleado en el sitio.

PUBLICIDAD

El incidente subraya los crecientes desafíos para la estrategia de línea dura del presidente Xi Jinping para contener la pandemia. China ha impuesto bloqueos radicales de poner en cuarentena a los infectados y evitar la propagación del Covid-19, un enfoque que ha provocado protestas y quejas inusuales en la ciudad de Shanghái, de 25 millones de habitantes. La política también ha amenazado la economía de China, poniendo en peligro su capacidad para alcanzar una tasa de crecimiento objetivo del 5,5%.

La principal estrategia de China para minimizar el daño a su economía en medio de los bloqueos continuos es que las empresas y fábricas operen en un sistema de “circuito cerrado”, en el que los trabajadores viven y duermen en el lugar o en alojamientos cercanos a los que son trasladados. Esto ha ayudado a Shanghái a reiniciar la producción en más del 70% de sus instalaciones de fabricación industrial, mientras que el 90% de las 660 empresas industriales “clave” han reanudado la producción, dijeron funcionarios esta semana.

Pero no está claro cuánto tiempo se pueden sostener los circuitos cerrados, dados los recursos necesarios para alimentar y albergar a miles de trabajadores a la vez. El sistema también requiere que los trabajadores eviten el contacto con cualquier persona fuera del circuito, incluidos los miembros de la familia. La mayoría de las fábricas japonesas en Shanghái aún no han reanudado sus operaciones a pesar de las garantías de la ciudad de que la producción está volviendo a la normalidad.

PUBLICIDAD

Las tensiones en la fábrica de Quanta en el distrito de Songjiang de Shanghái estallaron después de que los trabajadores intentaron regresar a los dormitorios después de sus turnos, según el medio de comunicación taiwanés UDN. Más de 100 saltaron una puerta y pasaron corriendo junto al personal sin tener en cuenta las reglas, dijo.

La gente se está cansando y frustrando bajo los controles, dijo uno de los trabajadores.

Las operaciones en la instalación volvieron a la normalidad el viernes por la mañana, dijo otro trabajador.

Quanta es un socio fundamental para Apple, ya que genera más del 50 % de sus ingresos de la empresa con sede en Cupertino, California, mientras ensambla MacBooks y otros dispositivos. La empresa taiwanesa también trabaja para HP Inc. (HPQ), Dell Technologies Inc. (DELL) y Microsoft Corp. (MSFT), según datos de la cadena de suministro de Bloomberg.

Con la asistencia de Rachel Chang.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD