Colombia

Cinco verdades financieras de la primera generación de millennials de 40 años

Aunque la mayoría dice estar dispuesta a asumir riesgos para salir adelante, el 72% de los millennials elegiría la seguridad por encima del rendimiento

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
07 de mayo, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 8 minutos

Bogotá — Natixis Investment Managers lanzó su informe Five Financial Truths about Millennials at 40, enfocado en el momento en que la primera generación de millennials llega a los 40 años y entra en sus años de mayores ingresos.

El informe expone cinco verdades sobre los millennials y sus hábitos financieros, desmintiendo los estereotipos de que esta generación es frívola en el gasto y poco planificadora en sus finanzas y que espera depender del “banco de mamá y papá”.

La encuesta mundial realizada a casi 2.500 inversionistas individuales de entre 25 y 40 años, con un patrimonio mínimo invertible de 100.000 dólares, reveló que:

PUBLICIDAD

El 59% de los millennials cuenta con un asesor financiero profesional, un porcentaje mayor que el de la Generación X (56%) o los baby boomers (48%).

La planificación financiera es el consejo profesional que más les interesa sin duda para ayudarles a alcanzar lo que el 82% de los millennials dicen que son objetivos financieros claros, incluida la jubilación a los 60 años.

Son ahorradores diligentes, reservando el 17% de sus ingresos para la jubilación, en promedio.

PUBLICIDAD

Hasta ahora han acumulado una riqueza considerable, del cual el 31% del origen se atribuye a la propiedad de un negocio o a los ingresos por cuenta propia y el 37% dice que proviene de la inversión. Sólo el 17% cita la recepción de una herencia o el dinero de la familia como fuente de su riqueza.

“Los millennials tienen una mala reputación, ya que a menudo se les considera poco responsable desde el punto de vista financiero por favorecer el gasto frívolo en lugar del ahorro. Los millennials tienen grandes expectativas, pero también son proactivos cuando se trata de la planificación financiera y ya no son los jóvenes veinteañeros que a menudo se piensa que son”, dijo Dave Goodsell, director ejecutivo del Centro de Conocimiento del Inversor de Natixis.

“Esta generación ha disfrutado de un largo mercado alcista con bajos tipos de interés y poca inflación durante gran parte de su vida adulta. También han vivido el 11 de septiembre, el estallido de la primera burbuja tecnológica y una grave crisis financiera que aplastó a muchos de la generación de sus padres. Han conocido el aspecto de las pérdidas y quieren proteger sus intereses cuando ven que los riesgos aumentan y sus finanzas se vuelven más complejas. La buena noticia es que los millennials no sólo reconocen el valor del asesoramiento en materia de planificación, sino que también confían en los asesores financieros” comenta

Los resultados de la investigación de Natixis IM revelan cinco verdades sobre los millennials a los 40 años:

1. Los algoritmos no pueden responder a todas las preguntas financieras

Es fácil asumir que los millennials gestionan todas sus finanzas desde sus teléfonos, especialmente porque muchos de ellos dependen de las aplicaciones bancarias móviles. Sin embargo, la ola digital no se ha traducido en un deseo de asesoramiento de inversión automatizado, ya que los millennials son más propensos a depositar su confianza en las personas que en las soluciones digitales. De los que tienen un asesor profesional, el 88% de los encuestados confía en él a la hora de tomar decisiones, mientras que menos de la mitad (48%) confía en los algoritmos que son los motores del asesoramiento automatizado y solo alrededor de una cuarta parte (24%) confía en las redes sociales para hacer el trabajo.

Seis de cada diez (59%) millennials reciben consejos de un asesor financiero, ya sea solo (40%) o en combinación con asesoramiento automatizado, como un robo-asesor (19%). Sólo el 7% confía únicamente en el asesoramiento automatizado.

PUBLICIDAD

El elevado número de millennials que recurren a un asesor profesional podría ser el resultado de unas finanzas más complicadas, que hacen necesario un asesoramiento personalizado. Los millennials de más edad se están casando, comprando casas y formando familias, a lo que hay que añadir la diversidad en el lugar donde se obtiene la riqueza. La mitad de los encuestados afirman tener múltiples fuentes de riqueza que van desde el empleo (78%), la propiedad de un negocio/autoempleo (31%), las inversiones (37%) y las asignaciones/herencias (17%).

Los millennials quieren ayuda directa para gestionar sus activos en lugar de depender de un algoritmo. Cuatro de cada diez afirman que la ayuda para navegar por la volatilidad (40%) es una parte importante de su relación de asesoramiento. El mismo número dice también que es importante que sus inversiones se ajusten a sus valores personales, mientras que el 37% quiere que su asesor le ayude con cuestiones fiscales.

2. El riesgo es real cuando hay más en juego

Esta generación ha disfrutado de un largo mercado alcista con bajos tipos de interés y poca inflación durante gran parte de su vida adulta, y dos tercios (66%) dicen que se sienten cómodos asumiendo riesgos para salir adelante, aunque son mucho más reacios al riesgo de lo que dejan entrever, ya que el 72% dice que prefiere la seguridad de las inversiones al rendimiento.

PUBLICIDAD

La volatilidad en respuesta a la pandemia del Covid-19 y las crecientes tensiones geopolíticas que provocan inflación y subidas de los tipos de interés hacen que los millennials se centren en la gestión del riesgo (48%) a la hora de seleccionar las inversiones, más que en la capacidad de un fondo para batir los índices de referencia (26%). El 60% de los millennials afirma que la volatilidad del mercado perjudica su capacidad para alcanzar sus objetivos de ahorro y jubilación, y cuatro de cada diez dicen que la faceta más importante de la relación con su asesor financiero es la ayuda para gestionar la volatilidad.

“Aunque es bueno tener un sano respeto por el riesgo, muchos millennials están realmente en conflicto entre el riesgo y sus expectativas de rentabilidad. Las expectativas de rentabilidad se sitúan actualmente en el 16,3% por encima de la inflación, en parte porque las rentabilidades generadas en los últimos tres años son dos o tres veces superiores al 8,19% de rentabilidad media anual que ofreció el S&P en los 20 años transcurridos entre 2000 y 2020, lo que ha aumentado las expectativas”, comentó Dave Goodsell. “Sin embargo, también hay más volatilidad en el mercado, por lo que los inversionistas deben planificar en consecuencia y evaluar su apetito de riesgo”.

PUBLICIDAD

3. Los millennials entienden que no tienen que venderse para ser capitalistas

Los millennials ven la riqueza como una extensión de sus valores. El 78% piensa que invertir es una forma de tener un impacto positivo en el mundo y el 63% incluso cree que tiene la responsabilidad de ayudar a solucionar problemas sociales a través de sus inversiones. Por lo tanto, después del riesgo, la segunda consideración más importante de los millennials a la hora de seleccionar las inversiones es si éstas se ajustan a sus valores, pero también quieren obtener rendimientos a la vez que persiguen el cambio social.

Su pragmatismo con respecto a la inversión ASG se extiende:

· Los millennials saben que la inversión por sí sola no es suficiente. El 77% de los que tienen inversiones ASG dicen que su gestor de fondos debe comprometerse activamente con las empresas en las que invierten y el 72% espera que el gestor de fondos vote sobre todas las acciones que posee.

PUBLICIDAD

· El 57% entiende que los fondos indexados contienen empresas que pueden no reflejar sus valores personales.

· El 52% pide a su asesor financiero que ofrezca factores ASG para incluirlos en el análisis de la inversión, junto con factores financieros más amplios.

· Aunque el 63% de los millennials siente una responsabilidad personal para abordar los grandes problemas del mundo, también creen que la responsabilidad debe ser compartida por las empresas (80%) y los gobiernos (75%).

PUBLICIDAD

4. La jubilación se siente mucho más cerca a los 40 años

En todo el mundo, los millennials esperan jubilarse a los 60 años, en promedio. “Cumplir 40 años puede poner las cosas en perspectiva. Jubilarse a los 60 es un objetivo ambicioso, y son conscientes de los riesgos, lo que puede explicar la importancia que dan a la planificación y al asesoramiento”, comenta Dave Goodsell.

· Los millennials están comprometidos con el ahorro. De media, están guardando el 17% de sus ingresos anuales para la jubilación, ya que el 76% está de acuerdo en que cada vez es más su responsabilidad financiar su jubilación por sí mismos.

· Sin embargo, la inflación, que en los últimos dos años ha alcanzado el nivel más alto de los últimos 40 años, es considerada por el 72% de los millennials como uno de los mayores riesgos para la seguridad de su jubilación.

· Al 72% le preocupa que el aumento de los niveles de deuda pública en su país se traduzca en una reducción de las prestaciones públicas de jubilación en el futuro.

· Aunque el 70% de los millennials confía en poder jubilarse con seguridad financiera, el objetivo se acerca rápidamente, y el 66% dice aceptar que puede necesitar seguir trabajando más tiempo del previsto.

5. La pandemia sirvió para recordar los fundamentos financieros

El Covid-19 hizo que el 58% de los millennials se sintieran estresados por su seguridad financiera. El 28% de los encuestados afirmó que ellos o su hogar perdieron ingresos durante la pandemia y más de una quinta parte (22%) experimentó un importante retroceso en su seguridad financiera. Sin embargo, durante la pandemia, casi una cuarta parte de los millennials (24%) aumentó su actividad comercial a través de su asesor financiero, lo que quizás refuerza el valor del asesoramiento profesional cuando los mercados son volátiles. El 68% dijo que se sentía financieramente resistente, lo que podría ser el resultado de que los millennials se aseguraran de tener un plan financiero.

Sus tres principales temores financieros ahora son un gasto grande e inesperado, la seguridad laboral y los impuestos. Sin embargo, en retrospectiva, dicen que la pandemia sirvió para recordar lecciones financieras básicas, como la importancia de mantener el gasto bajo control (46%), tener una cuenta de ahorros de emergencia (38%) y evitar las emociones en las decisiones de inversión (32%).

PUBLICIDAD