Elecciones Colombia 2022

Rodolfo Hernández: estos son los problemas de su propuesta de reducir el IVA al 10%

El candidato presidencial de Colombia también propone eliminar el 4x1.000, aunque sus propuestas suenan bien, estas podrían traer más contras que pros ¿por qué?

Rodolfo Hernández: estos son los problemas de su propuesta de reducir el IVA al 10%
01 de junio, 2022 | 03:00 AM

Bogotá — Rodolfo Hernández, el santandereano que dio sorpresa en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de este domingo, publicó un trino en la noche de este lunes donde dio algunas luces de lo que propone, en varios aspectos, entre ellos mencionó temas tributarios.

Hernández, además de ser reconocido por sus TikToks, por su lenguaje coloquial, también lo ha sido por no exponer en detalle un plan de gobierno, pues su discurso se ha centrado más en luchar contra la corrupción -de la cual se le acusa-, reducir el tamaño del Estado y ser austero aunque en propuestas concretas no ha dicho cómo lo logrará.

En su trino del lunes en la noche mencionó 20 cosas que según él lo diferencian del uribismo. Entre estas se refirió a dos puntos que tienen una relación directa con los tributos. En el primero propone bajar “el IVA del 19% al 10% y lo voy a transformar en un ‘impuesto al consumo’, con el fin de revivir al sector productivo” y en el segundo expone que eliminará el GMF conocido popularmente como el 4X1.000, tributo difícil de desmontar y que nació temporal hace más de 20 años.

PUBLICIDAD

Los problemas de cambiar el IVA por un impoconsumo

Aunque en la práctica suena interesante lo que propone Hernández, lo cierto es hacer los cambios tributarios que propone no son del todo tan fáciles de lograr y por el contrario podrían generar más contras que pros. Junto a expertos veremos por qué.

Sobre su propuesta de bajar la tarifa del IVA del 19% al 10% y convertirlo en un impoconsumo, los expertos han dicho que si bien podría sonar a un mayor beneficio para la gente lo cierto es que estos tendrían que destinar más recursos para comprar las cosas pues los precios podrían incrementar. En otras palabras se pondría un impuesto del 10% a básicamente, todo.

Antes de entrar en mayores detalles vale decir que actualmente el IVA tiene 4 grandes grupos: los exentos que son aquellos bienes en los que no se le cobra el impuesto a la gente, pero los productores pueden pedir la devolución del IVA pagado por sus insumos; los excluidos, donde la gente no paga IVA y los productores no pueden pedir devolución de este; los de la tarifa general del 19% y los del 5%.

PUBLICIDAD

Cabe mencionar también que entre los productos exentos o excluidos del IVA hay alimentos de consumo básico como leche, huevos o carnes con el fin de que la población de menos recursos pueda acceder a estos sin pagar dicho impuesto, aunque expertos reiteran que mantener esos beneficios termina favoreciendo en mayor medida a la gente de altos ingresos.

Volviendo a la propuesta de la candidatura presidencial de Hernández, Germán Machado, docente de economía de la Universidad de los Andes expuso que “la propuesta de reemplazar el IVA por el impoconsumo tiene varias implicaciones. Como el impuesto al consumo sólo es pagado por el consumidor final, no es descontable para las empresas. Eso termina generando que, o estas reduzcan sus utilidades, o que el costo final al usuario sea mayor”.

Además, dice Machado, reemplazar el IVA por impoconsumo “podría generar distorsiones tributarias haciendo que diferentes sectores tengan tarifas efectivas distintas, justamente una de las inequidades que deben resolverse en una eventual reforma tributaria”.

Desde la visión de María Fernanda Valdés, PhD en economía y coordinadora para la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia, cambiar el IVA por impoconsumo no es recomendable por varias razones, entre las cuales está que el IVA es más fácil de cobrar.

Así mismo, resaltó Valdés, el IVA “tiene un mecanismo muy eficaz de auto control: como las deducciones fiscales de una empresa son la obligación fiscal de otra empresa, cuando una empresa le compra a otra, está en su interés financiero informar a la autoridad fiscal sobre la compra, para que pueda deducir el costo de su base imponible. Esto no existe para el impuesto al consumo y por eso no es tan fácil fiscalizarlo”.

Según un análisis que hizo el Ministerio de Hacienda, cambiar el IVA por un impuesto al consumo aumentaría la carga tributaria, afectaría las exportaciones dado que este tipo de productos están exentos del IVA, también impactaría a los bienes de la canasta básica.

PUBLICIDAD

Para Jorge Armando Rodríguez, decano de economía de la Universidad Nacional, “el IVA grava solo el valor agregado, mientras que el impuesto al consumo grava el valor bruto de los bienes y servicios y, como consecuencia de ello, es también un impuesto en cascada (impuesto sobre impuesto). Una reforma de este tipo sería contraproducente para los negocios y para los consumidores”.

Así mismo, podría incidir sobre el recaudo del Gobierno. “Si el recaudo cae, habría que preguntarse cómo se va a financiar la provisión de bienes y servicios colectivos que requiere la población colombiana”, agregó el decano Rodríguez.

¿Y el 4x1.000?

“La eliminación del 4x1.000 se ha discutido mucho en el país y ha sido recomendada por varias comisiones de expertos, la principal razón por la que no se ha podido eliminar es porque le significaría al Estado dejar de recaudar más de $7 billones anuales”, resaltó Valdés.

PUBLICIDAD

La experta agregó que para poner en perspectiva lo anterior, “eso es 3 veces lo que se gasta el Gobierno en el sector agropecuario. Si Hernández quisiera hacer este cambio debería hacer una reforma tributaria que recaudara, al menos, $7,4 billones, esto es, la mitad de la reforma del 2022″.

Desde la visión del decano de economía de la Nacional, aunque el 4x1.000 debería eliminarse porque además es inequitativo, por ejemplo, por castigar a los negocios con mayor rotación de ingresos, “los recaudos derivados de allí son importantes para el Gobierno y, en caso de eliminarse, tocaría reemplazarlo con fuentes alternas de financiación”.

PUBLICIDAD

Rodríguez añadió que “la propuesta del candidato Hernández conduciría a una reducción neta del recaudo, pues no plantea sustitutos. Eso sería inconveniente, en la medida en la que desfinanciaría algunos programas gubernamentales y, cabe esperar, ahondaría el déficit de las finanzas públicas nacionales”.

Dado que el 4x1.000 aporta casi lo de un tributaria típica en Colombia y teniendo en cuenta que el gobierno de Iván Duque entregará un déficit por arriba del 6% del PIB y una deuda cercana a 65% del PIB, el ajuste fiscal en el próximo Gobierno es inevitable, comentó Germán Machado al añadir que de proponerse su eliminación habrá que ver con qué reemplazar los recursos obtenidos a través de este porque si no el desbalance fiscal de Colombia sería aún más grande.

“Colombia tiene un faltante estructural de ingresos de alrededor de 2% del PIB, de manera que deberá reducir los gastos, aumentar la eficiencia y pasar una nueva reforma tributaria que genere recaudo, y aumente la simplicidad y equidad de las reglas de impuestos. Según el BID, Colombia malgasta anualmente la séptima parte de su Presupuesto, así que existe suficiente espacio para hacerlo mejor”, resaltó Machado, el docente de los Andes.

PUBLICIDAD

La propuesta de unificar todos los programas sociales

Rodolfo Hernández también dijo a través de su Twitter que propone “unificar más de 20 subsidios dirigidos a los más pobres y unirlos en una “Renta Básica” que llegue directo a las familias, eliminando todos esos procesos y burocracias que se prestan a la corrupción y el clientelismo”.

Sobre esto Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión y experto en temas de pobreza, dijo que “la unificación debe hacerse con mucho cuidado, sin arrebatos adanistas y sin dogmas”.

Es decir, agregó, “analizando cada caso con pinzas, pues se trata de un componente de transferencia no condicionada que tiene reglas e incentivos muy diferentes a otros que existen, como por ejemplo las transferencias condicionadas de Familias en Acción y Jóvenes en Acción, que han tenido una historia importante de ensayo y error en sus diseños y evaluaciones de impacto favorables, con beneficios en talla y peso de niños, escolaridad y empleabilidad”.

“Creo que conviene unificar los no condicionados y armonizarlos en una plataforma con los condicionados. Pero no unificarlos todos. Otra cosa que me preocupa de la propuesta de Rodolfo Hernández es que pretende unificarlos y mandar los subsidios por el Banco Agrario. Lo cual sería muy nocivo, pues se pierden las ganancias de eficiencia del mercado de operadores de productos financieros y cuentas de bajo monto”, comentó Angulo.

PUBLICIDAD