Economía

Inflación de Colombia sí habría bajado en mayo, pero no hay que cantar victoria

Aunque el promedio del mercado espera que el indicador sea 9,05% anual, menor al histórico de abril (9,23%), el país aún no habría vivido su pico más alto

Inflación de Colombia sí habría bajado en mayo, pero no hay que cantar victoria
03 de junio, 2022 | 03:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — El repunte de los precios lo han sentido los colombianos con mayor fuerza desde comienzo de este año tanto por razones internas como externas. En abril, el dato más reciente que se conoce, el indicador llegó a su nivel más alto desde hace 21 años al alcanzar el 9,23% anual.

Con el resultado de abril el indicador ya completa nueve meses por fuera del rango meta del Banco de la República que es entre 2% y 4%. Los alimentos siguen marcando la parada en el incremento de precios impulsado por el aumento en los costos de insumos agrícolas y fertilizantes por problemas en la cadena global de suministro, entre otras cosas.

Aunque en reiteradas ocasiones los expertos han dicho que la inflación en Colombia aún no ha tocado su pico máximo, la mayoría del mercado está esperando que el indicador descienda en mayo y se ubique en promedio en 9,05% anual con un máximo de 9,35% y un mínimo de 8,81%, de acuerdo con una encuesta del Citi que consulta a más de 25 entidades del sector económico y financiero. La cifra oficial la publicará el Dane este sábado.

PUBLICIDAD

Sin embargo, pese a la caída esperada en mayo, no hay que cantar victoria, según analistas consultados por Bloomberg Línea.

La inflación anual seguramente va a descender en mayo, pero eso no necesariamente es un indicador de que la inflación venga débil o bajita, sino es más un tema de contra qué nos estamos comparando hace 12 meses”, explicó Camilo Durán, economista senior de Credicorp Capital.

Durán agregó que “en mayo del año pasado tuvimos el choque total en inflación proveniente del paro nacional y bloqueo de vías que causaron una inflación histórica en alimentos que subieron 5,37% mensual, cifra que se tendría que repetir a esa velocidad y por consiguiente la total para que la inflación se mantenga estable o se acelere nuevamente”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, dijo el experto, “es muy difícil que eso se repita. El monitor que tenemos de precios mayoristas que publica el Dane está indicando que la inflación de alimentos puede estar entre 0,9% y 1,6% mensual que aunque todavía es una cifra importante, no es el 5,37% de hace un año”. Con esa dinámica, explicó Durán, esperan que la inflación total mensual sea de 0,85% lo cual haría que la inflación anual sea de 9,07% anual en mayo, inferior al 9,23% de abril, pero aún muy alta.

Según expertos de Bancolombia, en mayo la inflación mensual de alimentos sería de 1,6%, siendo esta la más baja en lo que va de 2022. La categoría de alimentos está mostrando señales de moderación y aunque este cambio de tendencia está concentrado en pocos productos, lo está haciendo en unos que tienen una alta participación en la canasta.

“La papa, los huevos, la carne de res y en menor medida los quesos, han sido los artículos cuyo precio más ha cedido en los pequeños comercios”, dice el informe de Bancolombia.

El documento añade que para la papa, el adelantamiento de la cosecha en las principales zonas productoras explica esta evolución, mientras que en los huevos lo explica el aumento del encasetamiento tras las distorsiones que generó la pérdida de activo biológico en medio de los bloqueos de 2021. Para la carne, la moderación es atribuible a la sustitución de este producto por otras proteínas de menor costo”.

No obstante lo expuesto, para Laura Parra, analista de Corficolombiana, el indicador sí habría subido levemente en el quinto mes. “Los datos del Sipsa de las primeras cuatro semanas de mayo confirman que los alimentos, en especial los procesados, continuarán contribuyendo de manera importante al resultado mensual. Además de esto, hay cierta inercia inflacionaria en productos de aseo personal y cuidado del hogar, vehículos, arriendos y restaurantes, que han liderado las presiones en los últimos meses”.

No hay que cantar victoria

“Aún hace falta que se transmita un choque adicional en el precio de los alimentos asociados al más reciente alza de precio de insumos y fertilizantes que afectará las próximas cosechas”, dijo Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa al tiempo que agregó que el anuncio del Gobierno relacionado al Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC) contribuirá a que la transmisión del alza del precio del petróleo se modere en el de los combustibles al consumidor final.

PUBLICIDAD

Desde la visión de Laura Parra, de Corficolombiana, “la inflación alcanzará su máximo de 10% en el último trimestre del año. A un panorama que ya era complejo en términos de oferta, por costos crecientes y dificultad en el aprovisionamiento de algunos insumos, se están sumando presiones crecientes provenientes de la demanda. Además, las dinámicas de indexación van a continuar en lo que resta del año”.

Para Camilo Durán, de Credicorp Capital, después de la desaceleración que se vería en el indicador durante mayo, es posible que se avecine una inflación más cercana hacia el 9,5% en junio y julio. “En junio de 2021 tuvimos inflación de -0,06% mensual por el efecto del día sin IVA. Entonces, pasa el efecto inverso que va a ocurrir ahora en mayo, como la base de comparación es muy bajita, la inflación tiene que ser no tan positiva o fuerte en junio para que la total se vuelva a acelerar de manera importante”, explicó.

Por último el experto añadió que después de agosto se podría empezar a ver una tendencia de desaceleración anual más persistente porque “los efectos base o de comparación van a ser más exigentes pues en el segundo semestre o a finales de 2021 fue donde se empezó a acelerar la inflación en Colombia”.

No hay que olvidar que persisten algunos riesgos que podrían mantener los precios al alza durante más tiempo. Aunque no es tan probable, dice Durán, podrían repetirse “choques como los que hemos atravesado hasta ahora en las cadenas de suministro global y su repercusión sobre bienes manufacturas, el conflicto entre Ucrania y Rusia y su impacto en las materias primas y la dinámica de fertilizantes a nivel global que viene moderándose un poco en las últimas semanas”.

PUBLICIDAD