Economía

Colombia no queda con presión de hacer una tributaria en el corto plazo: Minhacienda

El ministro José Manuel Restrepo habló con Bloomberg Línea sobre los retos que le quedan al nuevo gobierno. Resolver lo pensional y laboral, entre las tareas

Colombia no queda con presión de hacer una tributaria en corto plazo: Minhacienda
06 de junio, 2022 | 03:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — A casi dos meses de que haya relevo en la Presidencia de Colombia, el país queda con varios retos económicos y sociales aún sin resolver. El próximo gobierno que se definirá en la segunda vuelta del 19 de junio, en el que compiten Gustavo Petro y Rodolfo Hernández, llega con oportunidades de mejora pero también con amplios desafíos.

Ad portas del cambio de gobierno el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, habló con Bloomberg Línea sobre los retos que quedan por resolver en materia económica, qué priorizaría si continuara en el cargo, cómo ven el creciente déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), entre otros temas.

No doy recomendaciones al nuevo gobierno, pero si yo estuviera en sus zapatos construiría sobre lo construido. Es decir, sobre cómo lograr que Colombia continúe en la senda de mejoramiento competitivo con implementación de proyectos de infraestructura, con mejoramiento de recursos para ciencia, tecnología e innovación y con esfuerzos en materia de educación para mejorar nuestro capital humano”, dijo el ministro.

PUBLICIDAD

Sin embargo, eso no es todo, Restrepo agregó que haría esfuerzos para avanzar en materia de productividad del país y “avanzaría en un espacio para que el ajuste fiscal y gradual de las finanzas siga en su marcha, sobre todo, cómo lograr flexibilizar el gasto y la inversión pública de nuestro país que en un 90% es inflexible a la baja”.

Sobre la necesidad de una reforma tributaria, de la cual expertos han dicho que sí se requiere otra y ojalá se presente en el primer año del gobierno entrante, el ministro fue enfático al decir que en el Marco Fiscal de Mediano Plazo que se presentará el 14 de junio habrá sorpresas positivas en materia fiscal y “ojalá en deuda pública”.

“En ese orden de ideas, la presión a corto plazo de una reforma tributaria es muchísimo menor, pero claro, los gobiernos normalmente tienen ideas adicionales, propuestas nuevas que implican más gasto e inversión pública, en cuyo caso sí van a tener que identificar fuentes adicionales de recursos para financiarlo”, resaltó Restrepo.

PUBLICIDAD

En palabras del jefe de la cartera de Hacienda, “dentro de los desafíos que tiene el país están los temas pensionales, laborales, nuevas fuentes de crecimiento de largo plazo del país para aumentar el crecimiento potencial del país y temas relacionados con la flexibilidades de gasto e inversión pública en el Presupuesto General de la Nación (PGN)”.

Además de lo anterior citó los retos que tiene Colombia para avanzar en financiamiento verde. Colombia se puso unas metas muy desafiantes en crecimiento sostenible, el 51% de reducción de gases de efecto invernadero en 2030, ser carbono neutral en 2050, la estrategia de economía circular, entre otros que “suponen necesidades gigantescas de recursos, el financiamiento verde se va a convertir en una prioridad, yo avancé con los bonos verdes, pero debe venir el fortalecimiento de mercados de carbono”.

El hueco del fondo que subsidia los combustibles

Cálculos recientes del Comité Autónomo de la Regla Fiscal (CARF) exponen que “aún si se aplicara la fórmula del ingreso al productor desde mayo 2022, y en ausencia de pagos del Gobierno, el déficit del FEPC podría alcanzar los $33,7 billones al cierre de 2022″. Esto sería un costo de casi $3 billones mensuales.

Hay que recordar que el FEPC, creado en 2007, busca estabilizar los precios a los combustibles con el fin de que si hay un aumento fuerte en los precios internacionales del crudo estos no se transmitan inmediatamente al bolsillo de los colombianos a través de precios más altos en la gasolina y el ACPM.

Para poner en contexto lo anterior, el precio promedio de venta de la gasolina en las 13 ciudades principales del país se ubica en $9.030, mientras que el precio promedio de venta del diésel en las 13 principales ciudades de Colombia es de $8.868. Según dijo el Ministerio de Minas en marzo de este año, sin el FEPC el precio promedio del galón de gasolina debería estar $4.500 más caro y el del ACPM $6.200 más caro en lo corrido de 2022.

Volviendo a los datos del FEPC, según el Ministerio de Hacienda, el déficit del fondo, acumulado a marzo de 2022, es de $14,1 billones. Dicho monto esperan dejarlo saldado con recursos de caja y de los dividendos que le corresponderían a la Nación fruto de la liberación de una parte de la reserva ocasional de Ecopetrol, informó recientemente la cartera.

PUBLICIDAD

Sobre los $18 billones adicionales que se acumularían hasta diciembre para completar los $33,7 billones del CARF en 2022, Restrepo dijo que “los valores que vengan a continuación no los sabe nadie porque la tasa de cambio y los precios del petróleo son volátiles y no sabemos qué comportamiento tendrán”.

En el Marco Fiscal de Mediano Plazo vamos a definir una hoja de ruta de lo que viene a continuación. Esa hoja de ruta va a dejar unos valores presupuestados en el PGN de 2023, 2024 y 2025 de pagos adicionales que había que hacer para cubrir los eventuales déficit de años posteriores”, agregó el ministro.

Una de las críticas que ha recibido el déficit creciente del FEPC es que son recursos que podrían destinarse mejor a otros programas sociales y no a subsidiar la gasolina. Sobre esto el jefe de la cartera de Hacienda comentó que “no podemos eximirnos del contexto que estamos viviendo, en el contexto de la pandemia el FEPC fue fundamental para evitar que el impacto fuera violento sobre los más vulnerables y en este momento de salida de pandemia, ha sido fundamental para evitar las volatilidades en los precios”.

PUBLICIDAD

Restrepo agregó que “si no hubiera existido este instrumento entre el 2020 y 2022 habría aumentado la inflación en por lo menos 5 pps y eso hubiera afectado a los más vulnerables del país y habría tenido un impacto social en el sector productivo y ciudadanos”. Vale decir que la inflación se mantiene en cifras históricas en Colombia.

Por último para el próximo gobierno, en caso de que quiera incidir o modificar las actividades de Ecopetrol, el ministro dijo que “simplemente haría un planteamiento general, cualquiera de las propuestas que realicen los gobernantes deberían evaluarse en función de un tamiz que tenga varios criterios: ¿la iniciativa o propuesta contribuye o no a la sostenibilidad fiscal, social, al crecimiento económico o a la transición energética?”.

Si la propuesta destruye un sector que puede ser clave para el crecimiento de la economía, que es fuente importantísima de sostenibilidad fiscal pues habría que verla con mucho cuidado y ver si es que es conveniente o no y si es conveniente evaluar de qué manera se va a sustituir esa fuente de crecimiento y fiscal en el corto, mediano y largo plazo”.

PUBLICIDAD