Cripto

Fortunas de millonarios cripto se desvanecen tan rápido como las amasaron

Siete multimillonarios con patrimonios vinculados al cripto han perdido desde noviembre un total combinado de US$114.000 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg

Tyler,a la izquierda y Cameron Winklevoss. Fotografía: Eva Marie Uzcategui/Bloomberg
Por Tom Maloney
13 de junio, 2022 | 08:21 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Uno construyó una fortuna que rivalizaba con los titanes tecnológicos más ricos de Estados Unidos. Otro acumuló un cofre de guerra que prometió que cambiaría la política y la filantropía. Algunos recibieron una segunda oportunidad de riquezas después de que empresas pasadas fracasaron.

La locura de las criptomonedas convirtió a Changpeng Zhao, Sam Bankman-Fried, Mike Novogratz y un puñado de otros creyentes de los activos digitales en multimillonarios. Pero tan rápido como se convirtieron en las nuevas caras de la riqueza global, ahora están viendo sus fortunas desaparecer a un ritmo asombroso.

Con una fortuna de hasta US$145.000 millones el 9 de noviembre, cuando el bitcoin (XBT) alcanzó un récord de casi US$69,000, siete multimillonarios con patrimonios vinculados a la industria cripto han perdido desde entonces un total combinado de US$114.000 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Muchos otros que han apostado fuerte por bitcoin, desde el director ejecutivo de Microstrategy Inc. (MSTR), Michael Saylor, hasta el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, también están sintiendo el golpe ya que el precio del token digital más grande del mundo se desplomó por debajo de los US$23,000 el lunes, el nivel más bajo desde diciembre de 2020.

PUBLICIDAD
Desplome cripto/Siete multimillonarios perdieron un total de 114.000 millones de dólares desde el pico de criptomonedas de noviembredfd

Una vez visto como el comienzo de una nueva era de finanzas descentralizadas, el sector de cripto ha sido sacudido por dos colapsos de alto perfil en el lapso de semanas. Celsius, una de las plataformas de préstamos cripto más grandes, anunció el domingo que estaba congelando todas las transacciones en su red tras la especulación de que no podría cumplir con los rendimientos prometidos en algunos de sus productos. Eso siguió al colapso en mayo de la llamada stablecoin TerraUSD y su token hermano, Luna, que se conmemora como un tatuaje en el brazo izquierdo de Novogratz, el fundador de Galaxy Digital Holdings Ltd.

Si bien los mercados globales están en crisis a medida que la Reserva Federal y otros bancos centrales planean aumentar agresivamente las tasas de interés para combatir la inflación más alta en décadas, la velocidad a la que las criptomonedas se han desplomado en las últimas semanas destaca. Y aunque hay poca evidencia de grietas hasta ahora en el mercado laboral más amplio de los Estados Unidos, las pérdidas en los activos digitales han llevado a algunos cripto multimillonarios a recurrir a recortes de empleos.

Zhao, fundador de Binance, la plataforma de criptomonedas más grande del mundo, dijo que su firma tiene “un cofre de guerra muy saludable” y está expandiendo la contratación. Aún así, el hombre de 44 años ha visto caer su fortuna personal, que alguna vez fue la número 11 del mundo, un 89% a US$10.200 millones desde que debutó en el índice de riqueza de Bloomberg en enero. Su firma también se ha convertido en un punto focal  para los investigadores estadounidenses que buscan controlar la industria de las criptomonedas.

PUBLICIDAD

Bankman-Fried, el CEO de 30 años de la plataforma de comercio de criptomonedas FTX, ha reducido su fortuna en un 66% desde que alcanzó un máximo de US$26.000 millones. Eso podría hacer mella en sus planes de regalar su dinero y gastar mucho en política. El magnate invirtió US$16 millones en súper PAC en abril, lo que lo convierte en uno de los principales donantes de grupos externos, y ha dicho que espera donar más de US$100 millones durante las próximas elecciones presidenciales para apoyar a los demócratas.

Novogratz, de 57 años, cuyo fondo macro en Fortress Investment Group fue liquidado en 2015 después de dos años de pérdidas, ha apostado su regreso al cripto, llamando recientemente a Terra una “gran idea que fracasó”. Su fortuna cayó el lunes a US$2.100 millones, por debajo de cuando debutó en el Índice de Multimillonarios de Bloomberg en diciembre de 2020, cuando bitcoin cotizó alrededor de US$29.000 dólares.

Mientras tanto, Cameron y Tyler Winklevoss vieron caer sus fortunas a US$3.000 millones cada uno, desde US$5.900 millones cada uno. Los fundadores gemelos de 40 años de la plataforma de criptomonedas Gemini, que anunció este mes que recortaría alrededor del 10% de su fuerza laboral, están actualmente de gira con su banda de rock, Mars Junction.

Coinbase Global Inc., el mayor intercambio de criptomonedas de Estados Unidos, rescindió ofertas de empleo a medida que los precios de las criptomonedas seguían cayendo. Los fundadores Brian Armstrong, de 39 años, y Fred Ehrsam, de 34, que alguna vez tuvieron una fortuna combinada de US$18.100 millones, la han visto reducirse a US$2.100 millones cada uno, ya que las acciones de la compañía han caído un 79% desde su oferta pública inicial (OPI).

En cuanto a Saylor, de 57 años, mantiene la fe y tuiteó “In Bitcoin We Trust” (Confiamos en el bitcoin) el lunes, junto con una nueva imagen de sí mismo rodeado de un rayo. Microstrategy, la compañía de software que fundó y que se desplomó en valor durante la burbuja de las puntocom en 2000, comenzó a comprar bitcoin en 2020. Sus acciones cerraron en un máximo de US$1,272 en febrero de 2021, cuando los 2.36 millones de acciones que Saylor posee actualmente habrían tenido un valor de US$3.000 millones. Desde entonces, se han desplomado alrededor del 88%.

Bukele, el presidente de El Salvador de 40 años, no había tuiteado sobre la caída de cripto el lunes hasta las 4:45 p.m. en Nueva York. Hace aproximadamente una semana fue el primer aniversario de su impulso para hacer que bitcoin fuera moneda de curso legal en el país centroamericano. En ese momento, se cotizaba en unos US36.000 dólares.

PUBLICIDAD