Argentina

BCRA determina mayor suba de tasas desde que asumió Alberto Fernández

La medida era esperada por el mercado. ¿En cuánto quedó la tasa del plazo fijo?

La medida era esperada por el mercado.
16 de junio, 2022 | 10:41 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Luego de que se conociera el dato de inflación de mayo, el directorio del Banco Central de la República Argentina dispuso elevar en 300 puntos básicos la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, pasando de 49% a 52%, en lo que fue la sexta suba de 2022.

Al mismo tiempo, mantendrá los mecanismos por los cuales garantiza que la suba de la tasa de política monetaria se traslade íntegramente a los depositantes, tanto de personas humanas como empresas, a través de los plazos fijos con tasa mínima y los plazos fijos UVA.

“Es por ello que el Directorio del BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 53% anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos”, indicó en un comunicado.

PUBLICIDAD

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram ---

En tanto, aclaró que, para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima anual garantizada se establece en 50%.

“Los datos de mayo confirmaron la desaceleración en la inflación que se había iniciado en abril, con una significativa baja en la categoría núcleo”, manifestó y aseguró que espera que los registros de inflación mensuales continúen descendiendo gradualmente.

PUBLICIDAD

Además, analizó que “se ha observado recientemente un aumento en la percepción del riesgo financiero internacional”.

La autoridad monetaria continúa su proceso de gradual normalización de la tasa de política y del resto de la estructura de tasas de interés de la economía, de forma de contribuir a preservar la estabilidad financiera y cambiaria, sostener el crecimiento del producto y del empleo y reducir la inflación”, sostuvo y remarcó que “la suba de tasas actúa principalmente incentivando el ahorro en pesos”.

Su acción antinflacionaria entonces pasa en gran medida por contribuir a la estabilidad cambiaria y financiera, debiendo estar complementada con otros instrumentos de la política económica para reducir la inercia inflacionaria”, expresó.

El organismo además ratificó que “continuará calibrando la política monetaria en función de la evolución observada y prospectiva del nivel general de precios y continuará llevando a cabo acciones para alinear su política monetaria con los objetivos y planes del Banco Central para 2022, en los que las autoridades establecieron como meta fijar el sendero de la tasa de interés de política hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local”.

Una suba que busca estabilizar el mercado

Creo que la suba de hoy apunta principalmente a estabilizar el mercado de deuda, más allá de la inflación”, estimó Sebastián Menescaldi, economista de la consultora EcoGo.

En diálogo con Bloomberg Línea, opinó que, “para tener un real impacto en la inflación, la tasa debería correr por encima de los valores actuales”.

PUBLICIDAD

“Hoy el mercado, posterior a la corrida de la semana pasada que exigió que el BCRA compre $300.000 millones, pide más tasa para empezar a pensar a refinanciar la deuda en pesos”, explicó el economista, que aclaró: “La caída de la semana pasada fue dura y, problablemente, provoque que empresas y otros jugadores no quieran volver al mercado de T+1 y prefieran quedarse en el T0″.

Por su parte, el consultor Gabriel Rubinstein señaló que “la suba de 300 bp, más que afectar el curso de la inflación, buscaría frenar la corrida del mercado de bonos en pesos en favor del dólar”. “Estimo que es una medida acertada”, puntualizó.

Para Iván Carrino, “el Banco Central reaccionó tarde a las subas de tasas en comparación con bancos centrales de la región”.

PUBLICIDAD

El rumbo es el adecuado, y la intensidad todavía está por verse. Es decir, no sabemos aún si el BCRA no sigue quedándose corto con este movimiento. Habrá que ver qué pasa con las expectativas y con los datos de inflación de junio y julio”, dijo a este medio.

Francisco Mattig, portfolio manager de Consultatio Financial Services, advirtió que la suba de tasa en estos términos “puede ser contraproducente porque termina perjudicando aún más el balance del BCRA”.

PUBLICIDAD

TE PUEDE INTERESAR:

Empresas argentinas corren para refinanciar su deuda ante restricciones del BCRA

Inflación mayo 2022 en Argentina: ¿cuáles fueron los alimentos que más aumentaron?

Tres gráficos que muestran cómo se van complicando las metas de Argentina con el FMI

PUBLICIDAD