PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De Colombia para el mundo: Diana Trujillo es elegida directora de vuelo en la NASA

La ingeniera aeroespacial colombiana reflexiona en entrevista con Bloomberg Línea sobre el futuro de la carrera espacial, la humanidad y su deseo de ir a la Luna

Se mudó a los 17 años a EE.UU. sin saber inglés y trabajó a tiempo completo para pagar sus estudios. Hoy, es considerada una las científicas hispanas más importantes no solo por sus aportes desde su posición en la NASA, sino también por su rol como inspiradora de una nueva generación de científicas en Latinoamérica.
20 de enero, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 9 minutos

Bogotá — La colombiana Diana Trujillo, quien trabajó en el desarrollo de manos robóticas para colectar materiales en la superficie de Marte con la NASA, manifestó en una entrevista con Bloomberg Línea que no está lista para darse por vencida con la Tierra, al ser cuestionada sobre una hipotética migración de los seres humanos a nuevos planetas en medio de la carrera espacial actual.

“Como ser humano me sentiría muy incómoda en decir: ‘Bueno, pues ya no hay nada aquí en la Tierra, todo esta dañado, vámonos’. Siento que bueno, ¿y qué fue lo que yo hice?, o sea, claramente tengo que contribuir a arreglarlo”, reflexionó la ingeniera aeroespacial colombiana, que trabaja para responder a la pregunta de si alguna vez hubo vida en la superficie del planeta rojo.

PUBLICIDAD

Trujillo manifiesta que la actual situación de crisis ha hecho reflexionar a la humanidad acerca de la idea de para dónde vamos y “ojalá” también sobre el concepto de desechar, de que algo “ya no sirve” o “no me gusta” entonces lo boto, lo que en el caso de una hipotética migración sería “me voy para el nuevo” planeta.

Trujillo se mudó a los 17 años a EE.UU. sin saber inglés y trabajó a tiempo completo para pagar sus estudios. Hoy, es considerada una las científicas hispanas más importantes no solo por sus aportes desde su posición en la NASA, sino también por su rol como inspiradora de una nueva generación de científicas en Latinoamérica.

PUBLICIDAD

Te voy a decir lo que se me viene a la mente cada vez que me pregunta alguien sobre colonizar Marte, o colonizar otro lugar, siempre se me viene esa escena en la película de WALL·E donde todos se montan en ese cohete grandísimo, con las gaseosas y todo, y como que ya, se acabó (risas).

Ver más: Mujica: “La política no está a la altura de lo que está solicitando la gente”

“A mí me gusta mucho trabajar en la NASA porque la razón por la que hacemos lo que hacemos es para entender con respeto y con reverencia lo que está afuera y lo que no sabemos, de dónde venimos. Entendiendo que en muchos momentos nosotros como seres humanos somos los inmigrantes, somos los visitantes a otros lugares”, afirmó.

Diana Trujillo, de 41 años, dijo que cuando se refiere a esto se siente hablando con respecto a Star Trek, “cuando todos están yendo a entender otras culturas, a respetar otros lugares. Cuando hacemos esas investigaciones es en esa forma, entendiendo, pero no dañando; entendiendo, pero no destruyendo; entendiendo, pero dando espacio”.

La colombiana también se refirió a los viajes espaciales privados y destacó que ya se esté hablando de la idea de que “el espacio es para todos”, aunque en la práctica esto no ocurra así en los inicios porque primero serán “personas que tienen muchísimo dinero”. Pero, “la probabilidad y la esperanza están allí, antes no la había”, por lo que la conexión de los seres humanos con el espacio puede llegar a ser más estrecha.

PUBLICIDAD

Recientemente, Trujillo también fue elegida como directora de vuelo en la NASA “para supervisar las operaciones de las misiones de la Estación Espacial Internacional, de la tripulación comercial y del programa Artemis”, informó esa agencia.

“En esta función, estos individuos dirigirán equipos de controladores de vuelo, expertos en investigación e ingeniería y personal de apoyo en todo el mundo, tomando las decisiones en tiempo real que son fundamentales para mantener la seguridad de los astronautas de la NASA en el espacio”, apuntó.

PUBLICIDAD

La ciencia en las portadas

La líder de la fase de superficie científica del brazo Mars 2020 en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, habla durante la Makers Conference 2019 en Dana Point, California, EE.UU., el jueves 7 de febrero de 2019.dfd

Hasta hace muy pocos años la ciencia y las personas detrás de ella no solían ocupar las portadas de los grandes diarios en Latinoamérica, una situación que empieza a cambiar de la mano de personalidades como Diana Trujillo, múltiples veces reconocida como personaje del año.

En octubre pasado, fue reconocida junto a otras dos ingenieras latinoamericanas del JPL de la NASA con los Premios STEM de la Fundación para la Herencia Hispana gracias a su aporte en la misión del rover Mars Perseverance 2020.

PUBLICIDAD

A propósito, Trujillo afirmó a Bloomberg Línea que “como seres humanos, como latinoamericanos, hispanos, aportamos en muchas formas diferentes”.

Pero “a veces nos hemos quedado en los futbolistas o los artistas y el mensaje que pienso que le estábamos mandando a la generación de nosotros, a la generación de los que vienen detrás, es que eso es lo que importa. No estábamos demostrándoles que no tienen que ser futbolistas, si a ti te gusta otra cosa, puedes hacer otra cosa”.

PUBLICIDAD

Ver más: De Colombia a las grandes ligas: la historia de la VP de Google Hispanoamérica

En este momento “le estamos diciendo otra vez” a las nuevas generaciones “tú puedes escoger, si no lo hay tú lo puedes hacer y si no está ya invéntatelo y hazlo tú, porque tú vales la pena. Estamos abriendo las posibilidades de poder participar en todas estas cosas que están pasando”.

PUBLICIDAD

Recordó las palabras que le dijo su abuela cuando pequeña: “Hágale mija”, y les dijo a las nuevas generaciones de científicas que “las posibilidades están ahí”, pero que no se dejen “desinflar de otras personas”.

No escuches mucho lo que no eres, sino lo que eres. A veces uno se la pasa escuchando: ‘Ay es que te falta esto, pero es que no tienes esto, no estás haciendo esto, pero es que ni siquiera estás en el país correcto y ni siquiera hablas el lenguaje correcto’. Todas esas cosas son las que no soy, ¿pero qué tal las que sí soy?

“Entonces qué puedes hacer con lo que sí eres, ponte a trabajar eso, entiende tu meta (…) porque a veces el entorno de nosotros no ha cambiado lo suficiente para poder ayudarnos a seguir adelante con la idea que tenemos, (…) tú puedes esperar a que el entorno cambie o tú puedes cambiar, tú puedes cambiar el entorno y puedes cambiar tú”, afirmó.

“Entendiendo más sobre el terreno de Marte”

La colombiana se mudó a los 17 años a EE.UU. sin saber inglés y trabajó a tiempo completo para pagar sus estudios. Hoy, es considerada una las científicas hispanas más importantes no solo por sus aportes desde su posición en la NASA, sino por su rol como inspiradora de una nueva generación de científicas en Latinoamérica.dfd

Como jefe táctica de la misión para el rover Mars Perseverance, que se lanzó el 30 de julio de 2020 y aterrizó el 18 de febrero de 2021, Trujillo tiene un rol clave para comprender más acerca del planeta rojo.

Desde entonces, explica Diana Trujillo, se han realizado varias actividades que incluyen la recolección de cinco muestras de roca en la superficie de Marte, lo que les hace pensar en que deben seguir colectando e investigando más, según explica.

“Del lado de nosotros de ingeniería, lo que me da más felicidad es saber que estamos entendiendo más del terreno de Marte en dos niveles”, al referirse a las imágenes captadas con el helicóptero explorador Ingenuity y desde el brazo del rover Perseverance.

Gracias a estas imágenes, ejemplifica, se empieza a estructurar el equivalente al Google Maps del planeta rojo con diferentes perspectivas e incluso audios, gracias a la incorporación de micrófonos. “En general estamos entendiendo diferentes perspectivas y formas distintas de Marte que no lo habíamos hecho. (…) el hecho de que continuemos colectando rocas en este lugar es un aviso para nosotros de que sí estamos en búsqueda de algo y estamos encontrando cosas que nos interesan”, afirmó.

La misión que viene después de esta es Mars sample return (2026), por medio de la cual un rover deberá recoger todas las muestras de roca y polvo recogidas por Perseverance, tras lo cual deberá ponerlos en un cohete y traerlas para la Tierra. “Si nosotros hacemos eso, esa sería la primera vez que podemos demostrar que podemos tener un cohete que venga de Marte a la Tierra”.

Ver más: Edgardo Osorio, el colombiano detrás de los zapatos de la realeza y celebridades

Los retos

Menciona que uno de los retos más grandes que experimentaron fue la pandemia, ya que en medio del ensamblaje del rover tuvieron que afrontar cambios en las dinámicas de trabajo, afectando la forma en la que por “muchísimos años” se han hecho las examinaciones, en un momento en el que se requiere del grupo para “entender cómo es que todo funciona”.

De lado de la ingeniería también había mucha expectativa, ya que en el proceso tuvieron resolver desafíos de última hora como un problema en el software del helicóptero que finalmente fue resuelto por el equipo y otras situaciones para las que se preparan en las examinaciones y que eventualmente han ocurrido.

Las simulaciones son claves en el proceso y por ello los especialistas disponen de tres diferentes escenarios en los que las realizan para poner a punto los mecanismos antes de la retadora misión a Marte.

Desde el lado de la ingeniería hubo varios retos (en la misión) pues hay siempre cosas que nadie planea y nadie espera. Desafortunadamente uno de los retos más grandes antes de salir fue la pandemia.

Es tan simple como el carro, pero tan complicado como ir a Marte, cuando te digo eso es porque todas las personas que diseñan el carro tienen la expectativa de que tú lo vas a manejar en una forma específica, pero resulta que no lo manejas así, sino que haces otras cosas adicionales”, comentó Diana Trujillo sobre el proceso y los cambios que deben realizar en medio de las pruebas.

Además de los retos técnicos, los grupos, que han venido trabajando entre 5 y 8 años, deben resolver situaciones que podrían ocurrir en un escenario real, aspectos que van desde una falla de comunicación con el rover o hasta “lo más simple como que se fue el internet”.

“Llega un momento en el que yo tengo que saber la movida que tú vas a hacer y tú debes saber la que yo voy a hacer, y no tenemos mucho tiempo para no entendernos”, relató sobre las situaciones que deben resolver en ocasiones hasta en “20 minutos”.

Aplicaciones en las misiones espaciales

Diana Trujillo durante sus trabajos en la NASAdfd

Trujillo cree que las actuales misiones y los estudios con relación a los rovers les ayudarán a los especialistas a gestionar los retos futuros en relación a la comunicación, así como a entender las dificultades de la superficie y cómo se pueden realizar examinaciones más fáciles.

“Estamos haciéndolo en una forma que para mí me parece espectacular, coordinada. (…) cuando llegue el ser humano una vez más a la Luna, podemos usar todos esos escenarios”, dijo la especialista al referirse al Perseverance, que tiene “un instrumento que genera oxígeno en la superficie de Marte”.

“Nosotros no necesitamos el oxígeno para rover, pero sí estamos demostrando que lo podemos hacer en el caso de Artemis”, que busca llevar a Luna a la primera mujer astronauta en 2024.

Otro uso de la tecnología que se está desarrollando tiene que ver con los vehículos pesados y la habilidad de estos de navegar con las fotografías que están tomando.

El rover de la más reciente misión a Marte tenía un mapa en la memoria y mientras estaba entrando tomaba fotos que iba comparando para saber exactamente dónde estaba.

Y si la foto que tomaba no era la que esperaba, corregía el ángulo en el que venía, algo que “claramente” les va a ayudar para poder aterrizar vehículos grandes en la superficie de la Luna o de Marte.

Ver más: Cofundador de Wikipedia critica obsesión de redes sociales por el “engagement”

El rol de las mujeres en las misiones

Pienso que es muy importante hacer la representación intencional cuando lleguemos a Marte de todos los seres humanos en general. Todos sabemos que las mujeres han estado trabajando al igual que los hombres en estos proyectos de misiones espaciales, pero desafortunadamente cuando miramos a los grupos que fueron a la Luna en sí, y caminaron en ella, no estamos hablando de mujeres”, dijo.

Reflexionó desde una mirada personal que “la NASA en sí está tratando de corregir esa imagen” de las misiones anteriores frente a la representatividad y “se ha dado cuenta de que importa” cómo se refleja a los seres humanos intencionalmente, particularmente cuando se dirigen a otro planeta u otra Luna.

“No solamente tener representación que demuestre quiénes somos como seres humanos, porque al final del día nosotros no estamos explorando como una institución o como un país o una ciudad, estamos explorando como el planeta Tierra, al final del día cuando lleguemos la Luna, una vez más y caminamos en ella, tú te vas a sentir igual de emocionado que yo me voy a sentir, fuimos todos”.

Reconoció que “claro que le gustaría ir” a la Luna y “participar en todos los proyectos” de la misión. “A mí me parece muy emocionante saber de que hay muchas cosas que han pasado cerquita, una detrás de la otra (…). Estamos hablando de volver otra vez a Marte, de ir a la Luna, son muchas cosas seguidas, yo a veces me preguntó si mi abuela, tu abuela, tu abuelo alguna vez se les cruzó esto por la mente, me parece tenaz y me hace pensar cuando nosotros seamos viejos ya y pensemos qué va a pasar”.

PUBLICIDAD