PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Pink Floyd busca al menos US$500 millones por la venta de su catálogo musical

Habría cuatro posibles compradores, entre ellos Warner Music Group y Sony Music Entertainment

Pink Floyd
Por Lucas Shaw
23 de junio, 2022 | 04:30 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los miembros de la legendaria banda de rock Pink Floyd están buscando al menos US$500 millones como parte de un acuerdo para vender su catálogo de música, según personas familiarizadas con las conversaciones, lo que, de concretarse, sería una de las mayores ventas en la historia de la música.

El grupo está vendiendo su catálogo de grabaciones y composiciones, así como el poder de crear merchandising relacionado a la banda, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las conversaciones son confidenciales. Patrick McKenna, quien representa a la banda en el proceso, no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios.

PUBLICIDAD

Según las personas, McKenna ha reducido la lista de posibles compradores a cuatro. Los nombres incluyen Warner Music Group Corp (WMG) , Sony Music Entertainment (SONY) y BMG. Sony y Warner ya distribuyen parte de la música de Pink Floyd.

Pink Floyd es uno de los grupos de rock británicos más populares y conocidos de la historia, conocido particularmente por “Dark Side of the Moon” y “The Wall”, dos álbumes que definieron la música en la década de 1970. La banda ha vendido 75 millones de discos en Estados Unidos, lo que la convierte en el décimo artista que más ha vendido, según la Recording Industry Association of America (RIAA, Asociación de la Industria Discográfica de América).

PUBLICIDAD

En los últimos años, muchos músicos famosos se han beneficiado de un mercado de catálogos de canciones muy dinámico, aprovechando el interés tanto de las empresas musicales como de las financieras. Por ejemplo, Bob Dylan vendió sus grabaciones a Sony Music en un acuerdo estimado en más de US$150 millones, y su catálogo de canciones a Universal Music en un acuerdo de entre US$200 y US$300 millones.

Los inversores empiezan a ser recelosos a la hora de adquirir carteras musicales debido a la subida de la tasas de interés y a la incertidumbre sobre la economía. No obstante, la demanda se ha mantenido en la parte más alta del mercado.

Durante décadas, conseguir que todos los miembros de Pink Floyd se pongan de acuerdo en algo ha sido un reto. El grupo se formó en 1965 con la dirección del entonces vocalista Syd Barrett, que lo abandonó tres años después. Roger Waters el cantante y bajista, dejó la banda en 1985 y posteriormente demandó a sus compañeros por el uso del nombre. Waters y el resto del grupo han discutido a lo largo de los años mientras la banda, liderada por el guitarrista David Gilmour, seguía publicando discos.

Esta es una de las principales razones para elegir a McKenna, que dirige el grupo de asesoramiento Ingenious Media, con sede en el Reino Unido, para que les guíe en el proceso.

PUBLICIDAD