Multa de China a Didi asciende a US$1.200 millones tras un año de investigación

Se espera que las principales aplicaciones de la compañía regresen a las tiendas móviles de China

La aplicación de Didi Global Inc. para su descarga en la Apple Inc. App Store en un smartphone dispuesto en Hong Kong, China, el viernes 3 de diciembre de 2021. Didi ha comenzado los preparativos para retirarse de las bolsas de valores de EE.UU.  y empezará a trabajar en una venta de acciones en Hong Kong, un sorprendente cambio de rumbo al ceder a las demandas de los reguladores chinos que se habían opuesto a su cotización en en Estados Unidos. Fotógrafo: Paul Yeung/Bloomberg
Por Bloomberg News
21 de julio, 2022 | 01:25 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Después de un año de investigaciones al gigante de viajes, Didi Global Inc. (DIDIY) ha sido multada con más de 8.000 millones de yuanes (US$1.200 millones) por el gobierno chino. La pesquisa ilustra la dura campaña de Pekín contra las empresas de internet del país.

La entidad que supervisa la intenet dijo que se descubrió que Didi había violado tres leyes y que esas operaciones ilegales amenazaban la seguridad nacional. También impuso multas de 1 millón de yuanes al chairman de la empresa, Cheng Wei, y al presidente de la misma, Jean Liu.

La esperada decisión sobre la empresa -que siguió adelante con una oferta pública inicial de US$4.400 millones en junio de 2021 en contra de los deseos de Pekín- elimina parte de la incertidumbre alrededor de ella, que en un momento llegó a causar que perdiera más del 80% de su valor de mercado.

Esto parece indicar que lo peor puede haber pasado para Didi y fortalece las opiniones acerca de que Pekín está suavizando su postura con respecto al enorme sector tecnológico justo en el momento su economía se ve afectada por las restricciones impuestas en el marco de su política Cero Covid y un mundo golpeado por la alta inflación. Se espera que las principales aplicaciones del gigante de viajes Didi regresen a las tiendas de móviles de China, permitiendo a Didi continuar con su actividad, atraer nuevos clientes y crecer.

PUBLICIDAD

“Nuestra investigación descubrió que las acciones de Didi en materia de gestión de datos afectaban gravemente a la seguridad nacional. También descuidó el cumplimiento de nuestras demandas específicas y evitó la supervisión, entre otras infracciones”, escribió la agencia en su comunicado, empleando un proverbio chino para acusar a Didi de “prometer una cosa pero hacer lo contrario”.

VER +
China multará con al menos US$1.000 millones a Didi para terminar investigación: WSJ

La cúpula de Didi recomendó a su equipo que mantenga un perfil bajo después de la decisión y se abstengan de celebrar, dijo una persona con conocimiento del tema. La empresa no sabe cuándo podrá relanzar sus principales aplicaciones móviles, dijeron los ejecutivos a su personal en reuniones, señaló la persona. Es una condición necesaria para que Didi reanude su actividad con normalidad y para que empiece a trabajar para volver a cotizar en la bolsa, esta vez en la de Hong Kong.

Sede de Didi Global Inc. en Pekín dfd

Obervadores de la industria temían que los directivos o la empresa fueran sancionados con penas más severas. Ha sido una de las empresas más afectadas por las medidas drásticas contra el sector de Internet que Pekín puso en marcha en 2020, al detener la salida a bolsa de Ant Group Co. (6688) y las medidas que fueron tomadas contra Didi por lo reguladores, que obligaron a la empresa a dejar de cotizar en bolsas meses después de una OPI muy publicitada, lo que supone que los inversores se muestren reticentes ante la posibilidad de poner fin a los problemas de este sector.

PUBLICIDAD

“El menosprecio del gobierno con respecto al capital de los inversores al sancionar a Didi y la gran destrucción de valor provocada por la investigación del caso no se olvidarán con facilidad”, indicó el director general de Union Bancaire Privee en Singapur, Vey-Sern Ling. “La conclusión de la investigación puede aportar un cierto alivio, aunque aún está por ver si el negocio de la empresa se puede recuperar.

La empresa dijo en un comunicado que “aceptará y obedecerá” la medida de los reguladores mientras colabora con la CAC para completar la “rectificación”.

El sentimiento sobre la industria china de internet ha sido inestable este año. Algunos inversores han interpretado la promesa del zar económico Liu He de respaldar la economía digital como un indicio de que la presión está disminuyendo, o quizás llegando al final. No queda claro en qué condiciones los reguladores de China permitirán reanudar la cotización en bolsa de Didi. Actualmente cotiza en el mercado de pink-sheets (hojas rosas), destinado a los valores de alto riesgo.

Bicicletas operadas por el servicio de Dididfd

Lin señaló que “a medida que Didi se encamina a una nueva cotización, esta vez quizá en Hong Kong, uno no puede culpar a los inversores por mostrarse escépticos”. “Para que hacerlo otra vez si ya tuve una mala experiencia”.

Esta empresa, que en su momento fue aclamada como el paladín nacional que sacó a Uber Technologies Inc. (UBER) del país, ha llegado a ilustrar hasta dónde está dispuesta a llegar Pekín para limitar el poder y la influencia de sus más exitosas empresas de Internet.

El calvario inició unos días después del debut de Didi en Nueva York, en julio de 2021. El organismo de control de la ciberseguridad chino acusó a Didi de violar las normas sobre datos y prohibió la descarga y el registro de nuevos usuarios de más de dos decenas de sus aplicaciones, entre ellas las destinadas a pasajeros y conductores. Está previsto que la empresa, obligada a dejar de cotizar en las bolsas de Estados Unidos durante la investigación, se disponga a cotizar en Hong Kong.

VER +
Sanción millonaria a Beat, Didi y Cabify por incumplimientos en Colombia

Willer Chen, analista de Forsyth Barr Asia en Hong Kong, afirma que “la conclusión de la investigación sobre Didi permitirá a las empresas tecnológicas comprender mejor dónde está ese límite”. Y agregó: “es una noticia esperanzadora para la industria tecnológica de China, pero no podemos estar seguros de que lo peor haya quedado atrás”.

Con la asistencia de Catherine Ngai.