Actualidad

Por recorte de costos, Twitter reducirá espacio de oficinas en mercados globales

La empresa podría cerrar su oficina de Sídney y está estudiando la posibilidad de cerrar otras más una vez que expiren los contratos de alquiler

Sede de Twitter en San Francisco, California, Estados Unidos, el jueves 21 de abril de 2022.  Fotógrafo: David Paul Morris/Bloomberg
Por Kurt Wagner
27 de julio, 2022 | 05:33 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — En medio de un plan para recortar costos y apuestas por el trabajo remoto, la empresa de redes sociales Twitter Inc. (TWTR) reducirá sus oficinas físicas en varios mercados globales, incluyendo San Francisco, Nueva York y Sídney.

Según un correo electrónico enviado a los empleados el miércoles, Twitter reducirá significativamente su presencia corporativa en San Francisco al desocupar su oficina de la calle Tenth, justo detrás de su sede de Market Street. Twitter ocupa actualmente varias plantas del edificio. También ha desechado los planes de abrir una oficina al otro lado de la bahía, en Oakland.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la nota, la empresa podría cerrar su oficina de Sídney y está estudiando la posibilidad de cerrar otras oficinas una vez que expiren los contratos de alquiler, como las de Seúl en Corea del Sur, Wellington (Nueva Zelanda), Osaka en Japón, Madrid en España, Hamburgo (Alemania) y Utrecht (Países Bajos). Es posible que se encuentre un espacio de oficina alternativo en algunos de esos lugares.

También la compañía reducirá el espacio corporativo en otros mercados clave, como Tokio, Bombay, Nueva Delhi, Dublín y Nueva York. Según el correo electrónico, Twitter no tiene previsto recortar puestos de trabajo.

PUBLICIDAD

“Quiero dejar claro que esto no cambia nuestro compromiso con el trabajo en cada uno de estos mercados”, escribió Dalana Brand, directora de personal de Twitter. “Si algunas oficinas cerraran, no habría ningún impacto” en el empleo de los trabajadores de Twitter; simplemente pasarían a ser empleados remotos a tiempo completo”.

Los cambios son los más recientes de una serie de recortes de costos de la compañía de redes sociales, que ha señalado los factores económicos globales como una razón para las reducciones. A principios de mayo, Twitter congeló las contrataciones y su CEO, Parag Agrawal, también anunció la reducción de los gastos de mercadotecnia y de viajes corporativos, y pidió a los empleados que fueran más cuidadosos con sus gastos. También se canceló un evento para toda la empresa previsto para principios de 2023 en Disneylandia.

Twitter está tomando las riendas después de que la junta directiva acordara la venta de la empresa a Elon Musk, el CEO de Tesla Inc. (TSLA), por US$44.000 millones a fines de abril. Pero Musk ha intentado desde entonces retractarse del acuerdo, y las dos partes se encuentran ahora en medio de una polémica batalla legal. Twitter demandó a Musk ante el Tribunal de Equidad de Delaware para obligarlo a concretar el acuerdo, con un juicio previsto para octubre. Musk ya había dicho a sus asesores y banqueros que planeaba recortar los costos de la empresa una vez que se hiciera cargo de ella.

Apagar las luces de las oficinas globales también consolida un importante cambio cultural para Twitter, que anunció a mediados de 2020 que sus empleados podrían trabajar a distancia para siempre mientras el mundo se resguardaba durante la pandemia. La perspectiva del trabajo remoto permanente ha hecho que se cuestione la necesidad de espacio para oficinas corporativas, especialmente en ciudades caras como San Francisco y Nueva York. Este cambio ha afectado especialmente a San Francisco, que está trabajando activamente para recuperar su atractivo entre las empresas y los turistas. Block Inc. (SQ), otra empresa que pasó al trabajo remoto permanente durante la pandemia bajo el mando de su CEO, Jack Dorsey, también ha reducido su espacio de oficina en San Francisco.

PUBLICIDAD