Los futuros en EE.UU. caen por posturas en la Fed y la cautela en China

Markets Wrap: los indicios de precaución siguen en el primer día de operaciones tras el mejor mes de las acciones mundiales desde 2020

Los últimos datos y acontecimientos pusieron de manifiesto los retos económicos y regulatorios a los que se enfrenta China, incluida una sorprendente contracción manufacturera.
Por Sunil Jagtiani
31 de julio, 2022 | 08:15 PM

Bloomberg — Los futuros de las acciones estadounidenses caían el lunes mientras las acciones asiáticas tuvieron un comienzo agitado, obstaculizadas por los desafíos que rodean a China y un aviso de los funcionarios de la Reserva Federal de EE.UU. de que su principal objetivo es contener la inflación.

Los contratos del S&P 500 y del Nasdaq 100 cedieron alrededor de un 0,5%, mientras que los futuros subieron para Japón y Australia, pero cayeron para Hong Kong. Los indicios de cautela siguen en el primer día de operaciones tras el mejor mes de las acciones mundiales desde 2020.

El dólar se mantuvo firme, el petróleo retrocedió y el bitcoin (BTC) retrocedió. Los bonos del Tesoro comienzan agosto con un rendimiento a 10 años del 2,65%, por debajo del máximo de junio, cercano al 3,50%.

Los últimos datos y acontecimientos pusieron de manifiesto los retos económicos y regulatorios a los que se enfrenta China, incluida una sorprendente contracción manufacturera, lo que pone de manifiesto el coste de la preferencia de Beijing por parar la movilidad y hacer frente al Covid.

PUBLICIDAD

Alibaba Group Holding Ltd. (BABA) cayó el viernes en Wall Street tras ser añadida a la lista de empresas que se enfrentan su desliste en EE.UU. por no facilitar el acceso a las auditorías. Esto hizo caer el índice Nasdaq Golden Dragon China.

El indicador de las acciones chinas que cotizan en EE.UU. ha bajado un 20% este año, por debajo de los valores mundialesdfd

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, dijo el domingo que el banco central está comprometido a hacer lo necesario para alcanzar el objetivo de inflación a largo plazo del 2%, una meta que sigue estando muy lejos. Sin embargo, él no tiene voto este año sobre la política monetaria. El índice de gastos de consumo personal — la base del objetivo de inflación de la Reserva Federal — es significativamente más alto, con un aumento del 6,8% en junio respecto al año anterior.

La ralentización de la economía ha enfriado las expectativas sobre la magnitud de las alzas de los tipos de interés de la Reserva Federal necesarias para frenar la elevada inflación, lo que estimuló la subida de julio tanto de las acciones como de los bonos.

PUBLICIDAD

Pero los funcionarios de la FED podrían desconfiar de las subidas del mercado que relajan las condiciones financieras y, por tanto, comprometen el objetivo de frenar la demanda para ayudar a controlar la presión de los precios.

La renta variable también se ha visto favorecida por la solidez de los resultados en EE.UU., ya que más del 70% de las empresas han superado las expectativas.

“Los mercados pretenden operar con la narrativa de los ‘tipos máximos’, que ha dado un respiro a los activos de riesgo”, escribió en una nota Eric Robertsen, jefe de estrategia de Standard Chartered Bank Plc. “Cambiamos nuestro sesgo de bajista a neutral”.

En China, los problemas del sector inmobiliario siguen siendo otro obstáculo. Las ventas de los principales desarrolladores se desplomaron y China Evergrande Group no presentó un plan de reestructuración preliminar a finales de julio, tal como había prometido.

Por otra parte, los inversores están pendientes del viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a Asia. Un comunicado de su oficina omitió toda mención a una posible escala en Taiwán. Una visita a este país podría avivar las tensiones entre EE.UU. y China en torno a la isla.