Actualidad

Empresa china frena anuncio de planta en Norteamérica por viaje de Pelosi a Taiwán

La gigante china CATL, fabricante de baterías para vehículos eléctricos, contempla una inversión de hasta US$5.000 millones en el proyecto

Un convoy que transporta a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, sale del aeropuerto de Songshan en Taipéi, Taiwán, el martes 2 de agosto de 2022. La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aterrizó en Taiwán el martes por la noche desafiando las amenazas de China, un viaje que la convertiría en la política estadounidense de mayor rango en visitar la isla en 25 años. Fotógrafo: Lam Yik Fei/Bloomberg
Por Eric Martin, Ed Ludlow y Gabrielle Coppola
02 de agosto, 2022 | 03:29 PM

Bloomberg — La empresa china Contemporary Amperex Technology Co. Ltd. (CATL), la mayor fabricante mundial de baterías para autos eléctricos, postergó el anuncio de la construcción de una multimillonaria planta en Norteamérica en medio de las tensiones que ha provocado el viaje a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijeron el martes personas familiarizadas con el asunto.

CATL, cuya planta suministraría a fabricantes como Tesla Inc. (TSLA) y Ford Motor Co. (F),ha analizado al menos dos ubicaciones en México cerca de la frontera con Texas, así como otros sitios en Estados Unidos. La compañía ha estado en una etapa avanzada de selección de sitios y negociación de incentivos, antes de anunciar su decisión sobre su ubicación en las próximas semanas.

El anuncio de CATL se postergaría hasta septiembre u octubre, dijeron las personas que pidieron no ser identificadas ya que la información no es pública. Añadieron que se teme que el anuncio de la planta nueva pueda avivar las tensiones en un momento delicado entre EE.UU. y China, en medio de la controvertida visita de Pelosi a Taiwán.

PUBLICIDAD

Funcionarios chinos han dicho que consideran la visita de Pelosi como una “provocación”.

Un portavoz de CATL, cuya sede está en Fujian, al otro lado del estrecho de Taiwán, no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios. Tesla tampoco respondió a las solicitudes de comentarios, mientras que Ford declinó comentar.

El martes, Pelosi llegó a Taipéi ante las amenazas y la oposición de China, que considera a Taiwán como parte de su territorio. El viaje de Pelosi la convierte en la política estadounidense de más alto rango en visitar la isla en 25 años. Tras la llegada de Pelosi, China anunció que realizará ejercicios militares en torno a la isla esta semana.

PUBLICIDAD

El mes pasado, Bloomberg News informó que CATL estaba considerando como sedes mexicanas a Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, y Saltillo, en Coahuila, y que la empresa contempla una inversión de hasta US$5.000 millones en el proyecto. Los sitios en EE.UU. y México aún están bajo consideración activa, y no hay intención de abandonar el plan, dijeron las personas.

CATL también está sopesando la necesidad de establecer un sitio en Norteamérica en línea con el impacto potencial de un paquete legislativo de EE.UU. que se negocia actualmente entre los senadores demócratas Chuck Schumer y Joe Manchin, dijo la gente.

Una pieza clave de esa legislación requiere que los fabricantes de vehículos eléctricos obtengan una parte de los minerales de la batería de, o sean procesados en, un país con el que EE.UU. tiene un acuerdo de libre comercio, para que sus vehículos califiquen para los incentivos al consumidor. El Acuerdo entre EE.UU., México y Canadá entró en vigor en julio de 2020.

-Con asistencia de Keith Naughton.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD