Negocios

Unifin pone en pausa el pago a acreedores. Estos son los afectados

Unifin continuará con el pago de las obligaciones bajo estructuras de bursatilización

Unifin tiene programado el vencimiento de pasivos por MXN$1.838 millones para lo que resta de 2022.
10 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ciudad de México — Unifin, la arrendadora mexicana enfocada a pequeñas y medianas empresas (pymes) con problemas de liquidez, cuenta con un listado de 20 acreedores bancarios a quienes les debe un monto cercano a los MXN$20,875 millones, algunos de los cuales dejará de pagar en lo que negocia una reestructuración.

Entre los acreedores de Unifin resaltan Nacional Financiera, que forma parte de la banca de desarrollo del Gobierno de México, y a quien debe MXN$3.573 millones. También está Banamex a quien adeuda MXN$2.403 millones, de acuerdo con el documento corporativo al segundo trimestre del 2022.

En la jornada del martes 9 de agosto, el mercado tuvo conocimiento del plan de Unifin para reestructurar las deudas pendientes. Por ello, dijo que dejará de pagar los intereses y capital de la deuda hasta negociar acuerdos definitivos.

PUBLICIDAD

“La compañía tiene la intención en el corto plazo de negociar con sus acreedores acuerdos de espera que le permitan implementar dicha reestructura, así como negociar y concretar potenciales operaciones de financiamiento, refinanciamiento, inversión y capitalización, sin desviar el curso ordinario de sus operaciones”, menciona en un comunicado.

Lo anterior debido a que Unifin presenta dificultades por adquirir nuevas fuentes de fondeo tras los problemas que ha registrado el sector financiero no bancario, principalmente por el efecto que Crédito Real detonó en las empresas ante el impago de sus obligaciones.

Unifin continuará con el pago de las obligaciones bajo estructuras de bursatilización, de las cuales cuatro son privadas, mismas que ascienden a MXN$17.549 millones al segundo trimestre del año.

PUBLICIDAD

En conferencia con inversionistas por motivo del reporte al segundo trimestre del año, el director general de Unifin, Sergio Camacho, reconoció las afectaciones que el sector financiero no bancario comenzaba a presentar para poder obtener nuevos financiamientos.

“El mercado es irracional con nosotros, ¿qué tenemos qué hacer? y esa es la discusión con muchos inversionistas ¿qué debemos hacer para que se reconozcan los fundamentales de la compañía”, dijo.

Baja de calificación

Tras la noticia, las agencias calificadoras S&P Global Ratings y HR Ratings revisaron a la baja las calificaciones en escala local y global de Unifin.

S&P degradó la nota de Unifin a D desde B+ tanto las calificaciones crediticias, nacional y de emisión de deuda. La nota indica grado especulativo por incumplimiento de pago de obligaciones financieras o violación de una promesa.

La agencia mencionó que, previo al anuncio del incumplimiento, la arrendadora contaba con suficientes recursos financieros para cubrir sus pasivos de los próximos 12 meses. Además de contar con el 25% de las fuentes de fondeo crediticio; los activos disponibles cubrían 2,2 veces la deuda no garantizada por activos, situación que mostraba flexibilidad por parte de Unifin.

“HR Ratings considera esto como un cambio en la voluntad de pago por parte de la empresa de cumplir sus obligaciones, sin que ello esté fundamentado en un deterioro en sus indicadores o cifras financieras”, escribió Akira Hirata, director asociado de instituciones financieras de HR Ratings, en una nota.

PUBLICIDAD

Las calificaciones de Unifin pasaron de HR AA- a HRC-, y de HR1 a HR5, mismas que indican que la compañía muestra una alta probabilidad de caer en default o vencimiento en el pago de sus obligaciones de deuda.

La calificación otorgada por las agencias es un indicador de la disposición que se tiene para pagar; sumado a a la capacidad de pago.

Unifin tiene programado el vencimiento de pasivos por MXN$1.838 millones para lo que resta de 2022. Los acreedores son: BTG con quien tiene una línea por MXN$1.108 millones que vence en agosto; Barclays, MXN$453 millones en septiembre; y el banco privado suizo, ResponsAbility por MXN$277 millones en diciembre.

PUBLICIDAD

A raíz de los problemas financieros de Crédito Real y AlphaCredit, prestamistas no bancarias mexicanas con problemas financieros, Unifin buscó diferenciarse entre los inversionistas para poder obtener fuentes de financiamiento.

“Unifin se ha caracterizado por ser más eficiente en su administración comparada con Crédito Real”, dijo el director de Inversiones en Invala Family Office, Amín Vera. “Cuando la prestamista cayó en impago, ellos fueron personalmente a EE.UU. a hacer un road show para obtener un crédito y lo que querían demostrar es que no eran iguales”.

PUBLICIDAD

Al cierre del segundo trimestre, Unifin logró renovar todas sus líneas de crédito revolventes para el 2022. Estas líneas tienen como acreedores a Banamex, Bancomext, Nafin, Banco Azteca, CI Banco, Santander, Scotiabank Bilateral, Scotiabank Warehouse y Bladex/Nomura.

La empresa extendió la vigencia de su bono que vencía en 2022 y ahora tiene como fecha mayo de 2024. También cerró una bursatilización privada por US$500 millones, informó en su más reciente reporte trimestral.

“Esto dio como resultado un aumento del 28,5% en los niveles de caja de forma secuencial, superando nuestras expectativas. (Unifin) planea acelerar la originación y obtener nuevas fuentes de fondeo durante el resto del año”, escribió Martín Lara, analista de Miranda Partners, en una nota del 21 de julio.

La caja de Unifin alcanzó MXN$5,305 millones al cierre del segundo trimestre, el mayor nivel de los últimos cuatro trimestres, de acuerdo con Lara.

PUBLICIDAD