Economía

Banxico subiría tasa en 75 puntos pero inflación seguirá galopante

La tasa de interés en México se situaría en 8,5%, el nivel más alto registrado desde 2008

La inflación general en México se ubicó en 8,15% anual en julio de 2022, lo que implicó un nuevo máximo de los últimos 21 años.
11 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Banco de México (Banxico) anunciaría este jueves en su decisión de política monetaria una subida en la tasa de interés de 75 puntos base, en línea con la magnitud en la que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó el referencial en julio, sin embargo, la inflación seguirá galopante en agosto y con señales inciertas de un punto de inflexión, estiman analistas.

El consenso de los analistas encuestados por Citibanamex apunta a que la Junta de Gobierno suba la tasa de interés en 75 puntos base, por lo que el referencial llegaría a 8,5%, el nivel más alto desde enero de 2008, cuando Banxico adoptó el régimen actual de tener un objetivo para la tasa de fondeo interbancario de 24 horas.

La inflación general en México se ubicó en 8,15% anual en julio de 2022, lo que implicó un nuevo máximo de los últimos 21 años, reportó el martes 9 de agosto el Inegi.

PUBLICIDAD

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics, dijo a Bloomberg Línea que el banco debe subir la tasa en 75 puntos base, pero esa magnitud no es restrictiva para las condiciones monetarias, por lo que su efecto sobre la inflación será nulo.

El alza de 75 puntos base obedece, primero, al proceso de normalización de las condiciones monetarias para retirar el estímulo prolongado implementado por Banxico desde el inicio de la pandemia y, segundo, para preservar el diferencial de tasas entre México y Estados Unidos, a fin de disminuir o evitar el riesgo de presiones cambiarias que puedan reacelerar la inflación.

Dado que la Fed aumentó la tasa en 75 puntos base -añade- para preservar el diferencial Banxico debe igualar el alza para no introducir volatilidad cambiaria.

PUBLICIDAD

“En las condiciones actuales de normalización monetarias globales, Banxico debe seguir a la Fed para no introducir riesgos cambiarios innecesarios. De no hacerlo, el tipo de cambio se depreciaría y generaría traspaso a la inflación, lo cual sería más costoso para la política monetaria”

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics

Coutiño subrayó que, si la Fed reduce la magnitud de las alzas, ello liberará presiones para Banxico y con ello puede también disminuir la magnitud de las alzas. “Lo que Banxico no puede hacer es subir la tasa en menor magnitud de lo que lo haga la Fed”.

Rafael de la Fuente, economista en jefe para América Latina de UBS, dijo en una nota que el banco central incrementará en 75 puntos base la tasa de interés, igualando a la Fed y situando el referencial en 8,5%.

Esto en un contexto en que la inflación ha empeorado desde la reunión de junio y parece encaminada a superar las expectativas del banco central para el tercer trimestre. En la última reunión de política monetaria el banco pronosticó que la inflación se situaría en 8,1% promedio en el tercer trimestre del 2022.

UBS indicó que, aunque una tercera subida de 75 puntos base es una opción para la reunión de la Fed de septiembre, los comunicados del Comité siguen siendo coherentes con un ritmo más lento de subidas, de tal forma que se estima un incremento de 50 puntos base en septiembre y dos de más de 25 puntos base antes de finales de año.

En este sentido, UBS proyecta que Banxico igualará ese ritmo.

“A corto plazo, los riesgos de desacoplamiento están más inclinados a que Banxico tenga que hacer más que la Fed en lugar de menos, especialmente si la inflación local se acelera aún más”

Rafael de la Fuente, economista en jefe para América Latina de UBS
PUBLICIDAD