Brasil en español

Petrobras busca ofertas para los derechos de minería de potasa en la Amazonía

El potencial de potasa equivale a cerca del 6% de la producción mundial actual y a más de un tercio del consumo anual de Brasil, según Petrobras

Una bandera brasileña ondea frente a la sede de Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) en Río de Janeiro, Brasil, el lunes 29 de julio de 2018.
Por Mariana Durao
12 de agosto, 2022 | 09:06 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Petrobras, el gigante petrolero de Brasil, está buscando posibles compradores para sus derechos de minería de potasa, que posee desde hace tiempo en la cuenca del Amazonas, en un momento en que el suministro de fertilizantes es escaso y los costes son elevados.

Los activos de la empresa estatal en venta incluyen 8 concesiones mineras de sales de potasio, 4 solicitudes de minería y 22 títulos mineros en proceso de obtener una autorización de investigación de la agencia minera local.

Petrobras (PETR3, PETR4) tiene derechos mineros en las áreas conocidas como Fazendinha y Ariri desde hace décadas, estudiando alternativas para el negocio. El potencial de potasa equivale a cerca del 6% de la producción mundial actual y a más de un tercio del consumo anual de Brasil, dijo en un comunicado.

PUBLICIDAD

Los precios de la potasa en EE. UU. pueden haber alcanzado su punto máximo a medida que fluyen las exportaciones rusas.

La venta forma parte de la estrategia del productor de petróleo de desprenderse de activos no esenciales para centrarse en la exploración de los descubrimientos de hidrocarburos en la región costera del presal. La guerra en Ucrania ha hecho más atractivos los activos de potasa: los precios se dispararon en respuesta a la invasión, pero ahora están bajando a medida que el producto ruso se estabiliza. Los agricultores brasileños han tenido a veces dificultades para comprar fertilizantes, ya que la superpotencia agrícola importa alrededor del 80% de sus necesidades.

Se dice que la venta de las unidades de fertilizantes de Petrobras atrae el interés de Yara.

La empresa, con sede en Río de Janeiro, busca oferentes con un capital mínimo de US$2.000 millones y hace una aclaración: puede excluir a competidores ubicados en países sujetos a sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros. En abril, Petrobras abortó un acuerdo con la rusa Acron PJSC para vender el fabricante de fertilizantes nitrogenados UFN-III, alegando que el plan de negocio no podía obtener las aprobaciones gubernamentales necesarias.

PUBLICIDAD