Argentina

Quien apostó por Sergio Massa, ganó, mientras llega una devaluación sector por sector

Mercado sin Bozal: Traders en Argentina hacen su propio balance del primer mes de gestión de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía

Sergio Massa, ministro de Economía de Argentina, habla durante una conferencia de prensa en el edificio del Ministerio de Economía en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 3 de agosto de 2022. Foto: Anita Pouchard Serra/Bloomberg
Por Ignacio Olivera Doll
07 de septiembre, 2022 | 05:26 PM

Bloomberg — Traders en Argentina hacen su propio balance del primer mes de gestión de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía.

En las pizarras se ve que quienes creyeron en el plan de estabilización que propone obtuvieron los mayores retornos: las acciones de bancos y energéticas, los bonos soberanos y el peso argentino se recuperaron o estabilizaron tras el derrumbe y a pesar del complicado contexto global.

Guido Bizzozero, analista de research de Allaria Ledesma, prefiere hablar de “rebote”, dado que “las acciones argentinas estaban en niveles mínimos”.

PUBLICIDAD

Entre las alzas, se destaca el desempeño de la insignia petrolera de Argentina, YPF, que sorprendió con un avance de 55,2% en los primeros 30 días de gestión de Massa. Se sabe, el aumento de tarifas anunciado por el nuevo ministro dio algo más de vuelo a las energéticas. Pero los equipos de research de agentes locales se esmeran en destacar los proyectos en Vaca Muerta, con el foco puesto en petróleo y gas.

  dfd

“La subida de las petroleras se puede justificar por el inicio del gasoducto, las nuevas ventajas para hidrocarburos y los precios altos internacionales”, subrayó Bizzozero en entrevista por mensaje.

En el mercado de futuros, el Banco Central logró resistir un mes más las elevadas apuestas de los inversores, que habían llegado a reflejar tasas implícitas de hasta el 200% anual para fines de agosto y de septiembre. El peso en el mercado paralelo (Blue) revirtió su desempeño de los meses pasados y empezó a estabilizarse. La brecha cambiaria perforó este lunes el piso del 100% por primera vez en dos meses.

PUBLICIDAD

Llegó la devaluación, pero sector por sector

La devaluación del peso oficial se materializa de una manera diferente a la esperada por el mercado. El Gobierno decidió ajustar el tipo de cambio oficial para sectores que en conjunto representan más del 45% de las exportaciones de Argentina: debilitó el tipo de cambio para los exportadores de soja hasta los $200 por dólar, desde los $139 por dólar, prometió públicamente a los exportadores de la economía del conocimiento que les permitirá vender parte de los dólares obtenidos a un tipo de cambio más alto, que en promedio hoy se ubicaría en los 184 por dólar; y se evalúa un esquema similar para las empresas mineras, según medios locales. Estos sectores se sumarán a los profesionales independientes que hoy ya pueden recibir hasta US$12.000 al año por sus exportaciones de servicios. Estos últimos pueden vender hoy estas divisas al valor del ‘dólar MEP’, que hoy está en los $271 por dólar.

De una u otra manera, casi la mitad de las exportaciones de Argentina tienen acceso a un tipo de cambio más alto que el oficial desde este mes. Además, el Gobierno estudia avanzar en un aumento del tipo de cambio para los pagos con tarjeta en el exterior.

Los movimientos más recientes del Banco Central confirman estos deseos oficiales de debilitar el peso argentino con una señal de aceleración sobre el crawling peg: el tipo de cambio oficial se debilitó entre el jueves y el martes al 0,32% diario, desde el 0,22% diario del mes pasado.

Paren sus apuestas

La apuesta que hacían prácticamente todos los inversores del mercado de futuros empezó a frustrarse a comienzos del mes con este nuevo esquema de “devaluación por sectores”. El Gobierno mejora el tipo de cambio, tal como ellos habían intuido, pero lo hace sin modificar precisamente el que rige para esa plaza, que está determinado por una norma conocida como “A3500”, y el lunes cerró a $140,20 por dólar.

Las apuestas que imaginaban una corrección en el peso antes de fin de año empezaron a desmoronarse en las dos primeras ruedas de septiembre, luego de que se conocieran los pasos del Gobierno sobre el tipo de cambio diferenciado. Por eso, la tasa implícita en el futuro del peso que vence a fin de septiembre cayó del 201% al 129%; y la de fin de octubre, de 201% a 178%.

El dato: resucita la deuda CER

Los bonos vinculados a inflación, castigados duramente en los últimos días del ex-ministro de Economía Martín Guzmán, se recuperaron con fuerza desde el 30 de agosto. El mercado parece prepararse para los efectos que generaría en los precios domésticos una devaluación por sectores como la que ya hizo oficial el Gobierno. Los bonos más cortos, con vencimiento en 2023, muestran tasas negativas de hasta 5%. El que vence en 2024, redujo su tasa real al 7%, desde el 10%.

PUBLICIDAD

El “libro de pases”

Mariano Fiorito asumió este mes como country head de Schroders en Argentina, luego de 13 años en la compañía.

La cifra que habla: US$321 millones

Es el monto comprado ayer por el Banco Central a los exportadores de soja, según dos personas con conocimiento directo. Argentina empieza a sumar una cantidad sustanciosa de dólares para sus escuálidas reservas, pero lo hace a un alto costo: paga 200 pesos por cada uno de esos dólares, mientras debe venderlos en torno a 140.6 pesos en el mercado cambiario oficial.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD