Grandes inversiones en China disminuyen mientras Buffett y SoftBank venden

Numerosos problemas están eclipsando lo que alguna vez fue un crecimiento incomparable

Shanghái
Por Zheping Huang - Charlotte Yang
08 de septiembre, 2022 | 06:23 PM

Bloomberg — Para los primeros inversores, la gigante tecnológica Tencent Holdings Ltd. (0700), la empresa de comercio en línea Alibaba Group Holding Ltd. (BABA) y la fabricante de autos BYD Co. (002594), han sido algunas de las apuestas en renta variable china más lucrativas de todos los tiempos.

Sin embargo, los grandes inversores que han hecho miles de millones con estas acciones, están retirando sus fondos, lo que evidencia la persistente angustia por las perspectivas de las mayores firmas de China, mientras el presidente Xi Jinping endurece el dominio del gobierno sobre las empresas privadas y la economía se debilita bajo los continuos cierres por Covid-19.

Lo último es que Naspers Ltd. (NPN), quien invierte a través de su filial de Holanda, Prosus NV (PRX), anunció que sigue adelante con su plan de disminuir su participación en Tencent, poniendo en juego US$7.600 millones en el sistema de compensación y liquidación de Hong Kong, para finalmente venderla, ayudando a financiar una recompra de acciones.

Esto se produce un mes después de que la empresa japonesa SoftBank Group Corp. (9984) declarara que se ha deshecho de una enorme cantidad de acciones de Alibaba, la innovadora empresa dedicada al comercio electrónico considerada desde hace tiempo como la más valiosa de China. Como consecuencia de la presión ejercida por las apuestas fallidas en startups, SoftBank recaudó más de US$17.000 millones mediante la venta de contratos futuros sobre las acciones. Berkshire Hathaway Inc. (BRK) que pertenece a Warren Buffett está reduciendo su participación en BYD , el fabricante de vehículos eléctricos.

PUBLICIDAD

Los movimientos, en conjunto, representan una sorprendente retirada del sector privado de China por parte de inversores que habían sido fervientes defensores durante décadas. El fundador de SoftBank, Masayoshi Son, invirtió unos US$20 millones en Alibaba de Jack Ma en 2000 y se mantuvo durante la caída de las puntocom y la salida a la bolsa de la compañía china en 2014. Naspers invirtió en Tencent en 2001, mientras que Berkshire compró acciones en BYD en 2008.

“Hay un gran signo de interrogación sobre el modelo de crecimiento de los gigantes tecnológicos chinos como Tencent y Alibaba”, dijo Ke Yan, analista de DZT Research con sede en Singapur. “La represión del gobierno trajo una incertidumbre significativa”.

La apuesta de Son fue considerada durante mucho tiempo como una de las mejores inversiones de capital de riesgo de todos los tiempos, con su participación, aumentando su valor a más de US$200.000 millones. Pero Alibaba y su filial Ant Group fueron los principales objetivos de la represión del Partido Comunista y sus acciones se han desplomado más de un 70% desde su punto máximo en 2020. Son ha dicho que recortará nuevas inversiones en China debido a la incertidumbre regulatoria.

PUBLICIDAD
VER +
Cuál será el crecimiento promedio de China en esta década, según Oxford Economics
Acciones chinasdfd

El respaldo de Naspers a Tencent también se consideró una inversión en inicio legendaria. Sin embargo, en junio, Prosus, la filial de Naspers, dio a conocer un programa “ilimitado” para vender acciones de Tencent para financiar la recompra de sus propias acciones. Berkshire se deshizo de un total de 3,05 millones de acciones, o el 1,4% de su participación conocida de 225 millones de acciones en BYD.

“Hay una gran cantidad de eliminación de riesgos de China antes del congreso del partido”, dijo Jason Hsu, director de inversiones de Rayliant Global Advisors, refiriéndose a la reunión del Partido Comunista que probablemente le dará a Xi un tercer mandato sin precedentes como presidente. “Si bien algunos apuestan a que China regrese a un modo agresivo a favor del crecimiento, muchos también apuestan por un cambio estructural hacia la planificación central y una política económica dirigida por las empresas públicas centrada en el empleo y la prosperidad común”.

Alibaba y Tencent han visto sus negocios deteriorarse notablemente en los últimos dos años. Las dos compañías informaron sus primeras caídas de ingresos en el trimestre más reciente. También se han visto obligados a invertir dinero en causas gubernamentales y recortar las inversiones en las nuevas empresas de China.

Tencent, la empresa más valiosa de China, está gastando con más criterio después de que los beneficios cayeran más de un 50% en el último trimestre. Las autoridades de Pekín han sido muy lentas a la hora de aprobar nuevos títulos de juegos durante la represión, cortando una oportunidad clave de crecimiento. Ha estado vendiendo activos, incluidas algunas de sus inversiones en el minorista en línea chino JD.com Inc. (9618) y en la singapurense Sea Ltd. (SE), mientras que ha aumentado sus participaciones en empresas de juegos globales como Ubisoft Entertainment SA (UBI).

Los ingresos netos de Alibaba cayeron un 50 % en el último trimestre, ya que los ingresos de su división de comercio central en China se contrajeron por primera vez. La empresa despidió a 9.241 empleados en los tres meses hasta junio, según el último informe de la empresa, después de despedir a 4.375 en el primer trimestre del año.

Los despidos de líderes tecnológicos como Alibaba, Tencent y Xiaomi Corp. (1810) han exacerbado una crisis laboral en China, elevando el desempleo juvenil alrededor del 20%.

VER +
Mientras las salidas a bolsa escasean mundialmente, China ve un mercado agitado
Efectivodfd

En los últimos trimestres, Son de SoftBank ha expresado sus crecientes preocupaciones sobre el mercado chino. Después de ver caer el valor de Alibaba, retiró nuevas inversiones, además de vender acciones del gigante del comercio electrónico.

PUBLICIDAD

“Hemos reducido la dependencia de China en nuestra cartera, por lo que creemos que no tenemos que preocuparnos demasiado por la situación en el país”, dijo durante una llamada de ganancias en mayo.

Alibaba y Tencent estuvieron durante mucho tiempo entre los financiadores más activos de las startups chinas, ayudando a impulsar la innovación en toda la economía. Sin embargo, ambas empresas han tenido que retirarse debido a la preocupación de Pekín por el excesivo control que ejercían sobre las empresas de su cartera. Esto ha hecho que aumenten sus reservas de efectivo: Tencent tiene más de US$40.000 millones en su balance, mientras que Alibaba tiene más de US$100.000 millones.

-Con la asistencia de Lianting Tu y Tom Hancock.

Lea más en Bloomberg.com