Economía

Moody’s mantendrá calificación crediticia de México pese a presiones fiscales

México conservaría la nota de Baa2 y la perspectiva estable al menos por los siguientes 12 meses, dijo Renzo Merino, analista líder de la calificación soberana

México mantendría el grado de inversión a pesar de que el balance de riesgos es al alza y a la baja.
13 de septiembre, 2022 | 01:17 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Ciudad de México — Moody’s mantendrá la calificación crediticia de México en Baa2 y la perspectiva estable al menos por los siguientes 12 meses a pesar de la tensión que viven las cuentas fiscales del soberano, ya que se percibe el compromiso de las autoridades por atender los desbalances macroeconómicos, dijo Renzo Merino, Vice President Senior Analyst de la agencia calificadora.

El perfil crediticio de México se mantendrá alineado con una calificación de Baa2, incluso si el crecimiento económico es inferior a la expectativa de un crecimiento anual promedio del 2% en el periodo 2022-2024, indicó el también analista líder de la calificación soberana de México.

En conferencia de prensa, señaló que México también se mantendría dentro del grado de inversión a pesar de que el balance de riesgos es al alza y a la baja, por lo que el perfil creditico del país debería mantenerse alineado a la calificación de Baa2 los siguientes 12 a 24 meses.

PUBLICIDAD

Merino dijo que Moody’s no coincide con algunos cálculos hechos por el Gobierno mexicano en el Paquete Económico 2023 y apuntó que la carga de los intereses de la deuda respecto de los ingresos es una presión sobre las finanzas públicas que monitorea la calificadora al ser un indicador de fortaleza fiscal del Gobierno.

El Proyecto de Presupuesto 2023 de México estima un crecimiento del PIB del 3% en 2023 y una baja en la inflación a 3,2%, lo cual se contrapone con el pronóstico de Moody’s de crecimiento de 1% e inflación del 4,7%.

Sin embargo, para que México pierda el grado de inversión tendría que haber cambios bastante pronunciados en cuanto a aspectos que son actuales fortalezas del país, como son las métricas de deuda global y el compromiso de las autoridades por mantener la trayectoria de deuda estable.

PUBLICIDAD

Además, la intención de las autoridades por inclinarse por un balance macroeconómico y de limitar el deterioro fiscal, comparan a México favorablemente respecto de otros países con igual calificación.

“A pesar de que estamos resaltando las presiones emergentes fiscales que complicarían el manejo fiscal en adelante, hoy por hoy la carga de la deuda de México contra otros países todavía es más baja, entonces es una fortaleza de México respecto de otros países con calificación de Baa2″

Renzo Merino, Vice President Senior Analyst de Moody's

El analista líder de la calificación soberana de México refirió que el análisis de las cuentas fiscales es constante, por lo que de haber algún evento que cambie materialmente el escenario base de Moody’s, se podría convocar a un comité de calificación soberana y determinar si la calificación atiende las condiciones macroeconómicas vigentes.

“El contrapeso a cuestiones económicas y fiscales que son presiones y tendencias negativas para el perfil creditico de México es que todavía vemos un compromiso de las autoridades fiscales y monetarias de tratar de atender en lo posible el desbalance macro y tratar de limitar el deterioro en cuanto a las condiciones macro del país”

Renzo Merino, Vice President Senior Analyst de Moody's
PUBLICIDAD