Actualidad

Jeff Bezos ya no es la segunda persona más rica del mundo: lo desplazó Adani

El magnate indio, que comenzó el año en el puesto 14 del índice de multimillonarios de Bloomberg, ahora solo está por detrás de Elon Musk

Gautam S. Adani
Por Alexander Sazonov
16 de septiembre, 2022 | 11:25 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Jeff Bezos ya no es la segunda persona más rica del mundo. Ahora es Gautam Adani, el magnate indio que ha escalado este ranking de manera vertiginosa durante 2022.

Adani, que comenzó el año en el puesto 14 del índice de multimillonarios de Bloomberg, ahora solo está por detrás de Elon Musk y sus US$260.000 millones. El indio, por su parte, tiene una fortuna de US$146.900 millones.

El ascenso es mayormente consecuencia de que las acciones de Adani Enterprises Ltd. subieron a un récord esta semana, y algunas de las compañías del grupo han crecido más de 1.000% desde 2020.

PUBLICIDAD

En contraste, el patrimonio de Bezos ha caído a US$145.800 millones este viernes, luego de que una nueva jornada de ventas en las bolsas de Nueva York pusiera más presión sobre las fortunas de los multimillonarios de EE.UU.

El cambio en la clasificación de la riqueza podría ser fugaz y depende en gran medida de las acciones de Amazon.com Inc. (AMZN), que han bajado más del 26% este año.

El CEO de Amazon, Jeff Bezosdfd

Adani superó por primera vez al indio Mukesh Ambani como persona asiática más rica en febrero, se convirtió en una persona con patrimonio mayor o igual a US$100.000 millones en abril y superó a Bill Gates y al francés Bernard Arnault en los últimos dos meses. Es la primera vez que alguien de Asia ocupa un lugar tan destacado en el índice de riqueza, dominado por empresarios tecnológicos estadounidenses.

PUBLICIDAD

Adani, de 60 años, abandonó la universidad para probar suerte en la industria del diamante de Bombay a principios de la década de 1980 antes de dedicarse al carbón y los puertos. Desde entonces, su conglomerado se ha expandido a todo tipo de actividades, desde aeropuertos hasta centros de datos, cemento, medios de comunicación y energía verde, centrándose en áreas que el primer ministro Narendra Modi considera cruciales para alcanzar los objetivos económicos de la India a largo plazo.

Los mayores operadores privados de puertos y aeropuertos del país, los distribuidores de gas urbano y los mineros de carbón forman parte del imperio de Adani, que también aspira a convertirse en el mayor productor de energía renovable del mundo. El año pasado se comprometió a invertir US$70.000 millones en energía verde, un giro que ha sido criticado por algunos como greenwashing (lavado verde), dado que gran parte de los ingresos del grupo siguen procediendo de los combustibles fósiles.

La apuesta por las energías renovables y las infraestructuras le ha valido a Adani inversiones de empresas como Warburg Pincus y TotalEnergies SE, lo que ha contribuido a aumentar las acciones de sus empresas y su fortuna personal. Este año ha incrementado su patrimonio en unos US$70.000 millones, más que nadie, mientras que muchos han sufrido pérdidas.

La rápida expansión del conglomerado de Adani hizo que la unidad de Fitch Group, CreditSights, calificara de “elevado” el apalancamiento de algunas de las empresas en un informe de septiembre. El grupo ha dicho que sus empresas han reducido los niveles de deuda en los últimos años.

El escrutinio se suma a las preocupaciones ya existentes sobre las estructuras opacas de los accionistas y la falta de cobertura de los analistas. Algunas empresas del Grupo Adani han cotizado a 700 veces los beneficios, superando con creces a firmas como Tesla Inc. (TSLA) y Amazon, cuyas valoraciones se han acercado a las 100 veces.

El ascenso de Adani coincide con una venta de valores tecnológicos que ha recortado más de US$45.000 millones de la fortuna de Bezos desde enero. El patrimonio neto del fundador de Amazon -durante años la persona más rica del mundo- también se redujo significativamente tras su divorcio en 2019 de su ex esposa MacKenzie Scott, que recibió el 4% del gigante del comercio electrónico.

PUBLICIDAD

El magnate indio, que se ha comprometido a donar US$7.700 millones para causas sociales, también ha podido escalar en el ranking de riqueza porque muchos de los empresarios tecnológicos que están en la cima han impulsado sus donaciones benéficas.

Bezos se ha comprometido a destinar US$10.000 millones a la lucha contra el cambio climático y ha donado dinero al Museo Nacional del Aire y el Espacio del Smithsonian.

Gates y Warren Buffett, algunos de los principales filántropos, pusieron en marcha la iniciativa Giving Pledge en 2010 para ayudar a aliviar la creciente brecha de la desigualdad. El cofundador de Microsoft Corp. (MSFT) dijo en julio que iba a transferir 20.000 millones de dólares a la Fundación Bill y Melinda Gates, que también ha recibido más de US$35.000 millones de Buffett.

PUBLICIDAD

--Con la ayuda de Jack Witzig.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD