Argentina

Presupuesto 2023: Gobierno argentino proyecta inflación del 60% y crecimiento del 2%

Ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto que detalla el ejercicio para el año próximo. Los gastos y los ingresos. Para fin del 2023, Economía estima un dólar oficial a $269

Ministro de Economía (GETTY sub)
15 de septiembre, 2022 | 11:03 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Buenos Aires — El Ministerio de Economía envió este jueves a la Cámara de Diputados el Presupuesto 2023. La cartera que conduce Sergio Massa proyecta una inflación para el año próximo del 60% (enero a diciembre), lo que representaría una caída del 35% con respecto a este año (calculan suba del 95%).

Además, Economía proyecta que el Producto Bruto Interno (PBI) crecerá en torno al 2%, lo que implicaría una desaceleración respecto al 4% estimado para este año. El dólar oficial cerrará el 2023 a $269, según el texto que este jueves se envió al Congreso. Esto implicaría una devaluación superior al 80%. Fuentes del ministerio económico precisaron que no habrá saltos específicos.

Respecto al gasto, el proyecto está calculado con un déficit primario del 1,9% y un déficit financiero del 3,9%.

PUBLICIDAD
            • ¿Cómo se llegará al 1,9%? Según fuentes del entorno de Sergio Massa consultadas por Bloomberg Línea, se darán por la segmentación tarifaria, por la quita de subsidios a la energía y al transporte y por una disminución que calculan del 90% en el autobastecimiento energético debido al lanzamiento ─anunciado este jueves─ del Plan Gas 4 y 5.

Con respecto a los subsidios energéticos, se prevé estarán en torno al 0,6% del PBI, lo que implica una baja del 1,6% con respecto al año en curso. Desde la Secretaría de Energía precisaron que las tarifas se van a ir actualizando según como aumente el costo, no se van a destinar más recursos de los que ya establece el Presupuesto.

Para que las cuenten dan según lo proyectado en el Presupuesto 2023 en el Ministerio de Economía cuentan con dos factores clave: que el Congreso sancione esta noche la prórroga de cinco impuestos clave (bienes personales y Ganancias, entre otros) por cinco años. Y que el gasoducto Néstor Kirchner esté listo para el 20 de junio del 2023. Fuentes del Gobierno aseguraron que no habrá cambios en retenciones, cuya facultad se renovará para el año entrante. Además, descartaron la incorporación de nuevos impuestos.

Economía enviaría también un proyecto en paralelo para reducir distintos beneficios impositivos que da el Estado. Entre otros, distintos beneficios a empresas que se renuevan todos los años que según el Gobierno, podrían ser revisados por el Parlamento. De aprobarse, el Congreso tendrá la facultad de resolver el destinatario de esos fondos extra de recaudación.

PUBLICIDAD

Principales indicadores 2023

            • Inflación: 60%
            • PBI: 2%
            • Déficit primario: 1,9%
            • Déficit financiero: 3,9%
            • Superavit comercial: US$12.300 millones
            • Dólar: $269

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram ---

Inflación, la clave

El 60% de inflación acumulada para el 2023 implica una fuerte desaceleración respecto al 2022, en el cual el índice de precios al consumidor cerrará en torno al 95% según las proyecciones del Ministerio de Economía.

            • ¿Cómo se logrará? Según explicaron fuentes de Economía, al reducir el déficit fiscal reducirá también la necesidad de financiamiento monetario, una de las bases que explican la inflación.

Negociación política

A finales del 2021 la oposición en el Congreso rechazó el Presupuesto 2022 enviado por el entonces ministro de Economía, Martín Guzmán. El ejercicio de este año se ejecutó con una prorroga del Presupuesto 2021.

Por esa razón es que el Gobierno no podría utilizar la herramienta de la prórroga otro año más. En ese sentido, fuentes de Economía explicaron que, de no aprobarse el Presupuesto en el Congreso, se iría a una situación de shutdown.

Comenzará ahora una etapa clave de negociación política. Cada ministro deberá ir al Congreso a defender los presupuestos designados para sus áreas. Los gobernadores negociarán fondos para sus provincias y la oposición deberá jugar un estratégico juego que nos los exponga en miras a las elecciones presidenciales del año próximo.

PUBLICIDAD