Actualidad

¿Cuándo ocurrirá el próximo sismo en México? Mitos y realidades sobre el 19 de septiembre

Los mexicanos buscan en el humor las respuestas a lo que la lógica no puede explicar. Investigadores de la UNAM dan su punto de vista

Una persona se sienta frente a un edificio derrumbado en la ciudad de Jojutla de Juárez, estado de Morelos, México, luego del temblor del 19 de septiembre de 2017
19 de septiembre, 2022 | 08:40 PM
Tiempo de lectura: 6 minutos

Ciudad de México — México volvió a sentir la tierra crujir. El 19 de septiembre, una fecha simbólica en la memoria colectiva local y a casi 60 minutos de haberse realizado el simulacro anual nacional como medida de prevención, un nuevo sismo tomó por sorpresa a los mexicanos que habitan en al menos 10 estados del centro y bajío del país.

La gente se aglutinó en las calles, intentando comunicarse con amigos y familiares, la escena común. Mientras batallaban con servicios de comunicación deficientes ante la emergencia, la conversación esta vez iba más allá del susto, de la duración del movimiento telúrico o de la magnitud. Era el asombro de atestiguar, por tercera vez en menos de 40 años, tres grandes sismos en la misma fecha.

A las 13:05 horas, tiempo de la Ciudad de México, ocurrió el más reciente sismo, de magnitud 7,7 en las costas de Michoacán, frente a Coalcomán. Cerca de este poblado, un 19 de septiembre pero de hace 37 años, se ubicó el epicentro de lo que hoy es conocido como el ‘terremoto de 1985′, que afectó al centro, sur y occidente mexicano, siendo la capital la que sufrió el daño más significativo, hasta la fecha con un número incalculable de pérdidas humanas, heridos y daños materiales.

PUBLICIDAD

Cinco años atrás, en 2017, también un 19 de septiembre, ocurrió otro sismo a las 13:14 horas, un horario similar al de este lunes. Ante la indiscutible coincidencia de tres eventos en la historia sísmica nacional en la misma fecha, los mexicanos buscan en el humor las respuestas a las dudas y las coincidencias que a su parecer la lógica no puede explicar.

Sin embargo, en una conferencia de prensa en las instalaciones del Servicio Sismológico Nacional (SSN), que atiende la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los doctores investigadores Víctor Espíndola y Luis Quintanar buscaron dar certeza a 11 cuestionamientos en torno a lo que consideran una “desagradable coincidencia”.

1. ¿Cuál es la probabilidad de que tres sismos recientes, por encima de magnitud 7, ocurran el mismo día?

“Es como sacarse la lotería tres veces seguidas o una vez cada cuatro años”, dijo el doctor Víctor Espíndola sin embargo, desde el punto de vista estrictamente técnico, explicó que no existe la certeza de que los sismos ocurran el mismo día.

PUBLICIDAD

La probabilidad es muy baja, pero no imposible. El catálogo sísmico del SSN data del año 1900 y a lo largo de este periodo se han observado sismos por arriba de magnitud 7 en diferentes meses.

“Lo que podemos decir es que es una coincidencia”. Agrega que sí se puede estudiar cuál es el posible origen de lo que se llama el “cumpleaños” de un sismo -que ocurra en un mismo día-, pero advierte que el fenómeno debe ser estudiado de manera muy metódica.

2. ¿Se queda en coincidencia que sea septiembre?

Hay que mirar el contexto, dicen los investigadores. “Si se toma en cuenta un periodo más largo de tiempo, veremos que la mayoría de los sismos no ocurren en septiembre sino en otra época del año. El fenómeno sísmico, para ser analizado desde un punto de vista estadístico, tiene que considerar un periodo mucho más grande”, dice Quintanar, al menos desde los registros del SSN.

“Lo que sí le puedo decir es que si nosotros tomamos un periodo más grande, vamos a ver que estos números que ocurren en septiembre no siempre se dan”.

3. Entonces ¿Los grandes sismos se repiten con años de diferencia?

Sí, los sismos tienden a repetirse en zonas similares, según la historia sísmica. Lo que no sabemos es cuándo va a ocurrir el próximo sismo, dicen los investigadores.

4. ¿Un sismo tiene relación con otro que ya ocurrió recientemente en el mundo?

El 17 de septiembre, un terremoto de magnitud 6,9 sacudió el sureste de Taiwán. Pese a la proximidad de las fechas en ambos eventos, los investigadores aclaran que no existe una relación causa - efecto entre un sismo en otro lugar del mundo, a un sismo del lado de México.

PUBLICIDAD

Lo que sí puede ocurrir es que los sismos se disparen cuando hay una liberación de esfuerzos producidos en una zona aledaña. En México, el miércoles 14 de septiembre, hubo un sismo de magnitud 5 en la zona de Guerrero. “Es posible que ese haya liberado algunos esfuerzos que hayan disparado este sismo”, explicó Espíndola.

5. ¿Existe algún algoritmo que pueda predecir cuándo ocurrirá el próximo sismo en México?

Hay una gran diferencia entre “pronóstico” y “predicción”, dijeron los investigadores.

“Nosotros en el SSN no podemos autorizar que se diga que existe un método de pronóstico porque son técnicas demasiado generales que no se aplican al fenómeno sísmico como tal. Esas técnicas se aplican tanto a los picos de la pandemia, como a la ocurrencia de sismos o huracanes. Entonces, en ese sentido no podemos considerar eso como válido para el funcionamiento del Servicio”, aclaró Espíndola.

PUBLICIDAD

6. ¿Tembló porque llovió?

En distintos estados de la República Mexicana actualmente es temporada de huracanes y lluvias, sin embargo los fenómenos meteorológicos no tienen nada que ver en sismos tectónicos. Los temblores o movimientos telúricos, más bien, están sujetos a la dinámica interna de la tierra.

A pesar de ello, estudios han tratado de asociar fenómenos hidrometeorológicos con sismos, pero aún no hay resultados contundentes y son muy controvertidos.

PUBLICIDAD

7. ¿Trepidatorio u oscilatorio, cuál es peor?

Todos los sismos los dos tipos de ondas de compresión (trepidatorio) y transversales (oscilatorio), dependiendo en dónde se encuentre una persona y qué tan grande sea el sismo. Si se está alejado de la fuente sísmica, es posible que únicamente se sienta una pequeña oscilación. Si se está más cerca, o el sismo es fuerte como el de este lunes, el de 2017 o el de 1985, se sentirán ambos efectos.

8. ¿Se puede saber con exactitud si habrá un sismo de magnitud mayor a 8?

Exactitud, no hay, dice Luis Quintanar. “Puede ocurrir, pero predecir que va a venir un sismo de magnitud 8, no lo podemos decir de ninguna manera”.

Según explican Quintanar y Espíndola, la magnitud no es una medición directa, es una indirecta que se obtiene a partir de los datos sísmicos. Cuando se manda un dato preliminar, es mediante un algoritmo que define con una poca serie de tiempo que estima la magnitud. Por eso la magnitud de un sismo se va ajustando a medida que se van teniendo más datos e información de las estaciones que lo captaron.

PUBLICIDAD

9. ¿Cuánto tiempo dura un sismo?

En la explicación más científica, el epicentro es donde empezó el rompimiento. La velocidad con la que ocurre ese rompimiento puede ser de varios segundos, pero la propagación de ondas requiere tiempo, porque pasa por muchas capas. En algunos lugares se van atenuando. El factor de cuánto dura un sismo depende del rompimiento de la falla y cuánto es capaz el instrumento de medición de captar esa duración.

La sensación de la persona es otra medición. No es objetiva, por eso no se da como tal, porque depende de la sensibilidad de la gente y del tipo de construcciones. Por esta razón, el SSN no publica la duración de un sismo. Es más una cuestión de percepción y no es una medición objetiva.

10. ¿Y cuántos sismos han sucedido en lo que va en 2022?

En este año van 22 sismos mayores a 5 en el país. A nivel global existen organismos oficiales como el USGS en EE.UU que puede dar el número de sismos mayores en todo el mundo.

PUBLICIDAD

11. ¿Después del temblor viene el tsunami?

Cuando ocurre un sismo cerca de la costa con cierta profundidad, es plausible que este sismo levante una columna de agua y ésta al restituirse por gravedad genere un tsunami. Lo que vemos es un tsunami no muy intenso pero que sí tiene amplitudes considerables en algunos lugares.

Es plausible que se genere el riesgo de tsunami en las costas. De acuerdo con las mediciones, la estación Manzanillo, en el estado de Colima, es la que ha sido más afectada hasta ahora. También se han registrado olas de amplitud en Zihuatanejo.

Los tsunamis no son ondas únicas, sino un tren de ondas que ocurren una tras otra y que las ondas de mayor amplitud no son necesariamente las primeras en registrarse. La recomendación es no acercarse a la costa, ni a las playas, ni a las embarcaciones. No entrar en contacto con las corrientes. La población puede conocer las alertas de tsunami a través de la aplicación móvil Tsunami MX.

PUBLICIDAD