Actualidad

Petro equipara daños de la cocaína con los del petróleo y el carbón ante la ONU

El presidente de Colombia hizo un fuerte llamado para replantear la lucha contra las drogas y tomar acciones más decididas para salvar a la Amazonía

Petro intervino este martes en la Asamblea General de la ONU
20 de septiembre, 2022 | 10:39 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — El presidente colombiano, Gustavo Petro, equiparó este martes ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York el daño causado por la cocaína con el generado por el carbón y el petróleo, cuyo uso “puede extinguir a toda la humanidad”.

“El dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida, así ella solo cause mínimas muertes por sobredosis, y más por las mezclas que provoca su clandestinidad dictaminada, pero, en cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegidos, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad”, dijo Petro.

Han aumentado los consumos mortales, de drogas suaves han pasado a las más duras, se ha producido un genocidio en mi continente y en mi país, han condenado a las cárceles a millones de personas, para ocultar sus propias culpas sociales le han echado la culpa a la Selva y sus plantas. Han llenado de sin razón los discursos y las políticas.

Gustavo Petro

El mandatario colombiano manifestó que “estas son las cosas del poder mundial, cosas de la injusticia, cosas de la irracionalidad, porque el poder mundial se ha vuelto irracional”.

PUBLICIDAD

Asimismo, advirtió que la guerra contra las drogas ha fracasado y pidió a las economías globales que dejen envenenar a Colombia en el intento por destruir la hoja de coca.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Para destruir la planta de coca arrojan venenos, glifosato en masa que corre por las aguas, detienen a sus cultivadores y los encarcelan. Por destruir o poseer la hoja de la coca mueren un millón de latinoamericanos asesinados y encarcelan a dos millones de afros en la América del norte”, dijo el mandatario en Nueva York.

PUBLICIDAD

“Destruid la planta que mata gritan desde el norte, pero la planta no es sino una planta más de las millones que perecen cuando desatan el fuego sobre la selva”, dijo el mandatario colombiano.

Gustavo Petro señaló que no hay “nada más hipócrita que el discurso para salvar la selva” e hizo un llamado para destinar más recursos para su protección.

“Mientras dejan quemar las selvas, mientras hipócritas persiguen las plantas con venenos para ocultar los desastres de su propia sociedad, nos piden más y más carbón, más y más petróleo, para calmar la otra adicción: la del consumo, la del poder, la del dinero”, señaló.

En este sentido, solicitó a los Gobiernos del mundo ayuda “sin hipocresías” para salvar no solo la selva amazónica sino “la vida de la humanidad en el planeta”.

“Las cuentas bancarias se han vuelto ilimitadas, los dineros guardados de los más poderosos de la tierra ya no podrán siquiera gastarse en el tiempo de los siglos. La tristeza de la existencia que produce esa artificial convocatoria a la competencia, la llenan con ruido y con drogas. La adicción al dinero y al tener tiene otra cara: la adicción a las drogas en las personas que pierden la competencia, en los perdedores de la carrera artificial en que han transformado a la humanidad”, apuntó.

Para el presidente colombiano “la enfermedad de la soledad no se curará con el glifosato sobre las selvas. No es la selva la culpable. La culpable es su sociedad educada en el consumo sin fin, en la confusión estúpida entre consumo y felicidad que permite, eso sí, que los bolsillos del poder se llenen de dinero”.

PUBLICIDAD

Petro manifestó que la guerra contra las drogas ha durado 40 años y alertó que si no se corrige el rumbo esta se va a prolongar en el tiempo.

Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2,8 millones de jóvenes por fentanilo, que no se produce en nuestra América Latina. El afro preso se convertirá en negocio de empresas carceleras, morirán asesinados un millón de latinoamericanos más, nos llenarán de sangre nuestras aguas y nuestros campos verdes, verán morir el sueño de la democracia tanto en mi América como en la América anglosajona. La democracia morirá allí en donde nació, en la gran Atenas occidental europea”, apuntó.

Gustavo Petro llamó a los países de América Latina para acabar la guerra y a las economías mundiales a “salvar la selva amazónica integralmente con los recursos que puedan destinarse mundialmente a la vida”.

“Si no tienen la capacidad para financiar el fondo de la revitalización de las selvas, si pesa más destinar el dinero a las armas que a la vida, entonces reduzcan la deuda externa para liberar nuestros propios espacios presupuestales y con ellos realizar la tarea de salvar la humanidad y la vida en el planeta. Lo podemos hacer nosotros si ustedes no quieren. Solo cambien deuda por vida, por naturaleza”, propuso Petro ante la ONU.

PUBLICIDAD