Argentina

Cepo al dólar tarjeta: cuánto gastaron los argentinos en traer productos del exterior

La AFIP recortó el tope para compras con tarjeta en el exterior a través del sistema Courier. ¿Cuánto desembolsaron los argentinos en 2022?

Fotógrafo: Dimas Ardian/Bloomberg
24 de septiembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — El Gobierno argentino continúa intentando cuidar cada dólar que ingresa al país. El bajo nivel de reservas netas del Banco Central (BCRA) preocupa al oficialismo, y es por ello que busca aplicar un férreo control sobre la salida de divisas en un contexto en el que las expectativas de devaluación no desaparecen, lo que incentiva que se adelanten importaciones y se atrasen exportaciones.

Luego de que la balanza comercial argentina volviera a ser deficitaria en agosto, acumulando así su tercer mes seguido de pérdidas –algo que no ocurría desde 2018– la Administración de Alberto Fernández puso en marcha mayores controles cambiarios y empezó a vigilar más de cerca el egreso de dólares para importación.

Con ese objetivo, introdujo ayer un nuevo endurecimiento del cepo cambiario. A través de la Resolución 5260/2022 publicada por la AFIP en el Boletín Oficial, dispuso recortar el tope para compras con tarjeta en el exterior que se realicen a través del sistema Courier, rebajando el valor máximo de cada compra de US$3.000 a US$1.000. Asimismo, se ratificó que se mantendrá el límite de cinco envíos anuales máximos por persona.

PUBLICIDAD

“La medida surge del análisis que vienen realizando las áreas de fiscalización y control de la Aduana, a raíz de las cuales se han detectado un sinnúmero de maniobras realizadas para vulnerar y/o desnaturalizar el régimen. Entre las mismas, se repite el ingreso de mercadería con valores, cantidades y/o tipo sustancialmente distintos de los declarados, con el objetivo de evitar controles y regulaciones”, explicó la Aduana a través de un comunicado.

Si bien en los últimos días se venía especulando con nuevas restricciones relativas a las compras con tarjeta en moneda extranjera, o incluso con un nuevo tipo de cambio para el llamado dólar tarjeta, de momento el Gobierno solo oficializó esta medida relativa al ingreso de mercadería a través del sistema Courier.

Cerrando grifos

Según consta en datos oficiales del Banco Central, los gastos que realizan los argentinos en viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta en el exterior viene creciendo de manera sostenida desde que empezó el año. Pasaron de US$413 millones en enero a US$757 millones en julio, último dato disponible. En los primeros siete meses del año, se perdieron por esa vía US$3.863 millones, un ritmo promedio mensual de US$551 millones.

PUBLICIDAD

Si se desagregan esos gastos, excluyendo los consumos realizados por operadores turísticos y servicios de transporte de pasajeros, el total de gastos de personas físicas y jurídicas con tarjeta en el exterior se reduce a un promedio mensual de US$387 millones, pasando de US$329 millones en enero a US$471 millones en julio.

Dicha cifra, no obstante, incluye tanto los pagos que se realizan con tarjetas en el exterior como las compras a través del sistema Courier o los pagos de servicios digitales en moneda extranjera, como pueden ser Netflix o Spotify.

      • El dato clave: En 2022, los valores FOB de importación si se comprara el período enero-septiembre de 2021 con los mismos meses de 2022, se incrementaron 17,7%. Treparon de US$367 millones el año pasado a US$432 millones, US$65 millones más.

El Gobierno retoma así la política de más controles al ingreso de productos del exterior que había aplicado durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y que se interrumpieron durante la gestión de Cambiemos.

En el sector incluso especulan con que la medida puede guardar relación con la necesidad de ejercer mayores controles a importadores, que podían estar aprovechando este sistema para comprar productos afuera y revenderlos en el país.

¿Más cepo en 2023?

Según puede verse en el proyecto de ley de Presupuesto 2023 que presentó el 15 de septiembre el ministro de Economía, Sergio Massa, el oficialismo planea continuar endureciendo los controles cambiarios el año próximo.

Esto al menos es lo que se infiere del hecho que esté presupuestado para el año próximo que los ingresos por el impuesto PAIS, que grava con un 30% las compras de divisas para atesoramiento y los consumos con tarjeta en moneda extranjera, crecerán un 24,7%, más de 35 puntos por debajo de la inflación proyectada para el período.

Los ingresos correspondientes al Impuesto PAIS, indica la llamada ley de leyes, alcanzarían así los $405.812 millones. Esta previsión implicaría una caída de 0,12 puntos porcentuales en términos del PBI.

PUBLICIDAD