Viaje al déficit de Aerolíneas Argentinas: 20 pilotos por avión y 200 habitaciones por noche

La oposición argentina vuelve a instalar el debate por las pérdidas de la aerolínea de bandera. Todos los números de un déficit que marcará la campaña electoral

Aún no hay precisión para el resto de las empresas aerocomerciales.
28 de septiembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — Las millonarias pérdidas de Aerolíneas Argentinas volvieron al centro de la escena. El persistente déficit que presenta la aerolínea de bandera de Argentina, que según los balances de la compañía alcanzó los US$438 millones en 2021 y había superado los US$650 millones anuales en los dos ejercicios anteriores, volvió a quedar bajo la lupa luego de que el ex presidente Mauricio Macri afirmara en una entrevista que “no hay que poner un dólar más para financiarla.

      • El dato clave: Según pudo averiguar Bloomberg Línea, Aerolíneas Argentinas cuenta hoy con entre 18,8 y 20,5 pilotos por avión, y paga en el exterior un promedio de 200 habitaciones de hotel cada noche.

El debate sobre las pérdidas de Aerolíneas Argentinas lejos está de ser nuevo. Pero no por ello pierde actualidad. Desde hace años que los distintos gobiernos no han sabido, o no han querido, recortar ese rojo que cada año reflejan sus balances. Por eso se espera, en un contexto de fuerte escasez de reservas netas en el Banco Central (BCRA), que el déficit de la empresa vuelva a ocupar un rol central en los debates previos a las elecciones presidenciales del año próximo.

Con matices, desde la oposición plantearán -con mayor o menor vehemencia- cambios para que la compañía deje de costarle al país los millones de dólares que no tiene. Pero el tono, cree el ex candidato a diputado de Juntos por el Cambio, Franco Rinaldi, se irá moderando a medida que se acerquen los comicios.

El teorema de Baglini, que dice que cuanto más lejos se está del poder, más irresponsables son los enunciados políticos; y cuanto más cerca, más sensatos y razonables se vuelven, se cumpliría así una vez más en caso de que Juntos por el Cambio regrese al poder.

PUBLICIDAD

En cambio, el consultor aeronáutico y autor del libro “Aerolíneas Argentinas: 2000 días de pérdidas” (2014) imagina que un eventual nuevo gobierno de Juntos por el Cambio deberá iniciar, a más tardar en los primeros 100 días, un proceso de reestructuración “con gente competente”.

Por el contrario, en caso de un que el oficialismo logre la reelección, difícilmente se planteen medidas de ese calibre. A fin de cuentas, la reestatización de Aerolíneas Argentinas ha sido una de las banderas del kirchnerismo en los últimos años. En cambio, seguramente sigan apostando a recortar las pérdidas, tal como argumentó el lunes pasado el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani.

La pérdida de la que habla Mauricio Macri corresponde a su último año de gobierno. En 2021, el déficit de Aerolíneas se redujo un 35% respecto a 2019 y año a año vamos a seguir mejorando su rendimiento, pero con crecimiento y expansión, no con ajuste y a costa de la conectividad”, expresó a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

PUBLICIDAD
Pablo Ceriani, CEO da Aerolíneas Argentinasdfd

Ceriani cruzó así al ex presidente Macri, quien el día anterior había dicho que Aerolíneas Argentinas le costaba al país unos US$700 millones por año.

¿Creció o se redujo el déficit?

El 9 de junio pasado, a través de un comunicado de prensa, Aerolíneas Argentinas destacó que en 2021 redujo su pérdida un 34% respecto a 2019. De acuerdo a su último balance, aprobado por la Auditoria General de la Nación y auditado por la firma internacional KPMG, la compañía obtuvo “un resultado negativo de US$438 millones, que si se los compara con los US$667 millones de 2019 significan una reducción de la pérdida de US$229 millones”.

“Resulta importante mencionar que los aportes del Estado durante 2021 fueron de 65.796 millones de pesos, de los cuales 35.180 millones volvieron a las arcas del Estado en concepto de impuestos y tasas”, añadió la empresa en el citado texto.

Además, recordaron desde la aerolínea estatal, hacia fines de 2020 se concretó la fusión entre Aerolíneas Argentinas y Austral, lo que “permitió eliminar estructuras duplicadas y generar una mayor eficiencia en el uso de los recursos”.

Desde la empresa también marcaron que, a excepción de Copa Airlines que tuvo un saldo positivo en su balance de 50 millones de dólares, todas las compañías aéreas de la región tuvieron resultados negativos: LATAM (US$4.084 millones), Gol (US$1.366 millones), Aeroméxico (US$1.043 millones) y Azul (US$886 millones).

Por otra parte, desde la compañía hacen hincapié en otra cuestión no menor. Marcan que, al 23 de septiembre, habían recibido $34.705 millones, un 47,6% de los $ 72.908 millones presupuestados para la compañía para este 2022.

El recorte de presupuesto previsto por Massa

Para 2023, en tanto, el proyecto de ley de Presupuesto presentado a mediados de mes por el ministro de Economía, Sergio Massa, prevé un importante recorte para la aerolínea estatal. Le asignó recursos por unos $90.000 millones, 23% más que para el corriente año y muy por debajo de la inflación estimada para el período, que según proyecta el Gobierno rondará el 60%.

PUBLICIDAD

Pese a ello, desde un sector de la oposición insisten en que las pérdidas de la compañía están en aumento. ¿El motivo? Que si bien Aerolíneas Argentinas puede haber recortado sus pérdidas un 34% respecto a 2019, logró hacerlo gracias a que recibió mayores transferencias de parte del Estado.

Según reveló el sitio Chequeado.com, tomando datos del sitio gubernamental Presupuesto Abierto, la asistencia del Tesoro a Aerolíneas Argentinas saltó de $23.126 millones en 2019 a $63.551 millones en 2021, un 174,8% más. Muy por encima de la inflación acumulada en ese período.

Pero medido en dólares, según la cotización promedio anual, las asistencias del Tesoro a la empresa treparon de US$479 millones en 2019 a US$669 millones en 2021. Al 10 de agosto último, agregó Chequeado de acuerdo a la Ejecución Presupuestaria disponible hasta entonces, los envíos ya ascendían a $72.908 millones, unos US$636 millones.

Otra mirada aporta un informe reciente de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). Reflejó que Aerolíneas Argentinas es la cuarta empresa pública que más transferencias totales recibió del Tesoro. Pero si se excluyen del resultado los aportes del Estado, agrega, Aerolíneas Argentinas se ubica como la tercera empresa pública más deficitaria, con un rojo de $108 mil millones y solo superada por Aysa, que perdió $110 mil millones y IEASA, con un déficit de $137 mil millones.

PUBLICIDAD

Con todo, el trabajo de la OPC concluye que la aerolínea de bandera argentina tiene un nivel de autonomía financiera, entendida como entre ingresos propios y recursos totales, del 53,3%. Se ubica así, por debajo del promedio de autonomía financiera de las empresas públicas argentinas que es del 74,4% (aunque si se excluye a YPF, ese promedio cae a 42,2%).

Doscientas habitaciones por noche y 20 pilotos por avión

En diálogo con Bloomberg Línea, Franco Rinaldi considera que el motivo por el que Aerolíneas Argentinas genera tanto debate, siendo que no es la única empresa pública deficitaria –y ni siquiera es la de mayores pérdidas– es porque representa una suerte de espejo del país. “Es como una mini Argentina, el símbolo de algo que no funciona”, grafica.

PUBLICIDAD

Para ser una compañía saludable, calcula, Aerolíneas Argentinas no debería tener más de 7.000 empleados, bastantes menos que los 11.393 que tiene hoy y que los 10.230 con los que contaba cuando terminó 2019, según consta en los balances de la compañía. Pese a ello, el dato oficial de Recursos Humanos que manejan dentro de la compañía es que la dotación de empleados se redujo desde diciembre de 2019 y que hoy hay 653 empleados menos.

Según reflejan los registros oficiales, Aerolíneas Argentinas tiene una flota de 77 aviones, de los cuales 24 son propios. De los restantes, seis figuran bajo la denominación “leasing financiero”, que implica que serán propios cuando terminen de pagarse, y 47 bajo la figura de “leasing operativo”. Es decir, alquilados. Dichos alquileres, estima Rinaldi, tienen un costo mensual de unos US$150.000.

Por otra parte, el ex candidato a diputado de Juntos por el Cambio calcula que, del total de empleados, unos 1.100 son pilotos o copilotos. Eso implicaría que, en promedio, Aerolíneas Argentinas tendría más de 14 pilotos por avión. Pero dicha estimación, agrega, implicaría que el total de la flota estuviera operativa, cosa que no ocurre.

PUBLICIDAD
En el Aeroparque internacional Jorge Newberydfd

Según pudo confirmar Bloomberg Línea, el total de pilotos asciende hoy a 1.130 y los aviones operativos rondan los 55 a 60. Esto implica que hoy Aerolíneas Argentinas tiene entre 18,8 y 20,5 pilotos por avión.

Pese a ello, desde la aerolínea subrayan que la cantidad de pilotos bajó desde el cambio de gestión. Según las cifras que manejan en la empresa, desde 2019 a hoy hay 93 pilotos menos, y que si se compara con el pico de 2018, la cantidad de pilotos se redujo en 162.

Pero además, desde la empresa marcan que el nuevo convenio colectivo recortó los descansos estipulados. El Decreto 877/2021, publicado el 23 de diciembre del año pasado en el Boletín Oficial, redujo los tiempos de descanso en las escalas.

Así, indican desde la empresa, ya no existe posibilidad de que una tripulación esté cuatro días descansando en Estados Unidos o en Europa. A lo sumo, marcan, las tripulaciones regresan antes de cumplir 48 horas o dos noches en destino. E incluso, muchas de las postas -como por ejemplo San Pablo o Río de Janeiro- son sin descanso en escala, lo que implica que la tripulación regresa ese mismo día.

Esta cuestión cobra especial importancia si se tienen en cuenta los costos que debe absorber la aerolínea durante ese descanso. En primer término, el alojamiento. Según pudo saber Bloomberg Línea, entre la tripulación y pasajeros demorados, todas las noches Aerolíneas Argentinas debe afrontar los costos de unas 200 habitaciones en promedio en el exterior. Pero además, los tripulantes que viajan al exterior cobran viáticos promedio por unos US$150 por día. Dichos montos, no obstante, varían según el destino y hasta el tipo de avión.