Negocios

Algodoneros y confeccionistas chocan ante eventual baja de aranceles a los hilos

La determinación con respecto a una eventual reducción de los aranceles a los hilos la debe tomar el denominado Comité Triple A, pero ¿qué divide a los algodoneros y confeccionistas?

Carretes de hilo de algodón en una máquina de bordado textil en Myanmar. Fotógrafo: Taylor Weidman/Bloomberg
29 de septiembre, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — Mientras los algodoneros dicen que bajar los aranceles a los hilos terminaría de hundir a las últimas hilanderías colombianas, los confeccionistas defienden la medida que ellos mismos proponen al considerar que estas no logran cubrir la demanda local y por ende ellos se ven obligados a pagar insumos más costosos en el exterior debido a los actuales gravámenes.

Los algodoneros colombianos temen que la reducción de los aranceles a los hilos pueda dar un golpe mortal a las hilanderías locales, que pasaron al cabo de una década de unas 20 a solo unas cuantas, debido al incentivo que podría darles a los productos importados, dijo a Bloomberg Línea el presidente ejecutivo de Conalgodón, César Pardo.

Las hilanderías que aún compiten en el mercado colombiano son Fabricato, Coltejer (que está paralizada), Colhilados y Universal, que se podrían ver perjudicadas en caso de que se aplique esta reducción que ya fue propuesta a la Administración de Gustavo Petro, de acuerdo al directivo.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

“En los últimos años ha habido mucha importación de hilos y telas, sobre todo de China y de Oriente Medio, lo que ha llevado al traste a muchas hilanderías porque no han podido sostenerse, porque ya sea legalmente o incluso de contrabando o subfacturado llegan hilos y telas demasiado baratas, lo que los hace poco competitivos”, añadió.

El ejecutivo indica que en la actualidad “la única protección que tienen los hilanderos es que hay un arancel a la importación de hilos”, que sirve para que la industria textil pueda seguir sobreviviendo y cumpliendo con los planes que tienen las empresas, según dice.

PUBLICIDAD

Uno de los puntos que definitivamente sería un golpe mortal para las hilanderías sería la reducción del arancel a los hilos. Yo sé que no está dentro de las propuestas generales del Gobierno, pero lo estamos agitando porque esa ha sido una posición permanente que han tenido los confeccionistas y consideramos que por ahí no es”, añadió.

Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección, tiene una opinión diferente pues argumenta en entrevista con Bloomberg Línea que “lastimosamente en Colombia la producción nacional de hilos es deficitaria en casi un 80% respecto a las necesidades del país”.

“No es justo seguir sacrificando a los confeccionistas, que al final al cabo son los que mayor valor agregado y los que más empleo generan, que tengan que pagar unos aranceles por unos hilos que no se producen en el país y adicionalmente a eso hay 69 subpartidas que tienen un arancel del 10%, igual al que se paga por las telas”, consideró Camilo Rodríguez.

Los hilos de algodón cuelgan arriba mientras un empleado comprueba el hilado en la planta de procesamiento de Selected Textiles S.A. en Farsala, Grecia, el viernes 10 de julio de 2015.dfd

Por lo anterior, señala que “no se está respetando ni el valor agregado, ni el encadenamiento productivo. (...) aquí lo que hay es un negocio de unas hilanderías, que ya solamente quedan alrededor de cuatro. Esto ha representando una pérdida de competitividad para los confeccionistas”, insistió.

Desde la Cámara Colombiana de la Confección defienden que el producto textil nacional no pudo absorber los aumentos del arancel de sus insumos (fibras e hilados) y le transfirió estos sobrecostos al sector de las confecciones.

Además, indica que desde que se adoptó el Decreto 2917 de 2011, que modificó el arancel de aduana del 5% al 10%, ocho de las principales once hilanderías nacionales desaparecieron.

PUBLICIDAD

César Pardo, por su parte, manifestó que la reducción del impuesto a los hilos ha sido una propuesta que han querido revivir en diferentes ocasiones los confeccionistas y contó que han tenido conocimiento de una reciente reunión entre estos y el Gobierno en la que le habrían hablado de este tema.

Bloomberg Línea pudo constatar que esta reunión sí se llevó a cabo junto a voceros del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

En el pasado, César Pardo señaló que los confeccionistas “tuvieron un apoderado muy potente que fue (el excongresista del Partido Liberal) Luis Fernando Velasco para promover la reducción del arancel a los hilos que hoy está en el 10%. Eso lo han venido trabajando desde hace tiempo”.

PUBLICIDAD

“El tema es que los confeccionistas piensan que les reducen el arancel a los hilos y les resuelven todos sus problemas”, apuntó el presidente ejecutivo de Conalgodón, para quien el problema de estos pasa más por los aspectos relacionados con el contrabando, la subfacturación, etc.

“Y además tienen un problema muy complicado: que si no producen telas y confecciones con algodón de origen nacional no están acatando la norma de origen que está en los tratados de libre comercio, entonces no podrían exportar a EE.UU., por ejemplo. Nosotros consideramos que es más perjuicio que beneficio lo que les trae a los confeccionistas la reducción al arancel a los hilos, pero ellos han insistido desde hace más de cuatro años”, apuntó César Pardo.

PUBLICIDAD

Pardo manifiesta que la propuesta de los confeccionistas la plantean sobre la base de que “ellos defienden el cultivo del algodón y proponen planes para el sector que son incumplibles porque generalmente no tienen presupuestos. Proponen estos planes para declararse amigos de nosotros y en seguida proponen el plan de la reducción de los aranceles que no necesita presupuesto”.

“En cambio, todos los planes para promover, incentivar y modernizar el cultivo del algodón necesitan recursos del presupuesto nacional, sobre todo del Ministerio de Agricultura (…) no para subsidiar precios, porque no estamos de acuerdo, sino que se incentiven algunos elementos para que el cultivo pueda volver a renacer, por ejemplo, el tema de la maquinaria”, comentó.

La determinación con respecto a una eventual reducción de los aranceles a los hilos la debe tomar el denominado Comité Triple A, que está integrado por los Ministerios de Comercio, agricultura y Hacienda.

PUBLICIDAD