Uruguay

Shoppings uruguayos sienten la crisis argentina por turismo hacia el dólar blue

Los uruguayos cruzaron de a miles hacia Buenos Aires y las ciudades fronterizas en cada fin de semana largo

Peatones en la calle Florida en Buenos Aires, Argentina, una de las principales zonas comerciales de la ciudad porteña.Fotógrafo: Sarah Pabst/Bloomberg
Por Ken Parks
16 de octubre, 2022 | 08:53 AM

Bloomberg — El administrador más grande de shoppings de Uruguay señaló la afectación de las ventas en las tiendas de los centros comerciales debido a la crisis monetaria en Argentina. La brecha cambiaria y la posibilidad de acceder al dólar blue generó que una cantidad creciente de turistas crucen la frontera para aprovechar los restaurantes porteños, considerablemente más baratos que del otro lado del Río de la Plata, y también los espectáculos.

Si bien a principios de año Carlos Lecueder, director del Estudio Luis E. Lecueder, se mostraba optimista de que los nueve centros comerciales que administra se recuperarían de la pandemia y registrarían ventas por encima de 2019, la nueva crisis en Argentina puso paños fríos sobre esa esperanza.

Es que decenas de miles de uruguayos de clase media optaron por gastar una parte de sus ingresos en Argentina durante un fin de semana largo en agosto y las vacaciones de primavera en setiembre. En tanto, durante el fin de semana largo en octubre, hubo casi 74.000 uruguayos que salieron del país, y lo hicieron sobre todo por los pasos fronterizos con Argentina.

PUBLICIDAD

Lecueder ahora espera que las ventas en tiendas durante este año sean aproximadamente un 5% inferiores a las de 2019, con un crecimiento de los ingresos estimado en torno a la mitad de su pronóstico original debido a la crisis en Argentina.

“Argentina está afectando a todo el retail uruguayo de forma importante porque genera en algunos casos precios más baratos y en otros casos, donde no es necesariamente más barato, se está gastando dinero allá y no aquí”, dijo Lecueder en una entrevista en su oficina en el World Trade Center de Montevideo.

Argentina está en medio de una profunda crisis económica, a medida que los déficits, la emisión de dinero, los controles de capital y la inflación cercana al 80% perforan la moneda. El dólar cotiza a 151 pesos argentinos en el mercado oficial, en comparación con la tasa de cambio de alrededor de 287 pesos argentinos por dólar en el mercado negro, conocido como dólar blue.

PUBLICIDAD

Turismo al dólar blue

Las distorsiones de precios masivas causadas por las políticas económicas de Argentina se traducen en que, por ejemplo, los turistas que compran pesos en el mercado negro con moneda extranjera pagarán el equivalente a US$10 por un corte de carne con guarniciones en la Parrilla Peña, cerca del famoso Teatro Colón en Buenos Aires. Un plato similar cuesta alrededor de US$17 en el tradicional restaurante La Pasiva, en Montevideo. Las entradas para dos personas para ver una ópera en el Teatro Colón le costarán alrededor de US$10 para los asientos baratos, en comparación con US$22 para una obra en el Teatro Solís de Montevideo.

Las pequeñas empresas en pueblos y ciudades ubicadas a lo largo del río Uruguay también están sufriendo pérdidas de ventas debido al contrabando y a las personas que cruzan a diario para adquirir productos básicos en Argentina.

Una encuesta periódica de 60 productos básicos realizada por la sucursal de Salto de la Universidad Católica de Uruguay encontró que comprar esos productos en la vecina Concordia resultaba un 63% más barato. Uno de los pocos artículos que los argentinos intentan comprar en Uruguay son los neumáticos para autos debido a la escasez, según el diario El País.

Lecueder, cuyo padre abrió el primer centro comercial de Uruguay en 1985, espera que el lastre del consumo de Argentina disminuya lentamente durante el próximo año.

Las vacaciones escolares y los fines de semana largos impulsan el aumento de los viajes al extranjero en el tercer trimestre.dfd

Esos vientos en contra no impiden que el empresario busque ubicaciones para nuevos centros comerciales en el interior. Su firma también planea comenzar este año la construcción de una torre residencial en las afueras de Montevideo de casi US$30 millones.

Los analistas encuestados el mes pasado por el Banco Central de Uruguay elevaron su perspectiva de crecimiento económico a 5%. Se espera que la economía se desacelere al 3% el próximo año cuando concluya la construcción de la segunda planta de celulosa de UPM de US$3.470 millones y un ferrocarril de US$839 millones.

PUBLICIDAD

“Es razonable pensar que el 2023 sea de menor crecimiento”, dijo el empresario.

Lea más en Bloomberg.com.

PUBLICIDAD