Negocios

Famsa al filo de la disolución si accionistas no aprueban plan

El futuro de Famsa se decidirá el 31 de octubre, cuando sus accionistas se reunan para evaluar propuestas sobre cómo pagar los pasivos de corto plazo

Los accionistas de Famsa podrían votar el 31 de agosto la disolución y liquidación de la empresa.
17 de octubre, 2022 | 08:49 AM

Ciudad de México — Grupo Famsa, una minorista mexicana que pasó por un Concurso Mercantil, podría entrar en disolución de no lograr la votación mayoritaria de sus accionistas sobre la manera de capitalizar a la empresa para atender la deuda de corto plazo.

La moneda está en el aire para la compañía mexicana. Los accionistas de Famsa se reunirán el 31 de octubre en una Asamblea Extraordinaria para analizar diversas propuestas, entre las que se incluyen el incremento de capital, de acuerdo con la convocatoria distribuida en la Bolsa Mexicana de Valores.

Si no logran un acuerdo, se planteará a los accionistas votar sobre la disolución y liquidación de la empresa.

PUBLICIDAD

Hace cuatro meses, directivos de Famsa dijeron a Bloomberg Línea que esperaban recibir una línea de crédito por MXN$600 millones (US$30 millones). No es claro si la empresa obtuvo finalmente ese financiamiento.

Los acreedores de Famsa se convirtieron formalmente en mayo en los accionistas mayoritarios de la compañía, luego del Concurso Mercantil.

Los acreedores bancarios de Famsa recibieron poco más de 402,3 millones de acciones. La mayor parte, 373,6 millones fueron entregadas en propiedad y representan 65,57% del capital social. Las 28,6 millones de acciones restantes fueron entregadas en garantía.

PUBLICIDAD

La empresa, con sede en Monterrey, recibió en febrero el aval de la mayoría de sus acreedores para la reestructuración de sus pasivos por más de MXN$10.000 millones (US$500 millones).

El acuerdo, que fue avalado por un juez a través de un Concurso Mercantil, consideraba también la inyección de recursos de Famsa por MXN$1.200 millones (US$60 millones) para impulsar el negocio.

La empresa dejó de pagar a sus acreedores y buscó en agosto de 2020 la protección a través de un Concurso Mercantil en México, dos meses después de que su negocio bancario Banco Ahorro Famsa perdiera la licencia para operar.

La compañía también activó a mediados de 2020 un proceso de bancarrota en EE.UU.

Luego de estos procesos, Famsa cerró cinco centros de distribución y 148 tiendas en México. Eso representó un recorte de personal de 16.550 que tenía en junio de 2020 a 4.910 al cierre de 2021, de acuerdo con Bloomberg News.

PUBLICIDAD