Finanzas personales

Peso colombiano alcanza nuevo mínimo histórico y el dólar se acerca a los $4.800

El peso colombiano se anotó una nueva jornada de depreciación y al cabo de seis meses ya se ha restado un 21,67%

Dólar
18 de octubre, 2022 | 09:58 AM

Bogotá — El dólar cerró este martes en $4.765 y arrastró al peso colombiano (COP) como una de las monedas de Latinoamérica más depreciadas frente a la divisa estadounidense en lo corrido del año.

El peso colombiano se ha depreciado hasta octubre un importante 14,39%, solo por detrás del peso argentino que ha caído un 32,78%, de acuerdo a cifras de Bloomberg.

A la depreciación de la moneda colombiana le sigue de cerca la del peso chileno, que se ha restado un 12,19% frente al dólar. En la otra cara, el real brasileño se ha apreciado un 6,11%, el peso mexicano un 2,50% y el sol peruano un 0,64%.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Al cabo de cinco días el peso colombiano se ha depreciado un 3,33%, en un mes un 6,93%, en tres meses un 9,59% y en seis meses un 21,67%.

El peso colombiano ha tenido momentos difíciles este año en medio de mayor aversión al riesgo por parte de los inversionistas que ven cada vez más probable una recesión global y se refugian en el dólar haciendo que el billete verde repunte y monedas de otros países pierdan valor.

PUBLICIDAD

Juan Eduardo Nates, asociado sénior de Divisas en Credicorp, dice que después de una semana de altísima volatilidad, con nuevos máximos del dólar en Colombia en medio de las expectativas por las alzas de las tasas de interés de la Fed, los mercados “han venido reaccionando de forma más calmada”.

“Ya amanecemos hoy por los lados del 4% en el caso de los tesoros de 10 años, vemos un euro y en general un dólar que empieza a decantar un poco las noticias”, dice.

Entre tanto, del lado de los commodities dice que este mercado reacciona con un algo de calma con un barril de WTI sobre los US$85 y el Brent, de referencia para Colombia, en los US$91.

“Estos rebotes han traído calma a la región”, apuntó Juan Eduardo Nates, quien matiza que, no obstante, el peso colombiano es el que más ha sufrido por estos picos de volatilidad debido, también, “al ruido político interno”.

“Recordemos que Brasil, Perú y Chile han tenido también movimientos políticos que han generado muchísima incertidumbre; sin embargo, las monedas han vuelto a la calma y en el caso del peso colombiano el problema ha sido la comunicación de alguna forma y ese mensaje del Gobierno de querer intervenir desde redes sociales. Obviamente, el mercado está leyendo esto con mucha cautela y en la medida en que esto representa un riesgo en términos de incertidumbre, de tasas de interés y de políticas fiscales, sobre todo, claramente los recursos empiezan a salir”, apuntó.

“Esto, combinado, a una fortaleza del dólar generalizada con perspectivas de interés subiendo los siguientes meses, pues claramente genera esta salida en masa, lo que ha hecho que en estos meses estemos rompiendo máximos históricos del dólar”, ahondó.

PUBLICIDAD

Aun así, desde Credicorp prevén que estas perspectivas más positivas y el regreso a la calma de los mercados provoquen que el peso colombiano vuelva a los $4.670 y luego a los $4.625 que sería el siguiente nivel abajo.

En este contexto, la economista de Scotiabank Colpatria, Jackeline Piraján, destaca en conversación con Bloomberg Línea que cada estrategia para blindarse de la depreciación de las monedas locales frente al dólar debería aplicarse en función de los propósitos y el perfil de riesgo que tenga cada persona.

“Por ejemplo, si una persona percibe que sus ahorros en dólares ya cumplieron con su valorización esperada, el siguiente paso es preguntarse para qué desea esos ahorros (para educación a largo plazo, un carro, la cuota de una vivienda, entre otros)”, dice.

PUBLICIDAD

Piraján señala que si la persona tiene un horizonte de inversión de mediano y largo plazo probablemente pueda considerar en diversificar su ahorro para dejar de estar expuesto únicamente a la fluctuación del dólar.

“Para diversificar las inversiones hay varias alternativas a considerar, en ese caso una segunda pregunta sería qué tan tolerante al riesgo se es y qué tan urgente o no se requiere tener fondos disponibles”, afirmó.

PUBLICIDAD

José Andrés Rueda Montaño, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de América, explica a Bloomberg Línea que bajo este escenario, “con una tasa de depreciación mayor que la inflación, aquellos que tienen dólares a la mano, o coloquialmente conocidos como dólares debajo del colchón) como una forma de inversión pasiva, están al menos manteniendo su poder adquisitivo y rentando unos puntos por encima de la inflación”.

“Esta estrategia sigue conservando validez (comprar dólares en casas de cambio y guardarlos) en tanto las variables que impulsan la fortaleza del dólar a nivel global y local se mantengan vigentes, (alta inflación global, incremento de tasas de bancos centrales, anuncios que no favorezcan la confianza inversionista en el país)”, señala Rueda Montaño.

A pesar de esto, también hay la opción de abrir una cuenta de ahorros/corriente en un banco en dólares para escapar de la depreciación de las monedas.

PUBLICIDAD

Y para aquellos que consideren esta opción el profesor explica que “existen bancos en el país que le permiten abrir cuentas en dólares sin necesidad de hacerlo de manera presencial en estos países, previo cumplimiento de los requisitos exigidos por la ley y estas instituciones financieras”.

Al abrir este tipo de cuentas, “pueden ofrecer acceso a opciones de ahorro remunerado dependiendo de la institución -cuentas de ahorro remuneradas o CD (certificate of deposit)- que, aparte de la depreciación, pueden otorgar una rentabilidad adicional en un interés pactado”, destaca.

La Fed se ve presionada a un alza de tasas de interés y ello mantendría fuerte al dólar.dfd

“Uno de los instrumentos para personas con baja tolerancia al riesgo y sin afán de usar sus ahorros pueden ser, por ejemplo, los depósitos a término. Hoy, las tasas de remuneración a ahorro están altas frente a la historia reciente. Hay remuneraciones en CDT superiores a doble dígito que pueden ser una buena alternativa ya que en la actualidad están dando una rentabilidad superior a la inflación, la condición sería que el ahorrador no necesitara de esos fondos en el plazo de duración de la compra del CDT”, complementa Jackeline Piraján.

PUBLICIDAD

A través de las plataformas de pensiones voluntarias, otra opción, dice el académico Rueda Montaño, es invertir en fondos de inversión denominados en dólares que pueden ser una forma de invertir y estar “dolarizado”; sin embargo, es absolutamente necesario en esta opción tener asesoría profesional para entender los vehículos y sus riesgos.

Ya para inversionistas profesionales y conocedores, agrega Rueda Montaño, “están las plataformas de inversión en mercados internacionales, que permiten comprar activos financieros en el exterior en dólares, pero es recomendable contar con experiencia y conocimientos para operar de manera exitosa en estos mercados de capitales”.

Por su parte, Juliana Matiz, fundadora de la plataforma de educación financiera Investopi, dice que las inversiones en dólares en Colombia dependen del momento de la compra y el horizonte que se espera para obtener rentabilidad.

Para la experta en educación financiera, “pensar a largo plazo es lo ideal” puesto que en su opinión el dólar se va a seguir fortaleciendo, según lo manifestó a Bloomberg Línea,

La mejor alternativa para capitalizar los dólares a largo plazo es invertir en bolsa, lo que permite seguir tomando la utilidad del fortalecimiento del dólar y a su vez de grandes compañías como Google, Apple, Coca-Cola y otras”, opinó.

PUBLICIDAD