Marcha atrás: el BCRA da de baja la subasta por las 962 toneladas de monedas

La autoridad monetaria había iniciado el proceso para rematar un lote de monedas, pero fue dado de baja. En el país, la fundición de monedas está prohibida por el código penal

El lote de monedas que subasta el BCRA
19 de octubre, 2022 | 12:57 PM

Buenos Aires — El Banco Central argentino (BCRA) dio marcha atrás y no habrá subasta de monedas. Luego de que el Banco Ciudad publicara en su página web la convocatoria para un remate público por un lote de 962 toneladas de monedas, por un precio inicial de $522 millones, la entidad que preside Miguel Pesce dio marcha atrás con la polémica decisión.

Así se lo confirmaron fuentes de ambas entidades a Bloomberg Línea este miércoles. La decisión llegó luego de este medio publicara que el BCRA había iniciado el proceso para subastar 962 toneladas de monedas el 2 de noviembre próximo.

¿Qué pasó con la subasta del BCRA?

Según había detectado anoche el abogado especializado en derecho cambiario y financiero, y ex director de Casa de la Moneda, Augusto Ardiles, el Banco Central argentino había iniciado la convocatoria para subastar, el 2 de noviembre próximo, 962 toneladas de monedas desde un precio base que se iniciaría en $522 millones.

La medida, apuntó Ardiles, era al menos polémica. Es que hubiera implicado que el Central vendiera monedas de curso legal sin antes haberlas desmonetizado.

PUBLICIDAD
La curiosa subasta del Banco Centraldfd

Pero incluso la decisión podía tener consecuencias aún mayores para quien se hiciera del lote. Ocurre que en la Argentina desde hace meses que la fundición de monedas se convirtió en negocio informal, dado que muchas de ellas valen más por lo que se puede obtener por el metal que por su denominación.

Esto implica que si quien compraba el lote lo hacía con fines para fundirlas, al hacerlo hubiera incumplido con el artículo 283 de la Ley 11.179 del código penal, que dice que “será reprimido con reclusión o prisión de uno a cinco años, el que cercenare o alterare moneda de curso legal y el que introdujere, expendiere o pusiere en circulación moneda cercenada o alterada”.

El detalle de la subasta, la número 2848, podía verse hasta el mediodía de este miércoles a través de la página web del propio Banco Ciudad, la entidad que actuaba como agente pignoraticio.