Gremio de constructores colombiano se queda sin presidenta: Sandra Forero renunció

Sandra Forero permaneció 12 años en el cargo y acompañó el ‘boom’ del sector de la construcción que vivió Colombia en los últimos años con el impulso de los programas estatales

La ejecutiva es arquitecta de la Universidad Piloto de Colombia y cuenta con especializaciones en Arquitectura Urbana y en Montaje de Operaciones Públicas de la Escuela de Arquitectura de París.
20 de octubre, 2022 | 08:41 AM

Bogotá — La presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, renunció a su cargo luego de 12 años para emprender proyectos personales en temas de género, vivienda y ciudad, según lo confirmó la misma ejecutiva.

“Esta decisión es producto del deseo personal de emprender nuevos proyectos profesionales en los sectores de vivienda, ciudad y género, desde otros frentes distintos a la representación gremial”, dijo Forero.

La renuncia de la funcionaria luego de que instalar en Barranquilla el Congreso Colombiano de la Construcción, que se realiza presencialmente luego de dos años de virtualidad.

Sandra Forero permaneció 12 años en el cargo y acompañó el ‘boom’ del sector de la construcción que vivió Colombia en los últimos años con el impulso de los programas estatales.

PUBLICIDAD

Forero también fue fue la primera mujer en presidir el Consejo Gremial, que reúne a sectores como el industrial, construcción, minero-energético, infraestructura, servicios, tecnología, agropecuario, financiero, turístico y comercial.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

La ejecutiva es arquitecta de la Universidad Piloto de Colombia y cuenta con especializaciones en Arquitectura Urbana y en Montaje de Operaciones Públicas de la Escuela de Arquitectura de París.

PUBLICIDAD

Asumió la Presidencia de Camacol luego de ser gerente del gremio de los constructores en Bogotá y Cundinamarca.

Construcción en Colombiadfd

Durante su presidencia impulsó la consolidación de la política de vivienda, el ordenamiento territorial, la planificación urbana, el desarrollo productivo y sostenible, y la transformación digital de la cadena de valor del sector edificador del país, entre otros temas, según Camacol.

“Como hitos de la gestión de la presidenta ejecutiva se destacan el aumento en un 50% de la presencia y cobertura regional del gremio, y el crecimiento del 54% de su tejido empresarial asociado a lo largo de los últimos 12 años, llegando a 1.700 afiliados”, dijo esa entidad en un comunicado.

En el marco de los 65 años del gremio, Forero señaló además que “el sector debe continuar en el futuro próximo bajo los pilares de la productividad y la inclusión, sin cambiar su propósito superior de proveer la vivienda formal de los colombianos, construir ciudades de calidad y generar empleo y bienestar para los hogares del país”.

Un total de 119.409 viviendas nuevas se vendieron en el país durante el primer semestre de este año, un aumento del 5% frente al mismo período del 2021, de acuerdo a cifras de Galería Inmobiliaria divulgadas por el Ministerio de Vivienda.

Del total de vivienda vendidas en ese período, 85.282 corresponden al segmento de interés social (VIS) y 34.127 a rangos medio y alto (No VIS), que reportaron crecimientos del 7% y 1%, respectivamente.

En días pasados, el Ministerio de Vivienda y la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) les pidieron a las empresas de construcción a cargo de proyectos de vivienda de interés social (VIS) que mantengan las condiciones a los beneficiarios del programa estatal Mi Casa Ya.

PUBLICIDAD

Desde el Gobierno indicaron que se han realizado todas las gestiones correspondientes para garantizar la continuidad del programa, que ya completó siete años.

Con este llamado se busca “evitar el desistimiento de los negocios y considerar opciones para generar un margen de espera, mientras que los subsidios del Gobierno nacional asociados al programa se hacen efectivos en los próximos meses”, indicó el Ministerio.

VER +
Inversiones inmobiliarias en Colombia: ¿es un buen o mal momento para hacerlas?