Negocios

Credit Suisse no está a la venta, dice su presidente

En un año que ha visto a sus acciones desplomarse más de 50%, la institución es vulnerable a rumores de ofertas de adquisición y preocupaciones sobre su estabilidad

El presidente de Credit Suisse, Axel Lehmann
Por Ambereen Choudhury, Marion Halftermeyer y Yvonne Man
01 de noviembre, 2022 | 09:05 AM
Últimascotizaciones

Bloomberg — Cualquier cazador de gangas que busque hacerse de Credit Suisse AG (CS) ahora que su restructuración ha empujado sus acciones a la baja no encontrará lo que busca.

“Vamos a prosperar de nuevo, por lo que no estamos en ninguna discusión de adquisición”, dijo el presidente de Credit Suisse, Axel Lehmann, en una entrevista con Bloomberg Television en Hong Kong el lunes. “Queremos seguir siendo independientes”.

En un año que ha visto a sus acciones desplomarse más de 50%, la institución es vulnerable a rumores de ofertas de adquisición y preocupaciones sobre su estabilidad. Lehman dijo que el aumento de capital de 4.000 millones de francos suizos (US$4.000 millones) haría al prestamista “sólido como una roca” y lo ayudaría a llevar a cabo una restructuración que reduzca radicalmente el deficitario banco de inversión y disminuya sus operaciones comerciales.

PUBLICIDAD

“De cara al futuro, Credit Suisse es realmente una franquicia centrada en la gestión de la riqueza, centrada en los empresarios, los clientes adinerados”, dijo Lehmann, añadiendo que el banco planea impulsar los esfuerzos de crecimiento en los mercados clave de América Latina, Asia Pacífico y Oriente Medio. “Somos un gestor de patrimonios, y la gestión de activos va de la mano”.

El ejecutivo dijo que tiene “mucha confianza” en que Credit Suisse pueda asegurar un acuerdo durante la próxima semana en relación con la venta de la mayoría de un negocio de comercialización de productos titulizados a un grupo liderado por la firma de capital privado Apollo Global Management Inc. El banco tiene previsto mantener un flujo de ingresos procedentes del negocio, dijo Lehmann.

El lunes, el banco detalló sus planes de captación de capital mediante una emisión de derechos y la venta de acciones a inversores como el Saudi National Bank, que se convertirá en uno de los principales accionistas de la entidad. Para ayudar en el proceso, la empresa anunció un sindicato ampliado de bancos que incluye nombres de Wall Street como Goldman Sachs Group Inc. (GS), prestamistas europeos como BNP Paribas SA y Barclays Plc (BCS), así como firmas de Asia.

PUBLICIDAD
El logo de Credit Suissedfd

Aproximadamente 1.800 millones de francos suizos han sido comprometidos por varios inversores ancla, mientras que el resto de la emisión de derechos está totalmente suscrito, dijo Lehmann.

La renovación de la estrategia de Credit Suisse el mes pasado fue la segunda en un año, después de que el anterior dúo directivo, Antonio Horta-Osorio y Thomas Gottstein, no consiguiera frenar las pérdidas ni convencer a los inversores de que el banco iba por el buen camino.

Aparte de las declaraciones de independencia, los analistas no están del todo convencidos de que el plan de reestructuración presentado la semana pasada sea suficiente. La importante lista de problemas legales, la escasa rentabilidad y el éxodo del personal directivo limitan el atractivo del banco para posibles pretendientes e inversores del mercado de capitales.

Lehmann, de 63 años, es un suizo que pasó casi dos décadas en Zurich Insurance antes de pasar por UBS Group AG (UBS). Desde que se incorporó al consejo de administración de Credit Suisse a finales de 2021, ha aportado un estilo más modesto para afrontar las dificultades del banco. Asumió el papel de presidente en enero, prometiendo prescindir de “anuncios y promesas grandiosas”, en favor de “la humildad y la ejecución consistente.”

Tras el anuncio de la ampliación de capital, el propio Lehmann compró acciones por valor de US$1 millón para mostrar su confianza en la estrategia del banco, según informó Bloomberg el lunes.

Credit Suisse también está empezando a reducir su plantilla en 2.700 puestos en el cuarto trimestre, y finalmente la recortará en un 17%, o aproximadamente 9.000 puestos. Lehmann no quiso detallar qué regiones se verán más afectadas por los recortes de plantilla.

PUBLICIDAD

Lehmann eludió una pregunta sobre si aceptar la inversión del prestamista saudí, que pertenece en un 37% al fondo soberano del reino, atraería la ira de los gobiernos de Estados Unidos y Suiza por su historial de derechos humanos.

“Estamos muy contentos de tener un inversor como el Banco Nacional Saudí. Es una institución privada, y creo que también es una región que está creciendo”, dijo. Lehmann también se mostró optimista sobre las perspectivas de crecimiento en la región de Asia-Pacífico, y rechazó cualquier sugerencia de que la entidad de crédito esté considerando reducir su compromiso con China, dada la caída del crecimiento del país y las preocupaciones geopolíticas.

Flujos de riqueza

“Creo que la región tiene un crecimiento inherente”, dijo Lehmann, y añadió que la empresa sigue de cerca las tensiones geopolíticas. “Hong Kong seguirá desempeñando un papel preeminente como centro financiero mundial: estamos y seguiremos comprometidos con ello”.

PUBLICIDAD

El CEO de Deutsche Bank AG, Christian Sewing, advirtió en un discurso pronunciado en septiembre que las crecientes tensiones entre China y Estados Unidos han creado un riesgo considerable para Alemania. Instó a las empresas alemanas a reducir su dependencia de China, pero advirtió que la medida requerirá “un cambio no menos fundamental que la desvinculación de la energía rusa”.

La rama de gestión de patrimonios del banco se ha estabilizado después de que lo que Lehmann calificó de “tormenta en las redes sociales” hiciera que algunos inversores retiraran su dinero del banco. “Anticipo que tendremos más entradas en las próximas semanas y meses”, dijo. “Tenemos muchos clientes que nos dijeron que volverían”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD