Argentina

Comprar dólar oficial y vender dólar blue: cómo se desplomó la ganancia del puré, mes a mes

La adquisición de divisa a través del home banking para su posterior venta en cuevas ya no es rentable. ¿Cómo fue variando la relación entre enero y noviembre?

Dólar, una obsesión argentina.
02 de noviembre, 2022 | 05:00 AM

La crisis económica que atraviesa Argentina ha llevado a que muchas personas, aún con empleos formales, tengan que utilizar rebusques para que alcance el salario. Y uno de ellos es la operatoria conocida como puré, que consiste en comprar dólar a precio oficial y venderlo en el mercado ilegal.

En algunos momentos del año este pase de manos generó ganancias más o menos significativas para quienes la realizaban el primer día del mes, pero con la devaluación oficial encareciendo el dólar home banking más de un 6% mensual y el dólar blue relativamente planchado, la transacción ha dejado de tener mucho sentido.

Con valores al 1° de noviembre, comprar dólar a través de home banking cuesta $270,80, mientras que la punta compradora del blue se ubica en $286. Es decir, que aquella persona que compró US$200 en el mercado oficial y se dio vuelta para revenderlo en el paralelo ganó tan solo $3.040.

PUBLICIDAD

Cuánto rindió el puré, mes a mes

El puré atravesó por distintas etapas a lo largo del 2022 y hubo incluso meses en los cuales no tuvo sentido hacerlo porque fue directamente negativo (abril, mayo, junio), dado que en el primer semestre el dólar paralelo estuvo planchado mientras avanzaba la devaluación oficial.

Bloomberg Línea elaboró un resumen de cuánto ganó en cada momento del año una persona que compró US$200 el primer día hábil de cada mes, es decir, cuando se libera el cupo. No obstante, no se puede tener una mirada lineal al analizar cuál fue el mes en que más se ganó, ya que entre enero y septiembre el país acumuló, aproximadamente, una inflación del 77%. Por ende, no hay que ahogarse en la nominalidad.

  • Enero 2022: la persona que adquirió US$200 al oficial (a $189,84) el 1° día hábil del mes y los vendió en el paralelo (a $202 la punta compradora de las cuevas) ganó $2.432.
  • En febrero 2022 la ganancia fue de $3.182 ($194,09 el dólar ahorro y $210 la punta compradora de las cuevas).
  • En marzo 2022 la ganancia fue de apenas $734, ya que comprar dólar en home banking costaba $198,33 y los arbolitos lo compraban a $202.
  • En abril, mayo y junio el puré no existió, ya que en los tres principios de mes el dólar blue estaba por debajo del dólar ahorro.
  • En julio 2022, y tras la crisis generada por la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía, el puré volvió a ser positivo. La ganancia en este caso fue de $1.258 ($228,71 en homebanking y $235 la punta compradora en cuevas).
  • En agosto 2022, el puré dio el mayor rendimiento nominal y real del año al otorgar $8.562 a quienes lo operaron. El blue recogió toda la inestabilidad que se vivió durante la gestión de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía y arrancó el octavo mes del año en $272 para la compra. En tanto, para el primer día hábil de ese mes, el dólar ahorro costó $229,19.
  • En septiembre 2022, la ganancia que obtuvo quien realizó esta operatoria fue de $7.866. Compró a $240,67 y vendió a $280.
  • Hacer puré en octubre 2022 otorgó una ganancia de $4.742. Comprar costó $256,29 y vender otorgó $280.
  • Quien compró dólar ahorro el 1° de noviembre de 2022 y salió corriendo a venderlo a una cueva apenas $3.040.

Es decir desde los $8.562 de agosto a los $3.040 de noviembre, el rendimiento del puré cayó un 64,5% en términos nominales. Además, la plata vale menos desde entonces, ya que entre agosto y octubre se acumuló una inflación del 21%.

PUBLICIDAD

De esta forma, hacer puré en noviembre permite, apenas, comprar dos entradas para el cine, yendo a un complejo relativamente económico.

Tener en cuenta la devolución de ganancias

El llamado dólar ahorro se compone de la cotización minorista del dólar, más un 30% de impuesto PAÍS y otro 35% de adelanto en concepto de impuesto a las ganancias. Este último agregado es deducible del tributo. Y quienes no pagan ganancias, pueden pedir su devolución.

No obstante, el reintegro de ese 35% suele llevar varios meses y hasta un año, por lo que con una inflación viajando al 83% anual sabe a poco. No obstante, para quien compra dólares pensando en atesorar es una buena noticia cuando recibe unos pesos extra en su caja de ahorro.

Quienes a la ecuación financiera de cuánto les rinde el puré le añadan esta variable verán que la ganancia es algo superior a la que se mencionó en el apartado anterior, aunque deberán tener paciencia.

PUBLICIDAD