Colombia

Hidroituango, en el dilema por los riesgos de operar y las multas por no hacerlo

Desde distintos frentes se pide no forzar la entrada el 30 de noviembre, pero no hacerlo puede significar la exigibilidad de garantías por casi $1 billón a EPM

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
02 de noviembre, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — Empresas Públicas de Medellín tiene que poner las unidades 1 y 2 de Hidroituango en funcionamiento antes del 30 de noviembre, pero hacerlo aún no es claro si acarreará riesgos operativos. Lo que sí está claro es que no hacerlo hará exigible una garantía que puede estar rondando el billón de pesos.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

Es claro que Hidroituango reviste una importancia especial de cara al futuro energético de Colombia, pues se espera que aporte cerca del 17% de la energía en el país, no obstante, si no entra a finales de este mes no hay riesgo de que haya escasez energética.

PUBLICIDAD

Al revisar los datos de XM se observa que el nivel de los embalses promedia el 86% y que los aportes hídricos aumentan al 125%. Por regiones los embalses de Antioquia son los que albergan mayores reservas hídricas (arriba del 95%), mientras que los más bajos están en el Valle, aunque estos son del 70%.

Alejandro Lucio, director de Óptima Consultores y expresidente de Derivex, asegura que “en términos de energía, si se aplaza la entrada en operación un par de semanas y hasta un par de meses quizá, no es grave, porque estamos cómodos en cuanto a embalse agregado y recursos hídricos”.

No obstante, Lucio advierte que el panorama no es igual de tranquilo cuando se piensa en lo que significa para EPM postergar la entrada en operación de las primeras 2 unidades de generación.

PUBLICIDAD

“Para EPM si es un tema muy delicado porque tiene la entrada en operación de esas unidades algunas obligaciones y entre ellas está la exigibilidad de unas garantías que son de alrededor de US$200 millones y a la compañía eso sí le pegaría mucho, y no es solamente el tema de esa garantía, sino que, además, dejaría de percibir el ingreso por el cargo por confiabilidad, y eso sería un golpe muy duro para la compañía, agregó Lucio.

La garantía que se le haría exigible a EPM es cercana a los US$190 millones, aunque la compañía no ha dicho exactamente de cuánto. Teniendo en cuenta el alza del dólar en Colombia, que cerró la jornada del 1 de noviembre sobre los $5.000, sería de unos $950 mil millones.

Pero hay que tener en cuenta que dejar de percibir el cargo por confiabilidad es otro golpe a las finanzas de EPM, pues se estima que serían unos US$65 millones anuales durante 18 años.

Es por ello que el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, envió una carta al presidente Gustavo Petro para que este interceda ante la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) para evitar dichas sanciones a la empresa y evitar que se fuerce la entrada del proyecto sin tener plenas garantías de que no se corren riesgos innecesarios.

Pero más allá de las solicitudes del gobernador no parece ser una movida tan sencilla, pues sentaría un mal precedente con respecto a otras compañías.

“Eso es lo que pretende el gobernador, pero eso no es tan sencillo y trae muchas otras implicaciones. En la historia al mismo Hidroituango y a otros proyectos se les han ejecutado garantías por no entrar a tiempo y en ese orden de ideas si yo soy uno de esos inversionistas y hay una excepción para EPM me devolveré al Estado y le diré que a cuenta de qué le amplía plazos a una planta si a mí nunca me dejó. No me parece que sea tan sencillo que por decreto se haga una salvedad para Hidroituango cuando nunca se ha hecho, para eso hay un marco regulatorio”, agregó Lucio.

PUBLICIDAD

Igualmente enfatiza Lucio en que el lío con Ituango no es de corto sino de largo plazo dado el nivel actual de los embalses. Añade que solamente hacia marzo se reducirían a niveles de 50%, pero que justo ahí empezará la temporada invernal de abril y mayo. “El verdadero problema de Hidroituango es si se nos aparece un Fenómeno de El Niño por allá dentro de un año y aún no ha entrado”, dijo.

Y es que a pesar de los esfuerzos que se está haciendo por garantizar la entrada del proyecto, todo apunta a que los riesgos no permitirían a que se entrara en operación en los tiempos estipulados.

Javier Darío Toro, director del proyecto Hidroituango, dijo ante la Asamblea Departamental de Antioquia que “el gobernador, en una forma clara y contundente, le pidió al señor presidente que dé un plazo a EPM para que pueda iniciar la generación con las unidades 1 y 2 en un tiempo prudencial sin la presión y obligación perentoria del 30 de noviembre”.

Además, añadió que “el gobernador tiene una clara razón que lo asiste, no solamente por el valor económico de la garantía sino por el cargo de confiabilidad que se pierde. Tener en cabeza de unos funcionarios públicos semejante decisión de generar a partir del 30 de noviembre cuando las condiciones no están dadas todavía. Es claro que el proyecto es lo más importante y en este momento tiene una serie de riesgos que es importante manifestar, uno de ellos el uso continuo del vertedero”.

PUBLICIDAD