Pobreza en Argentina cerraría 2022 a la baja, pero sin recuperar niveles prepandémicos

Según un estudio privado, en el “mejor de los escenarios”, Argentina terminaría el 2022 con una tasa 0,2 puntos superior a la registrada en 2019

Photographer: Diego Levy/Bloomberg
05 de noviembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — La tasa de pobreza en Argentina cerraría el 2022 a la baja, pero permanecería por encima de los niveles registrados durante 2019, es decir, previo a la pandemia y a que asumiera Alberto Fernández como presidente de la Nación. Así lo indica un estudio privado, que asegura que el país solamente “recortará” el deterioro registrado a causa de la llegada de la crisis sanitaria del coronavirus.

El informe, elaborado por el Centro para la Concertación y el Desarrollo, el Instituto de Estadística de los Trabajadores (IET) y la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, consideró que “en el mejor de los escenarios, 2022 terminaría con una tasa de pobreza que estará 0,2 puntos por encima de la registrada en 2019″.

Fuente: UMET, IET y CCD.dfd

El análisis manifestó que 2019, el último del mandato de Mauricio Macri (2015-2019), se constituye como un año en el que la proporción de población por debajo de la línea de pobreza se había incrementado 7,8 puntos con relación a 2017, al pasar del 27,7% al 35,5%.

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram ---

PUBLICIDAD

Ello implica que solamente “se recortaría el deterioro acontecido tras la pandemia”, sostuvo el sondeo.

Sin embargo, destacó que “todos los escenarios muestran una reducción de la tasa de pobreza, básicamente porque las proyecciones de los agentes económicos asumen que la economía crecerá”.

Esto permitiría recortar el deterioro asociado a la pandemia, pero no permite descontar el avance de la pobreza que se dio durante 2018 y 2019″, expresó.

PUBLICIDAD

La evolución de los ingresos en Argentina

De acuerdo con el trabajo, entre el segundo semestre de 2017 y el segundo semestre de 2021, todos los estratos perdieron capacidad de compra.

A su vez, estimó que entre los dos últimos semestres, es decir, segundo del 2021 y octubre y marzo de 2022; todos recompusieron parcialmente la capacidad real de los ingresos.

Consideró, además, que hay una “notoria dispersión entre ingresos medios por estrato, aunque el rango se achica” porque en el período comprendido entre julio y diciembre de 2017, el estrato alto podía comprar 8,2 veces lo que podía adquirir el ingreso del estrato bajo, y esa relación pasó entre octubre de 2021 y marzo pasado a a 7,5.