Colombia

Los argumentos de la Aerocivil para objetar la integración de Avianca y Viva

No se aprobó la solicitud de excepción de empresa en crisis de Viva porque no se entregaron las pruebas suficientes

solicitaron formalmente su integración a la Aerocivil en agosto pasado
08 de noviembre, 2022 | 12:55 PM

Bogotá — Por generar riesgos para la competencia en el sector y para el bienestar de los consumidores, así como efectos adversos en el mercado, el Ministerio de Transporte y la Aeronáutica Civil objetaron la integración de Avianca, Fast Colombia S.A.S (Viva) y Viva Air Perú S.A.C (Viva Perú). Además, porque las aerolíneas no entregaron las pruebas suficientes que demostraran la excepción de empresa en crisis de Viva, lo que fue argumentado por las solicitantes.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

“No ha habido una sola persona, un solo tercero interesado, que haya presentado sus observaciones y no hayan sido tenidas en cuenta. Es una decisión en derecho. Reconocemos la dedicación del equipo de la Aerocivil, nos da absoluta confianza por su rigor”, indicó Guillermo Reyes, ministro de Transporte.

PUBLICIDAD

La Aerocivil concluyó que, de permitirse la integración propuesta se propiciaría que este grupo económico alcanzaría el 100% de la participación en 16 rutas nacionales, además que los indicadores económicos que se usaron para evaluar esta integración muestran un deterioro potencial considerable. “En términos de libre competencia, significaría un retroceso y volver a niveles que no se veían en el país hace más de 7 años”.

Asimismo que Viva, que ha sido un jugador relevante del mercado colombiano, ha dinamizado la competencia en el sector y se ha convertido en una alternativa valiosa para los consumidores colombianos y de la región, desaparecería como competidor independiente.

También dice la Aeronáutica que los otros competidores se enfrentarían a nuevas dificultades para crecer o incursionar en mercados afectados por mayores barreras de entrada y mayor poder de mercado. “Los consumidores podrían verse perjudicados en la medida en que el ente integrado (Avianca, Viva Air y Viva Perú) tendría más facilidades, incentivos y menores riesgos al aumentar sus precios, reducir frecuencias, cancelar rutas o reducir servicios complementarios, entre otros”.

PUBLICIDAD

Frente a la solicitud de excepción de empresa en crisis, que argumentó Avianca era la situación por la que atravesaba Viva, la Aerocivil resaltó que si bien se acreditó que Viva actualmente afronta una situación financiera relevante, las aerolíneas no probaron que la crisis económica sea de tal magnitud que afecte su viabilidad en el mercado y, por consiguiente, esté condenada a salir del mismo de manera inminente e inevitable.

“En lo que respecta a la búsqueda de alternativas, a través de opciones diferentes a la venta o acudir a otros compradores menos anticompetitivos, Viva no probó que haya explorado y agotado otras alternativas y que las mismas hayan resultado inviables. Por ejemplo, en el expediente no reposan pruebas que acrediten que Viva solicitó préstamos a entidades financieras y/o envió ofertas a posibles compradores como fondos de inversión o grupos de inversionistas”, describió Alexandra Palomino, directora de Transporte Aéreo y asuntos aerocomerciales de la Aerocivil.

Y esa línea que las aerolíneas tampoco probaron que el daño a la competencia generado por la transacción era menor que aquel que provocaría la salida del mercado de Viva. “Por el contrario, Avianca y Viva se limitaron a relatar los efectos de la supuesta salida del mercado de Viva, pero no compararon los mismos con los efectos que generaría la aprobación de la transacción”.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que Avianca y Viva tenían la carga de probar el cumplimiento de todos los requisitos de la excepción de empresa en crisis, y en este caso la aplicación de aquella excepción era el sustento de aprobación de la transacción proyectada, la misma fue objetada.

Las reacciones

Luego de conocer la decisión de la Aerocivil, Viva indicó que la reciben de forma respetuosa pero con sorpresa porque la alianza en sí misma hubiera constituido un respaldo a la continuidad del modelo de bajo costo en la región. Adicional a eso, que revisarán las alternativas que tienen, “dado que esta alianza es necesaria para la continuidad de Viva, seguir potenciando la conectividad aérea del país a precios bajos y la fuente de trabajo de los más de 5.000 colaboradores directos e indirectos de Viva”.

Y que mientras tanto seguirán operando “como lo hemos hecho a lo largo de nuestros diez años de operaciones, y en estos últimos meses a pesar del difícil entorno macroeconómico que enfrentamos, comprometidos con promover la inclusión aérea en Colombia y la región, de la mano de nuestro modelo ‘súper bajo costo’ que ha generado mayores niveles de conectividad y desarrollo para el país y la región”.

PUBLICIDAD