Argentina

Proyección dólar blue 2022: por qué todavía no se dispara y cuándo podría despertarse

La medida con la que el Gobierno pretendía incentivar los consumos con plástico por parte de los turistas no residentes todavía no se implementó, por lo que no le estaría quitando oferta

El blue podría subir por la implementación del nuevo dólar para turistas extranjeros.
15 de noviembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — El dólar blue aún no se dispara. Pese a que hace dos semanas la proyección era de un nuevo recorrido alcista para la divisa que se opera en el mercado informal de la Argentina, tras la decisión del Gobierno que apuntaba a que los turistas no residentes pudieran acceder a un tipo de cambio más alto al realizar pagos con tarjeta, el precio del dólar blue no se aleja de los niveles que viene mostrando hace un mes y se mantiene por debajo de los $295 para la venta.

El motivo de ello podría encontrarse precisamente en el hecho que la medida con la que el Gobierno pretendía incentivar los consumos con plástico por parte de los turistas, y en el circuito formal, aún no se implementó.

A pesar de que fue anunciada hace casi dos semanas, y a que se informó que entraría en vigencia el viernes 4 de noviembre, el nuevo mecanismo para que los gastos de los turistas se liquiden al valor del dólar MEP no está en marcha. Así lo reportaron usuarios de tarjetas extranjeras en los últimos días, a través de mensajes publicados en redes sociales.

PUBLICIDAD

Según pudo saber Bloomberg Línea, la Comunicación A 7630 –con la que el Banco Central (BCRA) reglamentó la medida que había anunciado el equipo económico el pasado 2 de noviembre– no establece una obligatoriedad para las empresas operadoras de pagos con tarjeta. Es decir, pueden optar por no ofrecer esta posibilidad para sus clientes si es que así lo decidieran.

Sin embargo, dentro del equipo económico esperan que lo hagan, ya que implicaría tanto un beneficio para sus clientes como un negocio para la compañía, dado que percibirán una comisión por ese cambio. Por ello confían en que lo ofrecerán lo antes posible.

Consultadas al respecto, las principales compañías del sector evitaron mayormente hacer comentarios. Dos de ellas derivaron la cuestión a la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra (ATACYC), que no respondió a la consulta de Bloomberg Línea. Apenas una de las firmas consultadas reconoció que las marcas, con los adquirentes y otros actores están trabajando en el tema, pero no dieron precisiones respecto de cuándo podría estar vigente.

PUBLICIDAD
La brecha cambiaria atenta contra el ingreso de dólares por la vía formal en la Argentinadfd

¿Cuál es la relevancia para la cotización del dólar blue?

La medida apuntaba a que los turistas ya no se vieran tentados a acudir al mercado informal, o blue, para cambiar sus divisas. Por eso es que analistas marcaban que, si la determinación tenía éxito, podía hacer que se desinflara la oferta en un mercado que, según se estima, mueve unos US$3 millones diarios. Quitar esa oferta por parte de los turistas no residentes, por lo tanto, podía implicar un incremento de la presión alcista a la cotización del blue.

Ocurre que, según estimaciones del Ministerio de Turismo de la Nación, entre el 1 de enero y el 14 de octubre de este año, los turistas no residentes realizaron gastos en el país por unos US$2.320 millones. Pero apenas un 14% de esos dólares se canalizan a través del rubro “viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta”.

¿Cómo impactaría en las reservas del BCRA?

Por cómo se anunció, la medida implicaría un cambio de flujos dentro de dólares paralelos. Esto significa que parte de los dólares que hoy van hacia el mercado del dólar blue se trasladarían al canal de los dólares financieros. Eso significa que, en el mejor escenario, esta decisión haría que crezcan las reservas brutas del Banco Central (BCRA), pero no las netas.

Si esos dólares van por la vía del dólar MEP, crecerían los depósitos en dólares haciendo que, a su vez crezcan el nivel de efectivo mínimo (encajes). Para que haya un aumento de las reservas netas, el BCRA debería comprarlas en el mercado de cambios. La medida, entonces, debería haber apuntado en la misma dirección que el Programa de Incremento Exportador, que el Gobierno puso en marcha en septiembre y que implicaba reconocerle al complejo sojero un precio diferencial de $200 por cada dólar exportado. Para ello, cabe recordar, estimaciones privadas indicaron que el BCRA debió emitir más de un billón de pesos en menos de un mes.

PUBLICIDAD