Transición fiscal: ¿a qué se refieren los petroleros con su propuesta a Petro?

En medio de las dudas sobre el petróleo, el peso colombiano ha alcanzado mínimos históricos frente al dólar y ya se ha restado un 18,27% en lo corrido del año

La refinería de Ecopetrol en Barrancabermeja, Colombia, el martes 15 de febrero de 2022.
18 de noviembre, 2022 | 12:01 AM

Lea esta historia en

Inglés

Bogotá — Colombia requiere avanzar en una transición fiscal antes de que opte por cortar la exploración de crudo para evitar impactos en su balanza de pagos en un momento en el que “los mercados analizan y toman sus decisiones”, dijo en entrevista con Bloomberg Línea el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios de Petróleo, Gas y Energía (Campetrol), Nelson Castañeda.

El ejecutivo manifestó que, si bien el plan del Gobierno colombiano de analizar el futuro de los nuevos contratos de exploración petrolera en función del equilibrio de las finanzas públicas es una “buena noticia”, considera que es importante que “la decisión sea en el corto plazo para que esta industria siga teniendo la dinámica en paralelo con la transición energética”.

En medio de esta coyuntura, el peso colombiano (COP) ha alcanzado mínimos históricos frente al dólar y ya se ha restado un 18,27% en lo corrido del año, el segundo peor desempeño entre las monedas de Latinoamérica después del peso argentino, que se ha depreciado un 36,89%.

Nelson Castañeda considera que las dudas sobre el futuro de los contratos de exploración petrolera sí están impactando el precio del dólar, pero matizó que la actual depreciación del peso colombiano depende de muchas variables, incluidas, por su puesto, las externas.

PUBLICIDAD

Aun así, considera que sí es importante que la Administración de Gustavo Petro haga sus análisis con respecto a estos contratos con “información veraz y científica” para revisar las variables que van a determinar la toma de esta decisión.

De acuerdo al Ministerio de Minas y Energía, Colombia cuenta con más de 147 contratos en fase de explotación, se producen alrededor de 750.000 barriles de petróleo día y 1.100 millones de pies cúbicos día, y dispone de unas reservas probadas para 7,6 y 8 años de petróleo y gas respectivamente.

Nelson Castañeda, presidente de Campetrol

“Entonces tenemos que darle el tiempo (al Gobierno) para que hagan sus análisis y ojalá pues sigamos teniendo una industria que le aporta el 23% de la inversión extranjera directa al país, el 9% de la participación en el presupuesto nacional, genera 100.000 empleos directos y 550.000 indirectos”, mencionó.

PUBLICIDAD

Cuestionado por la posibilidad de que se dé una fuga de capitales en la industria, el directivo manifestó que “en este momento Colombia tiene el pico de actividad más alto”, inclusive en comparación al período prepandemia.

En este sentido, explicó que la cadena de valor de la industria habrá invertido más de US$5.200 millones para el remate de año.

Aun así, advirtió que las “compañías de bienes y servicios siempre están visualizando el portafolio de los países de la región y donde sea más competitivo mueven sus capitales”.

“Consideramos que va a ser un año muy bueno y lógicamente las compañías tomarán decisiones en su momento en la medida en la que tengan contratos para ejercer su actividad”, manifestó.

Transición fiscal

En este punto se refirió a la necesidad que tiene el país de poder generar esa transición fiscal que le permita dar pasos más firmes en su proceso de dejar al petróleo, por medio de la diversificación de su canasta exportadora.

“Antes de frenar o bajarle el ritmo a la producción de hidrocarburos tenemos que en paralelo generar una transición fiscal, de emprendimiento y de recapacitación en los territorios”, opinó.

Este paso, según el directivo, es vital para evitar choques en las economías de los departamentos si se tiene en cuenta que territorios como el Meta, el mayor productor de crudo en este momento, depende en un 79% de las regalías que genera el petróleo, mientras que en el caso de Casanare se calcula en un 37% y de Santander en un 28%.

PUBLICIDAD

“No debemos dejar de exportar (petróleo) y lógicamente seguir creciendo en los renovables para tener más capacidades de exportación y traer divisas para el país, que tanto necesitamos para salvar esa brecha social de los colombianos que están en este momento en condición de pobreza”, apuntó.

En una reciente entrevista con Bloomberg Línea, el director de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda, manifestó que “el objetivo de diversificar la canasta exportadora para no depender tanto del petróleo tiene sentido. Pero eso toma tiempo y recursos, salvo que se decida marchitar a la industria y reducir así su porcentaje en la balanza comercial”.

“Sustituir los recursos que la industria aporta por impuesto de renta, dividendos de Ecopetrol y derechos económicos requiere de un incremento en los aportes de otros sectores económicos, lo que no es fácil prever en el corto plazo. Y una tercera parte de los recursos de inversión de la regiones depende de la regalías y sustituir estas tampoco es fácil”, señaló.

“El reto está en ampliar la participación de la electricidad en la matriz energética a fin de sustituir gradualmente los combustibles líquidos. Pero esto solo pasará una vez Colombia avance en la transformación de su parque automotor, lo que no ocurrirá totalmente antes de 30 o 40 años, salvo una disrupción tecnológica. Por eso, al pensar en la transición energética debemos ser realistas y tener en cuenta que Colombia continuará -al igual que el resto del mundo- demandando combustibles líquidos durante muchos años”, opinó.

PUBLICIDAD

Al presidente de Campetrol no dejan de preocuparle los posibles efectos de la reforma tributaria, cuya conciliación fue aprobada por la Plenaria de la Cámara de Representantes y ya pasó a sanción presidencial.

Se estima que entre un 30% y 50% de los nuevos ingresos de la reforma tributaria, que busca recaudar $20 billones a partir del 2023, provendrán del sector petrolero y minero. Esta además, niega la deducibilidad de las regalías a las industrias extractivas en el impuesto de renta.

PUBLICIDAD

“Nuestra preocupación es que si le quitamos la capacidad de inversión a las compañías operadoras, el efecto dominó se va a ver en las empresas de bienes y servicios y finalmente en las regiones en donde ejecutamos los proyectos”, remató el directivo.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram