Negocios

Pemex y CFE apuestan por exportar gas mientras México es importador neto

El país importa 70% de su demanda doméstica de gas natural, insumo primordial para la generación de electricidad

El barco Asia Vision que transporta Gas Natural Licuado (GNL) en la terminal Sabine pass en Texas, Estados Unidos.
01 de diciembre, 2022 | 07:34 PM

Lea esta historia en

Inglés

Ciudad de México — Las empresas estatales Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, conocidas como Pemex y CFE, están dando sus primeros pasos para entrar al negocio de exportación de Gas Natural Licuado (GNL), aunque México es un importador neto de gas natural y el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene como política la autosuficiencia en energéticos.

México consume 8.362 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, de los cuales, 5.842 millones o 70% del total es importado y apenas 2.521 millones o 30% es producción de Pemex de acuerdo con los datos más recientes disponibles de la Secretaría de Energía (Sener).

La estrategia de las compañías estatales se apoya sobre su socia New Fortress Energy, empresa estadounidense con la cual han iniciado acuerdos por separado para desarrollar proyectos de GNL en el Golfo de México y enviarlo a mercados en Europa y Asia.

PUBLICIDAD

“Hay mucha demanda doméstica no atendida que creo que podría ser mejor receptora de ese gas, y que compitiendo por precio lo podría pagar mejor”, dijo David Rosales, analista de la firma Elevation Ideas y exdirector general de gas natural y petroquímicos en la Sener.

La invasión de Rusia a Ucrania desencadenó sanciones a este país que suministraba 40% del gas a Europa antes de que iniciara el conflicto armado, esta situación fortaleció la oportunidad para CFE y Pemex de exportarlo.

El Gobierno de López Obrador conoce las consecuencias de ser un importador neto de gas. En febrero de 2021, una tormenta invernal paralizó a la industria petrolera de Texas, el principal proveedor de gas de México, y la CFE tuvo que realizar cortes de electricidad en 26 estados del país que afectaron a más de cuatro millones de habitantes.

PUBLICIDAD

¿Qué tan grande es la dependencia de México con el gas importado?

México genera casi 60% de su electricidad con gas natural, mayoritariamente importado desde Estados Unidos vía gasoductos.

CFE, a través de su filial CFEnergía, ya había manifestado su intención de exportar gas natural con la capacidad de transporte que le sobra, como es el caso del gasoducto marino Tuxpan-Texas.

Aunque el país tiene la posibilidad de utilizar otros combustibles fósiles como el combustóleo, pero su costo es el doble frente al gas natural que oscila los US$ 8 dólares por Millón de Unidades Térmicas Británicas (MMBTU), según datos de la Sener. El diésel, Gas Licuado de Petróleo o GNL son de tres a seis veces más caros.

La crisis de gas natural en 2021 costó a CFE casi US$ 3.500 millones, incluso ocasionó una demanda del gigante financiero Goldman Sachs a la empresa mexicana por US$400 millones ante adeudos por transacciones de gas natural.

Otra opción para México es incrementar la producción de gas en bloques terrestres a través de la fractura hidráulica o fracking, pero AMLO se ha opuesto directamente por la cantidad de agua requerida en estados con sequía.

La única excepción de producción que hizo el Gobierno de AMLO fue volver a las aguas profundas, zona fuertemente criticada por su falta de resultados, con el proyecto de Lakach con el que pretende producir 300 millones de pies cúbicos diarios en un horizonte de 10 años, de los cuales, 190 millones será para que New Fortress Energy lo venda en el extranjero y los 110 millones restantes para la demanda nacional de México .

PUBLICIDAD

“La verdad sea dicha Pemex siempre se queda largo con sus estimados” comentó el CEO de la consultora Talanza Energy.

El analista agregó que la estimación de producción puede depender mucho del precio futuro del gas natural, pues un precio alto podría generar más producción, pero también en el sentido contrario.

La Secretaría de Energía incluso intentó atar a las empresas privadas para que compren gas a CFE y Pemex, pero la Suprema corte de Justicia de la Nación suspendió.

Bloomberg Línea consultó a la Sener, encargada de la política energética de México, sobre el tema pero no obtuvo respuesta.

PUBLICIDAD