Tecnología

Los taxis sin conductor se expanden en China

Con su programa Apollo, Baidu Inc. permite a sus usuarios pedir y usar un robotaxi totalmente automatizado. Ya ha realizado más de 1,4 millones de trayectos públicos

Robotaxis
Por Bloomberg News
01 de enero, 2023 | 09:44 AM

Bloomberg — La respuesta china al gigante de los motores de búsqueda, Google, está trazando el camino de los vehículos sin conductor en el mayor mercado de vehículos eléctricos del mundo.

Con su programa Apollo, la empresa Baidu Inc. permite a sus usuarios pedir y usar un robotaxi totalmente automatizado. Ya ha realizado más de 1,4 millones de trayectos públicos y está ampliando su red, que ya abarca decenas de kilómetros cuadrados a lo largo de 10 ciudades importantes, entre ellas Wuhan y Chongqing.

En el 2023, la empresa pretende tener la mayor área de servicio autónomo mundial, una meta ambiciosa si se tiene en cuenta que tiene que completarse con Cruise, la unidad de robotaxis de General Motors Co. (GM) en plena expansión, y Waymo, con base en California. Baidu también está siendo desafiada en China por competidores como WeRide y Pony.ai.

PUBLICIDAD
Autónomodfd

La velocidad de los avances se aprecia en una sala de exposiciones de la empresa en el distrito de Yizhuang, donde se exhibe el primer modelo autónomo, un 4x4 pequeño, rojo y cuadrado, provisto de vigas de acero para alojar los sensores lidar y una cámara, que se contrapone a un elegante todoterreno de color blanco cuyo lanzamiento está previsto para 2023. En las proximidades, una sala que parece inspirada en la fábrica de Willy Wonka está tapizada del suelo al techo con códigos QR que sirven para ensayar y entrenar los equipamientos y sistemas instalados en los automóviles.

Aunque esta tecnología es apasionante, desplazarse en uno de estos vehículos por Pekín es sorprendentemente sencillo. Recientemente, a través de la aplicación blanca y verde de Baidu, un taxi sin chófer apareció en pocos minutos y el precio, que ofrecía un descuento de promoción, era económico: 4 yuanes (57 centavos de dólar) por un trayecto de diez minutos.

La flota de robotaxis de la compañía utiliza el modelo Arcfox aT producido en masa que está mejorado con una serie de sensores. El vehículo sigue el límite de velocidad diligentemente, se incorpora temprano al tráfico y gira suavemente en las amplias avenidas, en su mayoría vacías, que rodean sus instalaciones. Cuando un ciclista sale precipitadamente de una acera, el robotaxi aprieta los frenos hasta que este haya cruzado bien.

PUBLICIDAD

Debido a que Baidu actualmente usa modelos regulares diseñados para un automovilista humano, viajar en la parte trasera ofrece la visión desconcertante de un volante girando como si un fantasma lo hiciera girar. Los monitores en la cabina trasera se suman al efecto, mostrando las mismas imágenes que interpreta el automóvil: peatones, vehículos, bicicletas, autobuses y trenes, todos representados en figuras que se parecen más a las piezas del juego Monopolio. Otro viaje de 10 minutos por la ciudad es igualmente suave, silencioso y sin dramas.

Para los operadores de China, sin embargo, existe un obstáculo potencial por delante. En octubre, EE.UU. impuso controles más estrictos sobre las exportaciones de algunos chips y equipos de fabricación de chips a la nación para evitar que desarrolle capacidades que podrían convertirse en una amenaza militar, como las supercomputadoras y la inteligencia artificial.

Códigos QRdfd

Eso podría afectar a la industria de la conducción autónoma, que entrena su inteligencia artificial en plataformas en la nube que dependen de los chips avanzados afectados por los controles, dijo Bao Linghao, analista de Trivium China Ltd. Si las empresas chinas ven limitada su potencia informática, eso podría eventualmente obstaculizar los esfuerzos de Baidu y sus rivales locales para seguir el ritmo de Waymo de Alphabet Inc. (GOOGL), que ya lidera en términos de millas de vehículos probados. “A largo plazo, será un gran problema”, dijo Bao. “Si se limita el poder de cómputo de IA de China, eso pondría a las empresas chinas de IA en desventaja en la línea de partida”.

Baidu, que tiene casi el triple de millas de prueba en carretera que sus principales competidores nacionales, ve un efecto inmediato limitado. En última instancia, la firma espera que el sector automotriz de China se vuelva menos dependiente de las importaciones.

vehículo autónomodfd

“Para la parte de nuestros negocios que necesitan chips avanzados, ya tenemos suficientes existencias disponibles para respaldar nuestro negocio a corto plazo”, dijo Robin Li, presidente de Baidu, durante una llamada de ganancias el mes pasado.

Por el momento, Baidu, que está cambiando cada vez más su enfoque hacia la inteligencia artificial y los vehículos autónomos después de que sus ingresos publicitarios principales se redujeran, considera que los taxis robotizados son la mejor oportunidad a corto plazo. Se está preparando para aumentar la producción de la línea Apollo y ha ganado contratos con ciudades como Catón para construir infraestructura digital para las calles de la ciudad. Los inversores también pueden esperar ver “contribuciones de ingresos significativas” de los negocios de soluciones para automóviles de Baidu, que implican principalmente la venta de software de asistencia a la conducción, a partir de 2024, dijo Li.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD