Biden y el gobernador de Texas se enfrentan por inmigración en la frontera con México

Abbott criticó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusando a su Gobierno de transportar a inmigrantes desde el sur de México hasta la frontera

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, saluda a Greg Abbott, gobernador de Texas, en el Aeropuerto Internacional de El Paso en El Paso, Texas, EE. UU., el domingo 8 de enero de 2023. Fotógrafo: Paul Ratje/Bloomberg
Por Josh Wingrove
08 de enero, 2023 | 08:13 PM

Bloomberg — El presidente Joe Biden fue confrontado en el aeropuerto de El Paso el domingo 8 de diciembre por el gobernador de Texas, Greg Abbott, quien exigió en una carta entregada en mano que Biden actúe de inmediato para detener la inmigración no autorizada, incluso construyendo más muros en la frontera.

Abbott dijo a los periodistas que en su carta a Biden, describió “el caos que su negativa a hacer cumplir las leyes fronterizas” ha causado en Texas y exigió una represión estadounidense contra los migrantes que cruzan a EE. UU. fuera de los puertos de entrada o viven en el país sin autorización.

“Necesita intensificar y tomar medidas rápidas”, dijo el gobernador. El presidente, dijo, respondió que “quería trabajar con nosotros en esto”.

Biden estaba en Texas para su primera visita a la frontera como presidente. Desde que asumió el cargo, EE. UU. ha experimentado un gran aumento de inmigrantes que intentan cruzar la frontera suroeste.

PUBLICIDAD

La administración Biden dice que muchos de ellos están huyendo de gobiernos despóticos y privaciones económicas en sus países de origen, pero los republicanos han calificado la situación de crisis y exigieron que el presidente detuviera la afluencia.

Después de hablar brevemente con Abbott, Biden visitó a los agentes y líderes de la Patrulla Fronteriza en el Puente de las Américas, uno de los puertos de entrada más concurridos de EE.UU.

Más de 1.000 migrantes al día a veces pasan por el centro, le dijeron a Biden, y le pidieron al presidente más dinero para proporcionar alimentos y kits con artículos como calcetines y jabón.

PUBLICIDAD

“Necesitan muchos recursos. Y los vamos a conseguir”, dijo Biden a los periodistas.

No se vio al presidente reuniéndose con ningún migrante. Su encuentro con el gobernador de Texas marcó el tono de los eventos del día.

Abbott, un republicano, se ha convertido en uno de los críticos más feroces del presidente demócrata sobre la inmigración a medida que se han disparado los cruces fronterizos.

Durante el último año, ha llevado en autobús a inmigrantes de Texas a ciudades dirigidas por demócratas en repetidas ocasiones para protestar por lo que él llama inacción federal en la seguridad fronteriza. La Casa Blanca ha criticado la medida como un truco que explota a las personas vulnerables.

Varias horas después de recibir la carta de Abbott, Biden les dijo a los periodistas que aún no la había leído.

Abbott también criticó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusando a su Gobierno de transportar en autobuses a inmigrantes desde el sur de México hasta la frontera con EE.UU. El gobernador de Texas calificó la práctica de “reprensible” y dijo que “AMLO debe responder” por ello.

“México debe ser un socio de Texas en el proceso de inmigración”, dijo.

PUBLICIDAD

Biden se reunirá con AMLO y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el lunes y martes en la Ciudad de México.

Abbott y otros republicanos dicen que la crisis migratoria se ve alimentada por el rechazo de Biden a las medidas de línea dura que adoptó su predecesor, Donald Trump, para detener los cruces fronterizos y su actitud más acogedora hacia los refugiados y las personas que buscan asilo.

Al mismo tiempo, los legisladores republicanos se han negado a considerar las propuestas de Biden para reformar el sistema de inmigración de la nación. El presidente dice que eso muestra que los republicanos están más interesados en mantener vivo el tema como una controversia candente mientras se preparan para desafiar la reelección esperada de Biden en 2024.

Mientras tanto, EE. UU. continúa empleando controles fronterizos de la era de la pandemia conocidos como Título 42 para expulsar rápidamente a los migrantes. El presidente Biden reconoció que no hay una solución fácil el jueves cuando anunció nuevas medidas para abordar la situación fronteriza.

PUBLICIDAD

“Nuestros problemas en la frontera no surgieron de la noche a la mañana y no se van a resolver de la noche a la mañana. Es un problema difícil”, dijo Biden. Pero también criticó a los republicanos por lo que calificó de discursos “incendiarios” sobre la migración y los instó a trabajar de manera transversal para aprobar leyes de inmigración y fondos adicionales para la seguridad fronteriza.

“La reforma migratoria solía ser un tema bipartidista. Podemos hacerlo de esa manera otra vez. No solo es lo correcto, es económicamente inteligente”, dijo Biden. “Es tan fácil hacer demagogia en este tema”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Abbott describió las propuestas en su carta como una solución a la crisis inmediata.

“Durante todo este tiempo, Joe Biden no me llamó, no me llamó, ni su personal llamó para informarnos sobre su visita o para invitarnos, hasta anoche”, dijo Abbott anteriormente en “Sunday Morning” de Fox News.

“Recibimos un correo electrónico a uno de los miembros de mi personal preguntándome si estaría allí para encontrarme con él en la pista”.

PUBLICIDAD

Un funcionario de la Casa Blanca confirmó que Abbott fue invitado a reunirse con Biden el sábado.

En su carta, Abbott exigió que el presidente comience a detener a más inmigrantes y deje de otorgarles libertad condicional mientras resuelven los procedimientos de inmigración, permita que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) deporte a más inmigrantes no autorizados que ya viven en EE.UU., la. construcción de muros en Texas y designar a los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas extranjeras.

“Ha violado su obligación constitucional de defender a los estados contra la invasión mediante la fiel ejecución de las leyes federales”, escribió Abbott.

Biden asumió el cargo con la promesa de suspender la construcción del muro fronterizo de Trump, y muchas de las otras propuestas de Abbott, si se promulgaran, enfadarían a los defensores de los inmigrantes y a los legisladores del partido del presidente.

Lea más en Bloomberg.com